tercer grado

Ángel Víctor Torres: “Lo que no puede ser es que haya quien defienda que los restaurantes estén abiertos y los colegios cerrados”

En el comienzo de un nuevo curso político bronco por la crisis de la inmigración, el turismo y la pandemia, el presidente canario, a pocas horas de la apertura de los colegios, repasa a fondo la actualidad del Archipiélago en el Tercer Grado de DIARIO DE AVISOS
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. | Fran Pallero
FOTO: Fran Pallero

Jamás habían coincidido, en un lapso tan corto de tiempo, tantos retos como a los que Canarias ha tenido que hacer frente en este primer año y medio de legislatura. Tras la gestión, el socialista Ángel Víctor Torres (Arucas, 1966), ha logrado superar los escollos, no sin que, por el camino, se hayan generado roces con algunas instituciones y partidos, incluido el suyo, el PSOE. El último desencuentro, o el más sonado, es el que ha tenido con el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá. Su departamento había planificado una visita a las Islas para esta semana, dado el acusado incremento de pateras que están arribando al Archipiélago; una cita que finalmente se suspendió, generando un “profundo malestar” en el Ejecutivo regional, según confesó el propio Torres. Y todo ello, en medio de una epidemia global y de una crisis turística y económica de consecuencias aún por determinar, por lo que la incertidumbre es abismal. En este TERCER GRADO de DIARIO DE AVISOS, el presidente canario aclara el horizonte, en el inicio del curso político, detallando cuál es la hoja de ruta trazada por la institución autonómica, a la cual, afirma, defenderá a ultranza, a pesar, incluso, de los problemas que le pueda crear con Madrid.

– Entramos en la recta final del año, ¿ve luz al final del túnel?
“Bueno, los últimos seis meses de 2019 fueron difíciles. Se acontecieron desde un incendio tremendamente complicado hasta la quiebra de Thomas Cook o el cero energético de Tenerife. Sí, tuvimos dificultades, pero conseguimos sacar los presupuestos y empezábamos el año con buenas expectativas económicas. En marzo, me reunía con un equipo auditor del BBVA que había elaborado un informe sobre la evolución económica en Canarias; ese documento decía que las cosas iban a ir muy bien en 2020 y 2021, incluso afirmaba que podíamos bajar del 17% de paro. Sin embargo, el 14 de marzo llegaron el decreto que hizo que se paralizara toda la actividad económica en nuestro país y la pandemia, que es lo que ha cambiado absolutamente nuestra forma de vivir, lo que nos tiene llenos de incertidumbre sobre el futuro. La vacuna, que es la solución definitiva, está más cerca. Pero entre medio tendremos que convivir con el coronavirus. También es verdad que estamos en el mes de septiembre, clave para poder entregar los mejores parámetros epidemiológicos y tener la temporada alta, de invierno. Lo que está claro es que las últimas noticias, la llegada de Reyes Maroto (ministra de Turismo) y algunos anuncios, invitan también al optimismo”.

– ¿Y cuando dejemos de tener el paracaídas de los ERTE? ¿No teme una bofetada económica?
“Sí, por ello se está negociando que los ERTE se prolonguen por el tiempo preciso, el necesario para que la actividad económica se recupere. Y las negociaciones son duras; recordemos que la última vez se cerraron 24 horas antes del Consejo de Ministros. Tengamos en cuenta que, de no existir los ERTE, tendríamos un paro desorbitante. Hay que mantenerlos, y es de reconocer que el Gobierno de España haya hecho una apuesta por lo público sin parangón, que está permitiendo mantener el equilibrio social”.

– Entonces, ¿la prórroga sería con carácter indefinido?
“Sería para un periodo limitado, pero con una disposición adicional que diga que al acabar ese tiempo, de nuevo la mesa tripartita pueda negociar una posibilidad de prórroga si las circunstancias económicas así lo precisan. En estos momentos, claramente la comunidad que más se la juega es Canarias, porque más del 11% de las personas en un ERTE en España son trabajadores canarios ligados al turismo”.

– ¿Se han logrado subsanar las tiranteces con Podemos tras el nombramiento de Conrado Domínguez como director del Servicio Canario de Salud?
“Esto ha sido un hecho puntual, lo ha manifestado la propia organización. A partir de ahí, ese nombramiento se hizo con todos los partidos en el Consejo de Gobierno. No hay más”.

