Política

“No me tranquiliza cómo dicen que se repartirán los fondos europeos, Canarias necesita más por el daño económico”

Román Rodríguez (NC), vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias

Román Rodríguez (NC), vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias. | Fran Pallero

Se le adivina menos tenso que en la anterior entrevista, realizada en pleno confinamiento y con un grado de incertidumbre todavía mayor al actual, pero sigue sin tenerlas todas consigo, y más viendo el resultado de la conferencia de presidentes, el pasado viernes, o los devastadores datos económicos del mismo día. Siendo como es un polemista temible y curtido como está en mil atriles, está cómodo en el Parlamento de Canarias, pero las noticias externas siguen siendo malas en una semana donde se juntaron desde el boicot europeo hasta las cifras del PIB. A pesar de todo, el hombre encargado de cuadrar unas cuentas tan complicadas como las canarias en estos tiempos de pandemia insiste en la importancia del factor sanitario como clave de bóveda para la recuperación económica. No obstante la ingrata tarea que le ha tocado, no pierde la sonrisa Román Rodríguez (La Aldea de San Nicolás, Gran Canaria, 1956) en este encuentro con DIARIO DE AVISOS, seguramente al sentirse en condiciones de asegurar que no habrá recortes porque no se repetirán los errores de la derecha en 2008. Cumple un año junto a Torres en la cohabitación del Pacto de Progreso. El líder de Nueva Canarias afirma, bajo la atmósfera de censuras tras el primer año de ejercicio: “Somos un Gobierno cohesionado, serio y estable”.

-Dígame, a su juicio, qué es lo que más le debe preocupar a los canarios hoy en día.
“La primera prioridad de la sociedad canaria tiene que ser combatir la pandemia. Porque tenemos que preservar la salud de los que aquí vivimos y porque es la única respuesta eficaz para la recuperación de la economía. Si es la pandemia el origen de la crisis, su control es la solución de los problemas económicos que ha generado. Tenemos que seguir luchando para aislar el virus y ganar esta batalla a la pandemia, y Canarias ha hecho, hasta ahora, las cosas bien”.

-Con distancia, ¿cómo valora la gestión inicial de la Covid-19?
“Hay cosas que se han hecho bien, como es el confinamiento, el cierre de puertos y aeropuertos con el consiguiente cierre turístico. El estado de alarma funcionó en Canarias mejor que en otros territorios, y el grado de cumplimiento fue clave, como lo fue el trabajo de los sanitarios y las decisiones que adoptaron las instituciones públicas. Hay que seguir así, porque todo pasa por el control de la pandemia”.

-Pero no dependemos de nosotros solos. ¿Ve alguna posibilidad de revertir la decisión del Reino Unido sobre la cuarentena a quienes lleguen de España?
“Si esa decisión del Reino Unido es revisable, lo va a ser, porque nuestros parámetros sanitarios son mucho mejores que los suyos. Creo que habrá un cambio de opinión por parte del Reino Unido, si no es ahora será a lo largo de agosto”.

-¿Qué le hace pensar eso?
“Porque hay una opinión pública británica para la que sus vacaciones son parte fundamental en su vida. Hay una presión de esa opinión pública sobre su propio Gobierno, porque son conocedores de que Canarias, un destino histórico para los británicos, les ofrece una seguridad sanitaria superior a la que ahora tienen en su país. Bastante mejor. Lo que nos hace fuerte en esta discusión entre el Gobierno de España y el británico es que los datos nos avalan. Pero, insisto, todo pasa porque sigamos haciendo bien las cosas”.

-¿Teme complicaciones, un nuevo confinamiento, incluso?
“En Portugal hace mes y medio presentaban un escenario envidiable; cuatro semanas después se les había complicado mucho las cosas. No podemos bajar la guardia, tenemos que mantener el control de la pandemia. Hay que perseguir a las minorías que se saltan las reglas, porque comprometen el futuro de Canarias. No me canso de decirlo: esta es la solución. Lo del Reino Unido es un contratiempo, pero frente a esa decisión tenemos argumentos poderosos muy difíciles de rebatir, y así lo ha entendido, esta misma semana, Alemania”.

-Desde Canarias se abogó por los PCR en origen y destino, pero no se le tuvo en cuenta.
“Vamos a conseguir, más pronto que tarde, que se impongan los PCR en origen y en destino. Y se impondrá por decisiones que adopte la Unión Europea para sus estados miembros y con terceros países. Así lo ha propuesto el presidente Torres en la conferencia de presidentes autonómicos celebrada este viernes”.

