cabildo

El Cabildo reúne a los alcaldes para convencerles de la necesidad de solicitar la financiación del tren del Sur

Pedro Martín trasladó que urge presentar antes de final de año el proyecto ya redactado para no perder los dineros que la Unión Europea va a destinar al plan Conecta de movilidad; la gran mayoría de alcaldes estuvieron de acuerdo, si a Tenerife no le cuesta un euro
El tren iría al margen de la actual autopista del Sur, en algunos lugares soterrado / DA
El tren iría al margen de la actual autopista del Sur, en algunos lugares soterrado / DA
El tren iría al margen de la actual autopista del Sur, en algunos lugares soterrado / DA

El presidente y vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín y Enrique Arriaga, reunieron  ayer a todos los alcaldes desde Santa Cruz de Tenerife hasta Adeje -sólo faltó este último, que mandó a una concejala en su representación- para exponerles la necesidad de presentar antes de fin de año el proyecto del tren del Sur -ya redactado- para incluirlos en el plan Conecta de la Unión Europea y conseguir así la financiación del mismo con fondos europeos.

Desde el Cabildo se volvió a insistir que el tren del Sur no es en estos momentos una prioridad, pero si dejaron claro que “no se puede desaprovechar la oportunidad de conseguir esos fondos europeos” destinados solo a proyectos de movilidad, por lo que son finalistas y no se podrían dedicar a otro sector, como hospitales y demás, como llegaron a decir algunos alcaldes.

En esta primera toma de contacto del Cabildo con los alcaldes de los municipios implicados en el trazado del futuro tren también se dijo que “si el porcentaje de la financiación europea solo alcanza el 70% tiene que haber un compromiso del Estado español para que aporte el 30% restante, porque este proyecto no le puede costar un euro al Cabildo”, afirmó Pedro Martín, quien reunió ayer tarde a todos los alcaldes porque “urge una decisión rápida para presentar el proyecto ante Europa, porque de lo contrario el tren nunca se hará”.

En la reunión hubo algunas voces discordantes, como las de Escolástico Gil, Mari Brito o José Julián Mena, alcaldes de El Rosario, Candelaria y Arona, quienes expusieron sus dudas sobre la rentabilidad del tren del Sur y el impacto ambiental que este pueda ocasionar, aunque precisamente en buena parte de esos municipios el viario sería soterrado.  El proyecto, que ya cuenta con la redacción hecha con cargo al Estado, se presentará ante la Unión Europea con 20 fases de construcción y se calcula que una vez licitada la obra se tardarían cuatro o cinco años en culminar los 80 kilómetros que van desde Santa Cruz de Tenerife hasta Costa Adeje, con paradas en Añaza, Candelaria, San Isidro, Aeropuerto del Sur, Los Cristianos y finalmente Adeje, aunque podría haber alguna variación, a tenor de lo expuesto por algunos de los alcaldes, que mayoritariamente se mostraron a favor del proyecto, entre otras razones, porque “retiraría muchos coches de la autopista y sería un transporte ecológico y rápido”, indicó, por ejemplo, el alcalde de San Miguel, Arturo González, uno de los que se mostraron más convencidos de la bonanzas del tren.

TE RECOMENDAMOS