– Hay quien habla de problemas en el Pacto del Progreso.
“Estos momentos son difíciles para cualquier familia, para cualquier persona. Por tanto, es normal que surjan  más tiranteces en el día a día de las que habría en una situación económica holgada. Yo soy de los que piensa que la solidez de los gobiernos se demuestra, fundamentalmente, en momentos malos como los que atraviesa nuestro país. Y estoy convencido de que en Canarias la mejor respuesta para la recesión económica es que haya un gobierno progresista, porque va a priorizar a la mayoría social, que son las familias que tienen menos recursos”.

– Al PSOE le salieron pretendientes en el momento en que hubo roces con Podemos. ¿Se lo comunicaron personalmente?
“Sí, cuando ocurre esta situación interna hay quien desde fuera traslada que está dispuesto a echar una mano si hiciera falta. Pero yo y todos tuvimos absolutamente claro que teníamos que superar esa pequeña crisis, que fue de pocas horas, y ratificar nuestra apuesta por un gobierno progresista”.

– ¿Se plantea un adelanto electoral? También se comenta.
“No hay razones, ni es el momento ni son  las circunstancias. No podemos estar pensando en hacer que la gente vaya a los colegios electorales, porque la gente lo que quiere es tener tranquilidad; que ahora empiecen las clases con normalidad, preservar al máximo los puestos de trabajo, conseguir que la curva epidemiológica baje para que no se nos colapsen los hospitales y tener una buena temporada de invierno; sacar el presupuesto de 2021. No tengo en la cabeza, en ningún caso, un adelanto”.

– Algunos cargos públicos de Coalición Canaria han hablado de una posible moción de censura, y para ella sería necesario el apoyo del partido de Casimiro Curbelo, ASG, que ahora mismo forma parte del Gobierno. ¿No cree que es demasiada casualidad la visita de altos cargos del PP en próximas fechas a La Gomera, precisamente?
“Tengo conocimiento de que va a haber un encuentro en La Gomera en el que se van a citar las patronales turísticas y que lo convoca una organización política, y me parece que tiene absoluta legitimidad para hacer los actos que considere para hablar de turismo. Lo importante aquí es que luego aporten, tanto en Canarias, que están en la oposición, como en el Congreso de los Diputados, que también lo están. Lo repito: confío en el gobierno que tenemos y en las propuestas que están haciendo los cuatro partidos políticos. Que se reúna quien quiera y donde quiera, que eso no le quita el sueño a nadie del Gobierno canario”.

– También existe cierto sector del PSOE que apuesta por un virtual pacto con Coalición Canaria.
“No tiene mayor enjundia. Nosotros cerramos un acuerdo, llevado al Comité Regional y aprobado de forma unánime, de un pacto con cuatro fuerzas políticas, y no hay cambio de ruta. Puede haber opiniones particulares, como ocurre en todas las organizaciones, pero aquí lo importante es lo que deciden los órganos de dirección”.

– Con respecto a la ausencia del ministro Escrivá esta semana para abordar la crisis migratoria, ¿habrá encuentro finalmente?
“Sí. Nos trasladan que este mes se va a producir la reunión. Ya el pasado lunes expresé que creo que era importante que estuviese cuanto antes. Lo importante son las soluciones; las propuestas, buscar salidas. Y estamos hablando de un drama humanitario que afecta a toda la Unión Europea. No es una circunstancia de un gobierno solo, implica a los Estados miembros. Los inmigrantes lo que quieren es seguir su ruta hacia el continente, y no puede ser que esto lo deba soportar la comunidad autónoma. En el acuerdo del Consejo Europeo para la finanaciación extraordinaria debió añadirse un gesto mucho más solidario con la inmigración, y creo que es uno de los aspectos en los que la UE tiene una asignatura pendiente”.