-¿Quién los va a pagar?
“Buscaremos la solución. Al principio el problema era económico y logístico, porque costaban mucho, pero en estos días ya se nos habla de nueva tecnología, de PCR rápidos a precios de 14 o 15 euros, que son cantidades manejables. El desarrollo tecnológico va a dar soluciones para que se implanten los PCR en origen y destino. Hay que generar más confianza al movimiento de las personas entre distintos países”.

-¿No advierte confusión entre la ciudadanía, que ha pasado de ver al Ejército en la calle a, digamos, cierta relajación a la hora de poner multas?
“El estado de alarma generó unas condiciones excepcionales, suspendiendo derechos y libertades. Nunca se había tomado una decisión de estas características, más allá del tema puntual de los controladores. Es verdad que esta vuelta a la normalidad, si se puede llamar así, ha generado cierta relajación. Es un grave error, porque lo que está pasando en otras partes del territorio español tiene que ver con prácticas erróneas de la ciudadanía, fiestas tradicionales, el ocio, el entorno de algunas competiciones deportivas… Mire, no dejo de repetir que si se acude a un evento familiar privado y no son convivientes, hay que ponerse la mascarilla y respetar la distancia, porque las posibilidades de contagio son muy elevadas. Esa es la primera gran tarea de la sociedad canaria: hay que combatir la pandemia, así se recupera la economía”.

Román Rodríguez (NC), vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias. | Fran Pallero

-¿Quién decide en la faceta sanitaria?
“Los técnicos. Actuamos según las consideraciones científicas. Los protocolos sanitarios los decide la comunidad científica, y se varían por el mismo criterio según los datos que se vayan obteniendo, como ha pasado con esto [señala una mascarilla] Al principio parecía un elemento más propio del Sudeste Asiático y hoy constituye un elemento vital para la contención de los contagios. Se decide según nos dicen los científicos”.

-Usted es médico. ¿Qué nos espera en otoño?
“Es verdad que en octubre y noviembre nos espera un escenario complicado al coincidir con la gripe”.

-Estamos mejor preparados…
“Mucho mejor. Ahora conocemos a este patógeno y nos hemos pertrechado de material sanitario y medicamentos ya probados, con una eficacia demostrada”.

-¿Confía en una vacuna?
“Estamos esperanzados en que pronto haya una vacuna. Pero primero tendremos que lidiar con ese octubre y noviembre. Ahora viene la vuelta al cole, la gran tarea que supone movilizar entre 500.000 y 600.000 personas. Los colegios, las familias, los profesores, el transporte…”.

-Ha dicho que hay que contratar entre 2.500 y 3.000 profesores. ¿De dónde sale el dinero?
“Depende. Se está discutiendo, tenemos que ver cuánta gente necesitamos y durante cuánto tiempo. La Consejería de Educación tiene que hacer sus cálculos y veremos el margen que tenemos, pero estamos buscando una solución, no le quepa duda. Igual que nosotros no podemos solucionar los problemas que no son de nuestra competencia, la Educación sí que lo es. ¿Nuestros recursos son limitados? No, son menos que eso, pero haremos el esfuerzo y ajustaremos el gasto y eliminaremos otras actividades si hace falta con tal de tener una apertura de curso razonable. Los niños canarios tienen derecho a recibir clase de forma presencial y de la manera más segura posible. Con los protocolos pactados entre Educación y Sanidad tengo la impresión de que hay una experiencia contrastada en otros lugares y que activaremos un protocolo que, seguro, no será del todo perfecto, como no lo es ninguno ni aquí ni en Madrid ni en Pekín. Pero hay que volver a las aulas, y para eso aumentaremos las plantillas hasta donde podamos llegar”.

-Citaba antes la conferencia de presidentes del viernes pasado. ¿Cómo se van a repartir los fondos europeos?
“Lo primero que tengo que decirle es que aún no estoy en poder de absolutamente todos los datos, porque mi equipo sigue analizando en profundidad lo que se ha propuesto [la entrevista tiene lugar en la mañana de ayer]. Pero sí le puedo decir que, al igual que pasó con los fondos sanitarios españoles, que se repartieron favoreciendo a los territorios más perjudicados desde esa perspectiva y las Islas recibieron menos, ahora abogamos porque, siendo fondos para paliar el impacto económico, se favorezca a una comunidad como la nuestra, tan dependiente del turismo. Sin embargo, todo apunta a que ese criterio solo servirá para menos del 10% de los fondos, y que el resto se repartirá por proyectos”.

-¿Y qué opinión le merece?
“Que debería ser al revés. No me tranquiliza cómo dicen que se repartirán los fondos europeos, Canarias necesita más por el impacto económico de la crisis en esta tierra, que presenta unos niveles de pobreza y desempleo importantes a los que hay que añadir el tema de la pandemia. Y estos criterios nos pueden perjudicar”.

