Entrevista a Juan-Manuel García Ramos, presidente del Partido Nacionalista Canario (PNC)

García Ramos (PNC): “Canarias ha de aprender del PNV; nosotros también tenemos fueros, historia y geografía”

Mira con atención los pasos que da el PNV puesto que considera que los vascos han logrado articular un movimiento más “riguroso” para defender sus intereses como pueblo

Juan Manuel García Ramos. DA
Juan Manuel García Ramos. DA

Curtido en mil batallas, Juan-Manuel García Ramos (La Laguna, 1949) siente el nacionalismo como forma de vida. Su partido, el PNC, mira con atención los pasos que da el PNV en Euskadi, pues pese a tener una alianza con Coalición Canaria y ser diputado en el Parlamento autonómico junto a sus siglas, considera que los vascos han logrado articular un movimiento más “riguroso” para defender sus intereses como pueblo. Y en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS, desgrana en qué aspectos, poco a poco, entiende que las Islas han ido perdiendo la tradicional batalla con Madrid; reivindicaciones que, a su juicio, no se han hecho llegar de la forma adecuada a los responsables del Gobierno central. Incluido el debate sobre la delimitación de las aguas con Marruecos, que, hasta que se acentuara la crisis sanitaria del coronavirus, protagonizaba uno de los conflictos internacionales de mayor calado en los que la comunidad canaria se ha visto involucrada en los últimos años, y que es de esperar que se retome una vez se reanude la actividad política e institucional al uso, más allá de la Covid-19. Cabe destacar que en aquel momento, mientras la mayor parte de las formaciones y foros mediáticos seguían la tendencia de apagar el fuego, evitando incomodar a Rabat, el PNC se aventuraba a poner sobre la mesa su propia solución ante tal “tomadura de pelo”.

– ¿Qué opina sobre la llamada marca España? ¿Cree que, a la vista del veto británico, favorece los intereses canarios?
“La marca España perjudica los intereses turísticos de Canarias, y nadie previó tal daño. Necesitamos reflejos propios a la hora de defender, en estos momentos, nuestro sector productivo puntero”.

– ¿Qué asignaturas, en clave nacionalista, siguen pendientes?
“Hay que retomar asuntos fiscales e intentar en el futuro que bancos, aseguradoras, hoteleros, grandes constructoras y grandes superficies tributen en Canarias, no fuera de las Islas. Siguiendo directivas europeas, hay que controlar la demografía de algunas de nuestras islas, como los casos de Tenerife y Gran Canaria, con parques móviles insostenibles”.

– ¿Qué hay de las fronteras? Aunque la pandemia ha hecho que el foco mediático apunte a otra parte, existe un debate sobre las aguas territoriales…
“Lo cierto es que nadie se ocupa seriamente de defender las fronteras oceánicas de Canarias. Ni a la hora de denunciar la delimitación ilegal de aguas saharianas por parte de Marruecos, ni de patrullar nuestras aguas con seriedad para descubrir los barcos nodriza que mercadean con seres humanos”.

– Durante mucho tiempo se habló del sector primario como futuro para la subsistencia de las Islas. ¿Usted qué cree?
“Que hay que devolverle a nuestros campos su protagonismo y promocionar productos ecológicos para nuestra deseada soberanía alimenticia. Es lamentable contemplar que gran parte de nuestro suelo cultivable es hoy desoído por nuestro campesinado, por no ver en ello oportunidad de rentabilizar su trabajo”.

– Hablando de soberanía: ¿y la energética? Ha vuelto a haber un nuevo cero energético en Tenerife que ha supuesto enormes pérdidas económicas.
“Pues para eso es necesario garantizar la energía en nuestras islas, muchas veces víctimas de sistemas de almacenamiento y conducción anacrónicos, al tiempo que no debemos cesar en la promoción de las energías alternativas”.

– ¿Se refiere a compatibilizarlo con un desarrollo sostenible? ¿Por dónde pasaría?
“Por seguir arbolando nuestros pueblos y ciudades y cuidando planeamientos racionales de nuestro territorio y hermoseamiento de nuestros entornos descuidados. Aparte, tendríamos que seguir investigando sectores productivos capaces de complementar el binomio turismo-construcción”.

– ¿Cree que el nacionalismo vasco le está dando algún tipo de lección al canario? Parecen haber sacado mayor tajada con el uso del superávit.
“El PNV sí sabe ejercer un nacionalismo pragmático y riguroso, el nacionalismo canario ha de aprender mucho del de Euskadi: nosotros también tenemos fueros, historia y geografía, sobre todo, geografía. Hay que potenciar y divulgar la excepcionalidad de nuestra cultura atlántica”.