CRISIS TURÍSTICA

Pedro Martín: “Debemos tener todo listo para atender sanitariamente a los turistas”

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, insiste en que “son días decisivos” para salvar en lo posible la temporada de invierno y desvela una ofensiva diplomática con Alemania y Reino Unido; si se lograse un flujo importante de turistas, no se descarta usar un hotel para cuarentenas; habrá más fondos para test

Pedro Martín
El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martin. Sergio Méndez

“Tenemos que avanzar ya en la toma de decisiones, aún a riesgo de cometer errores”. Así se expresa el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, quien no ha dudado en poner a la Institución insular a tirar del pelotón que intenta salvar al menos parte de la temporada invernal del turismo. Con ese fin, tal como adelantó ayer DIARIO DE AVISOS, el Cabildo tinerfeño ha decidido poner un millón de euros para hacer PCR a los turistas.

“Es de vida o muerte para Tenerife recuperar el turismo británico”, decía el pasado día 10 en este periódico, justo en la previa de la trascendental visita en la que la ministra del sector, Reyes Maroto, confirmó que España hace suya la propuesta de realizar test en origen y destino para facilitar corredores turísticos seguros desde la perspectiva sanitaria.

“En una semana nos la jugamos para poder hacer PCR a los turistas”, insiste ahora, de nuevo en declaraciones al DIARIO, en el afán del isorano de que todo esté listo para acoger a los visitantes si finalmente dan frutos los esfuerzos compartidos con el Gobierno autonómico y la patronal hotelera, cuyos mejores aliados, recuerda Martín, son “las compañías aéreas y los touroperadores, que están haciendo todo lo posible por evitar que la inactividad actual se prolongue”.

Pero hay más. Desde el Cabildo no se pierde de vista la perspectiva diplomática. “Nos consta que el Gobierno de España lleva meses negociando con el del Reino Unido sobre el turismo -explica Martín- y nosotros tenemos un hilo directo con el embajador británico en España. Además -desveló-, hemos cerrado ya un encuentro con el ministro de la Embajada alemana para la semana que viene en la Isla”. Se trata de Christoph Wolfrum, bregado en asuntos europeos pese a su juventud (48 años) y cuyo cargo es una suerte de número dos de la Embajada, pero con matices nada desdeñables, como es el hecho de que entre sus obligaciones esté tanto ocuparse de los Asuntos Económicos como de los Europeos, además de ser quien traslada a los Ministerios en Alemania lo que sucede en la economía española y, por ende, en la de Canarias.

Sobre los protocolos aludidos, un breve repaso justifica la prisa que trasmite Martín. Hay que decidir, por ejemplo, dónde se hacen los test, quién los costea y -más importante aún- garantizar que sean reconocidos por los países de origen. Si vienen pocos, seguramente bastará con las viviendas turísticas del Cabildo (ITER), pero si llegan en número importante, se baraja como opción más adecuada destinar un hotel para alojar a los que, al dar positivo, pasen a cuarentena.

Como adelantó ayer DIARIO DE AVISOS, el Cabildo da ejemplo y ya se ha previsto una cantidad inicial de un millón de euros para ayudar con la realización de las pruebas que decidan hacer las autoridades sanitarias, si bien lo normal es que esa cantidad finalmente sea mayor, con independencia de que Gobierno canario y patronal hotelera aporten su parte a tal fin.
Para Pedro Martín, “es evidente que la pandemia no va a desaparecer en breve y que aún tardará en desarrollarse una vacuna. Sin embargo, a nuestra Isla no le queda tiempo para poder proteger la temporada de invierno, que es prácticamente salvar o no nuestro futuro”.

FACTORES

Entiende el presidente que “dependemos de muchos factores: la situación de la COVID en otros países, el control de la enfermedad en nuestro territorio, el miedo a contraer la enfermedad durante el vuelo en avión, entre otros, pero creo que debemos aventurarnos a implementar los test rápidos de antígenos que detectan la respuesta inmunológica, aunque no tengan la fiabilidad de los PCR. Por esta razón, en el Cabildo de Tenerife hemos hecho una previsión inicial de un millón de euros -que con seguridad habría que incrementar- para colaborar en la financiación de las pruebas desde que se decida su puesta en marcha”.

Asimismo, añadió el mandatario insular, “estamos en disposición también, si es necesario, de poner instalaciones provisionales para la recogida de muestras a los que llegan a la Isla”.

