Política

Manuel Domínguez, presidente del PP de Tenerife: “Las expectativas de financiación están muy bien si se cumplen”

“En la pandemia, He sido testigo como alcalde de episodios que me emocionaron o me frustraron”

Manuel Domínguez, en el patio del Parlamento de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ
Manuel Domínguez, en el patio del Parlamento de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ

No es que la alcaldía de Los Realejos se le quede pequeña, sino que su gestión municipal lo ha hecho grande en el PP y el partido ha crecido con él. Ahora, tras aquella etapa en el Congreso, el líder insular preside su grupo en el Parlamento de Canarias. 

Cómo está el panorama!
“La situación es muy preocupante. Yo, que soy de los que están a pie de calle como alcalde, me he encontrado con que estamos ante un problema grave. La gente empieza a perder su puesto de trabajo, no le llega para pagar el alquiler… Si se plasma la utilización del remanente, los ayuntamientos tendrán alguna posibilidad de salir adelante. Este es un momento para una política seria, responsable y para que se mida la capacidad de gestión en las administraciones”. 

-¿La solución que se ha encontrado para la liquidez de los ayuntamientos es la adecuada?
“Es la que se necesitaba. En este país, particularmente en Canarias, las pequeñas y medianas empresas son las que mayormente crean y sostienen los puestos de trabajo. Está bien que el Gobierno de Canarias mantenga su inversión, pero pocas empresas pueden encargarse de obras de 300 millones de euros. Está bien que los cabildos mantengan su inversión, pero no son muchas las empresas que puedan acceder a obras de 3 0 4 millones de euros. Sin embargo, hay muchas más empresas que pueden participar de las inversiones de los ayuntamientos. Por lo tanto, la utilización del remante de tesorería es vital para la supervivencia de las corporaciones locales y para que esta economía no caiga tanto como se prevé”. 

-En algunas arcas municipales solo hay telarañas…
“Son pocos, pero hay ayuntamientos que no tienen esos ahorros. Para eso existe la figura del endeudamiento. Con algunos límites, lógicamente, sin el libertinaje de antes de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera [de 2012]”. 

-El Ministerio de Hacienda abrió la mano el otro día en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de las Comunidades Autónomas. Román Rodríguez salió muy satisfecho de la reunión telemática. ¿Es para tirar voladores?
“La verdad es que, cada vez que algún miembro de este Gobierno autonómico se reúne con una representación del Ejecutivo nacional, sale satisfecho. Pero, al final, seguimos con los mismos problemas en nuestra tierra: sanitarios, de inmigración, de financiación… Me alegro de que vengan recursos económicos, que a esta comunidad autónoma se la tenga en consideración en el reparto de los fondos. Espero y deseo que sea realidad lo que se ha dicho ahí: un nivel de déficit de referencia del 2,2 % del PIB en 2021 que no será de obligado cumplimiento y que la Administración General del Estado asumirá la mitad a través de una transferencia extraordinaria de 13.486 millones de euros. Eso significaría que habrá dinero para atender las necesidades de Canarias. Me gustaría que no fuese como el pacto de reactivación, para el que se hablaba de 18.000 millones de euros y se quedó en menos de 6.000 millones. Están muy bien las expectativas, si se cumplen”. 

-¿El Partido Popular ve resquicios para el  acuerdo en torno al flamante plan Reactiva Canarias?
“El Partido Popular nunca se ha cerrado, pero aquel pacto [suscrito el 30 de mayo] nos parecía papel mojado y el tiempo nos ha dado la razón. Nosotros estamos en la línea de analizar cada iniciativa y aprobaremos las que entendamos que son positivas. No nos oponemos de plano”.  

-El de la vivienda, para el periodo 2020-2025, sí lo firmaron…
“Sí, veíamos un horizonte y predisposición a la negociación. Todo lo que se haga en Canarias en materia de vivienda va a ser bueno, porque hace muchísimo tiempo que no se ha hecho nada. Y ahí va a estar el Partido Popular, aportando propuestas: para el incremento del parque público, que el pequeño propietario (el 96% del total de viviendas en alquiler) reciba incentivos o sobre la vivienda sin terminar y por construir en los terrenos cedidos por los ayuntamientos. El plan va muy avanzado. Hemos empezado a trabajar en la ponencia. No va a ser un asunto de discusión, sino de colaboración. Esta área ha sido el gran fracaso de los gobiernos anteriores”.  