-Hablando de impacto económico, esta semana se ha cifrado la caída del Producto Interior Bruto de España durante el segundo trimestre en un 18%. ¿Ya conoce el dato de Canarias?
“Todavía no se ha cuantificado con exactitud, pero estoy convencido de que estará entre el 23 y el 25% del PIB de Canarias. Piense que el factor clave en ese trimestre es la falta de actividad en el turismo, y por eso aquí la caída es aún mayor”.

-¿Concuerda con las previsiones iniciales del Gobierno de Canarias?
“Lamentablemente, no nos equivocamos. Diríamos que estaría por esos porcentajes y así está siendo”.

-¿Cuánto puede ser la caída del PIB en Canarias a final de año?
“Sobre el 20% según las estimaciones más fiables, y el del conjunto de España entre el 13 y el 14%. En realidad, el cálculo aproximativo es sencillo, basta con sumarle unos seis puntos. Lo cierto es que se trata de una barbaridad en ambos casos”.

-¿Podemos vivir sin turismo?
“Hay que ser realistas. Un país tan pequeño como Canarias, con unos dos millones de habitantes, no puede tener cuarenta patas económicas. No existe en el mundo un país o un territorio de esas dimensiones que las tenga. Por supuesto que necesitamos al turismo, y tenemos que trabajar por un turismo cada vez de mayor calidad y respetuoso con el territorio. Es verdad que el turismo no puede serlo todo, y hay que apostar por el sector primario, por citar un ejemplo. Pero seamos realistas”.

– El lunes [mañana para el lector] está convocado un Consejo de Gobierno extraordinario con vistas a los presupuestos autonómicos. ¿Previsiones?
“A día de hoy, nuestra previsión para el próximo año es de 900 millones menos que el presupuesto en vigor, pero intentaremos corregirlos de aquí a que presentemos el proyecto de ley buscando alternativas y despejando incógnitas que ahora tenemos, como el sistema de financiación”.

-¿Sabe algo de, finalmente, hasta qué nivel de endeudamiento se nos permitirá?
“Mire, esa es otra de las noticias de la conferencia de presidentes, aunque no sea la que nosotros hubiéramos preferido, que es que al País Vasco sí que se le ha concedido ese mayor endeudamiento que nosotros estamos solicitando. Y me parece bien para ellos, claro”.

-¿Está siendo el Gobierno de Canarias lo suficientemente beligerante con el de España?
“Somos un Gobierno de cuatro partidos con un programa claro de cambios sociales y medioambientales. Y somos un gobierno cohesionado que ha logrado no solo estar unido, sino que ha podido tirar de muchos sectores sociales y económicos para el pacto por la reactivación”.

-Desde la oposición les acusan de que dicho pacto no se termina de activar…
“La oposición tiene que hacer su papel, pero lo imporitante es ese análisis y esa hoja de ruta compartida, al cabo de un año de trabajar juntos. Aquí no nos pasa como en Madrid, donde cada reunión del Congreso es un espectáculo lamentable”.

-¿Pero es un Gobierno reivindicativo con Madrid?
“Cada uno juega su papel. Nosotros somos un partido nacionalista, independiente, sin jefes fuera del Archipiélago, y se nota nuestra impronta. Pero le respondo, sí: el Gobierno de Canarias está siendo reivindicativo ante el de España. Y en la medida de nuestras posibilidades también ante la Unión Europea. Así está firmado en nuestro pacto de gobierno, además. No dude de que seguiremos reclamando lo que es de todos los canarios”.

-¿Cómo afectan casos como el de Valle Gran Rey al cuatripartito?
“Asuntos como el de Valle Gran Rey, La Oliva o incluso Santa Cruz de Tenerife han tenido lugar en todas las legislaturas. Nosotros estamos por la estabilidad en las instituciones, y lo importante es que el Gobierno de Canarias sea estable, y lo es”.

-¿No teme posibles censuras en el Parlamento canario?
“Mire. Siempre hay especulaciones, corrillos… Siempre pasa. Nosotros no pensamos en eso. La gente valora que seamos un Gobierno serio y estable”.

-¿Se reactiva la unidad nacionalista en Canarias? Usted ha participado en algún foro…
“Son contactos informales. Me invitan a un foro de nacionalistas canarios y voy, pero los únicos acuerdos con ellos [Coalición Canaria] provienen de los alcanzados para las elecciones estatales, y provienen de la época de Paulino Rivero, en 2011 y 2012”.