Pero el calendario no da tregua. Tener a punto los protocolos sanitarios adecuados para la recepción segura de turistas no se improvisa de un día para otro. De ahí la urgencia de Martín.

“ASUMIMOS EL RIESGO A EQUIVOCARNOS, PERO NO SE PUEDE ESPERAR”

“El tiempo se acaba”, repite una y otra vez el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, “y por esta razón tenemos que avanzar. Nos preguntan qué hacer si aparecieran casos positivos en un aeropuerto. Si se produjera, ya estamos en disposición alojarlos en instalaciones turísticas propiedad del Cabildo, como primer recurso para abordar el problema. Tenemos que ir adaptándonos a una situación cambiante y a las novedades que se irán produciendo en la evolución de la enfermedad”.

“Pero asumiendo el riesgo a equivocarnos en alguna de las medidas, la sociedad de Tenerife y el sector turístico no puede esperar más”, resume con claridad Martín el nivel de urgencia actual.
Desde la Corporación insular se lucha en varios frentes, y uno de ellos es “el equipo de científicos del Instituto de Genómica del Cabildo de Tenerife, que está trabajando en varias líneas de investigación sobre la COVID. Nuestros investigadores, que colaboran con el Servicio Canario de Salud en el Hospital de La Candelaria”.

“Ya nos advierten de que no existe una fiabilidad completa en los test rápidos, y la logística para poner en marcha el sistema es compleja”, apunta Pedro Martín. “Por esta razón, debemos planificar cuanto antes cómo poner en marcha el proceso. La colaboración entre instituciones es fundamental”, recuerda el socialista isorano a quien debe escucharle.

CRUCEROS SANTA CRUZ TENERIFE TURISMO LAS TERESITAS
Bañistas con cruceros al fondo, en Las Teresitas. Sergio Méndez

El frente común conformado por el sector turístico coincide en que todo pasa por la seguridad sanitaria

Es lo propio ante una crisis de la envergadura que hoy quebranta la economía del turismo en Canarias. El sector, consciente de lo que se juega, ha terminado de fraguar lo que entienden como un “frente común” en las Islas para urgir a las administraciones públicas competentes la puesta en marcha de los corredores seguros con el Archipiélago que permitan recuperar “lo antes posible” los flujos de turistas internacionales, en vísperas de la temporada alta. Como es evidente, su mensaje no difiere del que envía el Cabildo tinerfeño.

Pero ese “frente común” es notable, porque al mismo se han sumado las patronales turísticas de Canarias -Ashotel, FEHT, Federación Turística de Lanzarote (FTL) y Asofuer-, junto a los sindicatos con representación en el subsector -Sindicalistas de Base (SB), la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT y la Federación Canaria de Servicios de CCOO-, así como Intersindical Canaria, Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC) y Unión Sindical Obrera (USO), han acordado.

Y, claro, no solo se unen para hacer de policía ante los responsables públicos, sino que entienden que, desde esa conjunción, también serán más efectivos a la hora de apoyar a a las administraciones.

Durante su acto de constitución, celebrado el pasado jueves telemáticamente, las patronales y sindicatos, de forma unánime, coincidieron en la “gravedad” de la actual situación y en la necesidad de establecer de forma “inmediata y urgente” las medidas sanitarias necesarias para que en el ámbito de la Unión Europea se eliminen las actuales restricciones, recomendaciones y cuarentenas que “ponen en peligro” la temporada alta de invierno con consecuencias “ya irreversibles” para la economía canaria.

La entrada en vigor de los corredores seguros que la propia ministra de Turismo, Reyes Maroto, confirmó la semana pasada en su visita a Canarias fue una de las medidas principales en las que coincidieron igualmente los máximos representantes de las patronales y de los citados sindicatos. Asimismo, resaltaron el buen hacer y las garantías de los protocolos sanitarios que se están aplicando en los establecimientos del sector turístico en Canarias para prevenir el contagio de la COVID-19.

Este trabajo profesional y riguroso conjunto de empresas y plantillas, señalan, se ha traducido en la práctica inexistencia de casos positivos desde la reapertura de los establecimientos a principios del mes de julio.

Por eso, y por mucho más, coinciden con Pedro Martín: en que “el tiempo corre en contra, pues cada día que pasa es un día perdido”.