economía

Miguel Villarroya: “Canarias está a tiempo de salvar la temporada de otoño, con controles en los aeropuertos y la promoción como destino seguro” 

Miguel Villarroya, director general de Spring Hotels, comparte con los empresarios turísticos de Canarias el malestar sobre las medidas para controlar la propagación del virus, que considera insuficientes

Por Salvador González

Miguel Villarroya, director general de Spring Hotels, comparte con los empresarios turísticos de Canarias el malestar sobre las medidas para controlar la propagación del virus, que considera insuficientes, y la “escasa” atención que se está prestando al sector desde las instituciones públicas. Hoteles cerrados, turistas que cancelan sus viajes y miles de empleados en ERTE en España dibujan un panorama desalentador. Paralelamente, los hoteles han ideado fórmulas de protección, han adaptado los protocolos higiénicos sanitarios y se han comprometido con las nuevas normas que han transformado el mundo hotelero.

-Algunos, incluso, con la que está cayendo, se han atrevido a invertir para volver con un producto mejorado, como es el caso de Spring Hotels. 
“En general, el sector hotelero ha invertido mucho y se ha adaptado a la nueva situación, tal como muestran las cifras nulas de contagios en los hoteles. Sin embargo, las instituciones no han hecho prácticamente nada para generar seguridad y construir corredores sanitarios. Estamos frente a un problema muy grave en Canarias, para bien o para mal hemos construido una economía en torno al turismo que ha conformado la sociedad en la que vivimos, y si se hubieran hecho las cosas bien no estaríamos en esta situación. Mientras nosotros hemos hecho un esfuerzo enorme por volver a generar economía, desde las instituciones no se han tenido en cuenta las medidas de protección que llevamos demandando desde hace meses, test a todos los viajeros para garantizar la seguridad del destino”. 

-¿Es el momento de los políticos?
“Necesitamos a nuestros representantes haciendo un trabajo a la altura de las circunstancias; es ahora cuando nuestros políticos deben demostrar su valía y capacidad de gestión. Falta comunicación entre el empresariado y los políticos, que muchas veces toman decisiones por imagen en lugar de hacerlo desde un análisis profundo y consensuado con en el sector. Por ejemplo, hace unas semanas el Gobierno garantizó cubrir a los viajeros que vinieran a Canarias con un seguro Covid, algo que muchos hoteleros ofrecemos desde que abrimos en julio, lo que brinda a los turistas un doble seguro para la misma circunstancia. También desde las instituciones se ha invertido en promoción, pero únicamente para cubrir el expediente, sin aprovechar la situación para realizar una comunicación inteligente que revierta en el tejido privado y nos sirva para crear una comunidad que nos ayude a ganar más autonomía como destino pensando en el futuro. Lo importante es generar espacios seguros con test a la salida del viajero y a su regreso, que probablemente sea lo único que genere confianza al turista y a sus países, y, además, estamos dispuestos a pagar los tests de la salida, a pesar de ser un gasto importante. Al fin y al cabo es una inversión. Si no tenemos turistas, no tenemos nada”.

-¿Las cuarentenas exigidas por muchos países de Europa, están justificadas?
“Si se hubiera controlado a los viajeros desde la apertura del turismo, no estaríamos en esta situación. Es evidente que también son decisiones de carácter político, para favorecer el consumo interno, pero sin controles resultará muy duro recuperar la confianza de nuestros mercados emisores. Por nuestra parte estamos en contacto con turoperadores de toda Europa para conocer sus necesidades y exigencias para que consideren Canarias destino seguro, y estamos trabajando en ello. Canarias debe tratarse como la región ultraperiférica que es, y recibir un tratamiento diferente por su singularidad e idiosincrasia”.

-¿Los ERTE son una solución al problema?
“Son una solución para paliar el problema, pero tienen que ser flexibles. Ha quedado claro que las decisiones, y más en este contexto, se toman fuera. Un día el premier británico designaba España como no segura y declaraba cuarentena para todos los turistas procedentes de nuestro país, y quien ha tenido la responsabilidad y la oportunidad no ha explicado la situación diferente de Canarias. Nosotros abrimos uno de los hoteles (el Vulcano) porque pensábamos que era nuestra responsabilidad, de esta forma sacábamos a 100 personas del ERTE, desahogando las arcas del Estado y de esta forma ayudando a la oferta complementaria y generando contenidos al exterior de normalidad a pesar del contexto. Después de las decisiones de algunos países, el hotel subsiste con una ocupación insuficiente y perdemos más dinero que teniéndolo totalmente cerrado. Al haber tomado esta decisión hemos pasado a ERTE parcial y han aumentado las cotizaciones de los trabajadores que no han vuelto del ERTE, y ahora en septiembre nos enfrentamos a una situación muy peligrosa por la incertidumbre del mercado. Es por esto que los ERTE deben ser flexibles, para que, en función de este contexto volátil, podamos salvaguardar la salud de las empresas y el futuro de los trabajadores. Estos deben contener bonificaciones amplias para los que trabajan y para los que están en él, y deben durar en el tiempo porque no sabemos cuándo acabará esta situación. Y para eso, tal como ha solicitado Ashotel, debemos exponer el problema de Canarias ante las Cortes Generales para exigir medidas concretas para las islas y el sector turístico: ERTE flexibles específicos para el turismo, ampliación de líneas de financiación y test a todos los turistas para garantizar unas vacaciones en un entorno seguro y responsable. Al final lo que necesitamos de verdad  es el regreso del turismo, reabrir nuestros hoteles y recuperar a nuestros empleados”.

-¿Cuáles son, a su juicio, los puntos fundamentales para salir de esta situación?
“Mayor seguridad desde el origen, exigiendo test a todos los viajeros; mejorar la conectividad, e implementar un sistema de promoción inteligente que nos permita ir a buscar a los clientes a su casa de forma directa y rentable”.

TE PUEDE INTERESAR