– ¿Ha trasladado a Pedro Sánchez el “profundo malestar” que usted dijo sentir por la ausencia del ministro en las Islas?
“Hemos hablado de esto el viernes, en la reunión territorial de la organización política a la que pertenezco, y también en privado, y  lo he hablado con el ministro de Migraciones. En estos momentos, hay una comisión que está formada por distintos ministerios: Interior, Exteriores, Migraciones y Defensa, además de Política Territorial y la vicepresidenta Carmen Calvo. Entre todos hay que poner sobre la mesa propuestas, todas las administraciones, porque no es un asunto que competa solo a Canarias. Nosotros hemos entregado, durante estos meses, la mayoría de las infraestructuras que han ocupado los inmigrantes, tanto los menores no acompañados como los mayores. Algunas de ellas, educativas, que ahora precisamos para el comienzo del curso escolar. Y ha habido cabildos y ayuntamientos que también se han implicado. Pero hay que decir que, cuanta mayor implicación, mejor respuesta le vamos a dar al fenómeno de la inmigración, como se hizo en el pasado.  Cuando yo era alcalde de Arucas, no era competencia municipal y acogimos a menores no acompañados en un albergue, y expliqué la situación a los vecinos. Entre las personas sentadas estaba incluso mi madre, porque había muchas dudas y miedos, y los vecinos de mi barrio se terminaron despidiendo de ellos  echándolos de menos. No sé si ese espíritu de entonces ha decaído, si se ha instalado más fundamentalismo, más negación. Aunque es verdad que estamos en una situación incluso peor, porque a todo lo que entonces había se suma la pandemia”.

– Pero hablar de “plantón” del ministro Escrivá habrá generado crispación con su partido. Al menos, él afirmó que no le había caído bien el comentario. ¿No teme reacciones de Madrid?
“Tengo una cosa clara: desde el momento en el que tomé posesión como presidente de Canarias, la defensa de las Islas está por encima de todo, y por tanto, hasta el último momento que sea presidente, será así. Por supuesto, pertenezco a mi organización política, comparto nuestros postulados y debatimos internamente. Pero tengo que demandar el mejor trato posible para Canarias, y creo que está habiendo respuesta. El Gobierno de España ha aportado para Canarias liquidez para los ERTE, imprescindible para el mantenimiento de la cohesión social”.

– ¿Qué solución hay a medio plazo en lo referente a la estancia de inmigrantes? Ya se ha visto el descontento de los que pernoctan en el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria.
“Tenemos que buscar, con carácter urgente, mecanismos de alojamiento para las personas que llegan. Me consta que el delegado del Gobierno solicitó a todas las Administraciones canarias espacio para ayudar a albergar a los inmigrantes. Las respuestas están ahí. Quizás habría que hacer ver que si echamos una mano entre todos, esto se podrá sobrellevar mejor. Y no es cuestión de decir que las competencias son de otros, porque al final todos tenemos algún tipo de responsabilidad”.

– ¿Qué plazos se manejan para la red de centros estable de la que hablaba el delegado del Gobierno, y que podría presentar el ministro Escrivá?
“Se está intentando con infraestructuras de carácter público, a través de inmuebles que están en manos del Sareb y otros de distintos ministerios. Ahora se ha utilizado un mecanismo que tiene que ser excepcional. Los hoteles no están hechos para esto, sino para huéspedes. Es cierto que durante la pandemia se utilizaron para, por ejemplo, sanitarios o mujeres que sufrían violencia machista, pero esto tiene que ser para un par de meses, porque aspiramos a recuperar el mercado de invierno y tener turistas en los hoteles. Y los inmigrantes, que tengan espacios adecuados; que solventemos el tránsito y las aspiraciones de estas personas”.

– El sector hotelero en Fuerteventura se ha quejado de que acoger a los inmigrantes en sus instalaciones puede afear la imagen del destino turístico.
“En realidad, lo que pasa es que entienden la medida como una cuestión excepcional y extraordinaria, corta en el tiempo, pero no definitiva. Yo comparto su criterio. La voluntad es que, a partir de octubre, los hoteles tengan otro fin, que es el suyo”.

– ¿Qué hay de la xenofobia que ha aflorado últimamente? Está el antecendente de Tunte…
“Los canarios también fuimos inmigrantes irregulares. Muchos a Venezuela, a los países de Centroamérica. Montevideo fue fundada por canarios. Por eso, el carácter acogedor mayoritario de nuestra tierra. Es verdad que ha ido creciendo una corriente que demoniza a la inmigración irregular, incluso en el Parlamento. He escuchado, y no es cierto, que la propagación de la Covid-19 viene por los inmigrantes, cuando se les hace una PCR al llegar. Lo que se ha producido en el país son circunstancias provocadas por ambientes sociales, familiares u ocio nocturno. Y sí, me preocupa la xenofobia, porque es caldo de cultivo que lleva a la violencia y a la sinrazón”.

– Hay una cuenta atrás para que dé comienzo la temporada de invierno. ¿Están dando el resultado esperado las últimas medidas sanitarias adoptadas?
“Creo que es la primera vez que se convoca al Consejo de Gobierno en Canarias todas las semanas de agosto, el mes inhábil por antonomasia. Sin embargo, lo hemos hecho para tomar decisiones por el aumento de positivos en las Islas. Y, con precaución, digo que los últimos datos apuntan que tenemos una contagiosidad por debajo de 1. Eso significa que antes una persona podía contagiar a seis, y ahora a menos de una. Es decir, que estamos bajando el efecto de la propagación y, además, ya hemos hecho cribados en las zonas calientes, como en La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria. De hecho, el Ministerio de Sanidad ha publicado la incidencia acumulada de los últimos siete días y Canarias va bajando. Si mantenemos esa tendencia, y espero que así sea, debemos ir a mejor”.

– ¿Entonces se podrá repescar al turismo de Reino Unido y Alemania?
“Sí, yo creo que se está en esa senda. Las últimas noticias diplomáticas son positivas. Ya Alemania ha anunciado que, a partir del día 30, dejará de decir qué zonas no son recomendables y se sustituirán por otros mecanismos. Además, Reyes Maroto ya anunció que el 28 de este mes los ministros de Turismo de distintos países de la zona Schengen, como Alemania, Reino Unido o Italia, van a plantear una fórmula de control de puertos y aeropuertos a través de PCR”.

– Usted ha sido el líder autonómico que más ha reiterado la necesidad de realizar test en origen y/o en destino. ¿No cree que ahora llegan un poco tarde?
“Los países buscan que quien salga regrese sin problemas de salud y sin posibilidad de contagio. De ahí los corredores seguros. El país emisor y el receptor crean un protocolo conjunto del que ambos se benefician. Hace que podamos tener turismo con países con un nivel de contagio similar al de España. Nosotros, Canarias, lo pedimos primero. Sin ninguna duda. Lo hicimos desde el mes de junio, muchísimo antes de abrir el tráfico Schengen. Lo pedimos para un acuerdo de la Unión Europea, lo aprobaron las regiones ultraperiféricas de manera oficial. Pero el Consejo Europeo en aquel momento no lo consideró, y creo que se perdió un tiempo importante para crear un mecanismo de corredor seguro”.

– A la hora de articular esos corredores seguros, ¿se plantea que sean diferenciados por islas, como ha hecho Bélgica con Tenerife?
“Nosotros tenemos claro que la incidencia acumulada de Canarias es  del conjunto de las Islas. Hay islas que están hoy mejor, pero no se sabe qué va a pasar mañana. Y hay algunas que tienen un índice por encima de lo que piden países como Alemania. No obstante, está sobre la mesa cambiar los criterios, y creo que es un avance. En vez de hablar de la incidencia acumulada, hablar de otro ítem, como la contagiosidad: si estamos por debajo de 1, tiene que ser un motivo de seguridad sanitaria. Por tanto, tenemos que presentar la propuesta de Canarias en su conjunto”.

– Sobre el regreso a las aulas, ¿no teme que comiencen a aparecer positivos? Especialmente en los lugares más afectados actualmente, es decir, Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro.
“En el regreso a las aulas va a haber también que convivir con el coronavirus; habrá positivos, como en cualquier actividad que se realice. Pero la educación es un derecho. Los jóvenes de nuestro país, los niños y las niñas, han tenido que sacrificar parte de su formación durante meses, estando confinados en sus casas y recibiendo una enseñanza telemática que no se había preparado porque tampoco sabíamos que esto iba a pasar de la noche a la mañana. Canarias anunció que el día 15 empezarían las clases, y en las zonas calientes se hará un pooling para los alumnos y los profesores. Por tanto, se refuerza la seguridad en esos lugares. Se han hecho protocolos, se ha trabajado con los equipos directivos. Lo que no puede ser, porque no tiene lógica, es que haya quien defienda que los restaurantes deben estar abiertos y los colegios cerrados”.

TE RECOMENDAMOS