-En paralelo, han emprendido una ofensiva contra el fenómeno de la okupación
“Con esta iniciativa del Partido Popular se pretende propiciar una modificación legislativa a nivel nacional del tratamiento de la ocupación ilegal de viviendas, que haya una desocupación rápida, en 48 horas, y unas penalizaciones más contundentes. Al respecto, yo quisiera destacar el concepto de la víctima, sumamente acertado. ¡Me quito el sombrero! La ciudadanía lo estaba demandando”. 

-¿La reacción de la Fiscalía  responde a la presión ejercida desde la oposición?
“¡Claro! La oposición ha tocado una tecla que ha hecho reaccionar al Gobierno y que la Fiscalía se ponga las pilas. En Tenerife hemos asistido al desalojo de un centro comercial en Arona cinco años después”.  

-El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha negado en el Congreso que se okupen viviendas de particulares. Después, ha denunciado el intento de allanamiento de su segunda residencia, una cabaña ecológica en Casavieja (Ávila)… 
“Ya conoce a uno que lo ha sufrido. Toman a los ciudadanos por tontos y se creen más inteligentes que los demás”. 

-El consejero Sebastián Franquis reconoce que los trenes en Tenerife y Gran Canaria no son una prioridad; pero aboga por aprovechar la oportunidad…
“Creo que no son una prioridad ni una oportunidad. Es abusivo decirles a los ciudadanos sin un puesto de trabajo que se van a invertir 3.000 millones [del programa Mecanismo Conectar Europa 2021-2027] en las obras para unos trenes en las que la primera piedra no se colocará ni en 2025. Necesitamos urgentemente acciones que ayuden al sector de la construcción a compensar la caída libre del turismo. ¿Qué es lo que ha sucedido? Pues, que tanto Coalición Canaria como el Partido Socialista no hicieron la tarea. Lo que habría que hacer es sacar rendimiento de la ventaja competitiva de Canarias de contar con puertos y aeropuertos en la red transeuropea para llevar a cabo acciones como, por ejemplo, la terminal del Reina Sofía. Y que conste que el Partido Popular en Tenerife ha sido el máximo defensor de los trenes. Pero no ahora”. 

-¿Los proyectos de obras en carreteras cogen camino o se han atascado en una glorieta?
“La Consejería de Obras Públicas vive de las herencias. El cierre del anillo insular ya estaba proyectado y el hoy Gobierno regional lo criticó cuando estaba en la oposición, porque el tramo Erjos-Santiago del Teide presenta una serie de carencias, como carriles de entrada y salida al túnel que no estaban en el proyecto original y en el de Los Realejos y San Juan de la Rambla poco o nada se ha avanzado. Intentan girar la tortilla del lado de la alcaldía por lo del plan general, que bloquea el Ejecutivo canario”. 

-¿Qué es lo que ha sucedido?
“Que no hay planificación. En consecuencia, no hay acciones y seguimos colapsados. ¿Qué pasa con el tercer carril de la autopista del sur, con la rotonda de Oroteanda-Las Chafiras, la TF-5 entre Los Realejos y Santa Cruz e Icod de los Vinos? Las carreteras son de escaso interés incluso para el Gobierno actual, que tanto criticó en el pasado y que lo único que está haciendo es terminar lo que inició el anterior”.  

-El presidente de la patronal provincial de la construcción, Óscar Izquierdo, y el concejal de Ordenación del Territorio de La Laguna, Santiago Pérez, se lanzan piedras a cuenta de la vía exterior…
“Entiendo el posicionamiento del sector empresarial. Es de recibo, porque, como no existe una planificación conjunta entre vías principales y secundarias, un día aparece una idea y sobre la marcha se cambia; del bus-VAO se pasa al bypass por Los Rodeos; después se habla de la vía exterior; que sí, que no, en una misma formación política… Si vivo en Los Realejos tengo una opinión y en Guía de Isora, la contraria. En La Laguna pienso una cosa y en Santa Cruz, otra. La isla de Tenerife requiere un plan de movilidad exhaustivo. Sobre eso nos podremos posicionar. ¡Así nos va!”. 

-¿Para cuándo se espera que levante el vuelo el turismo?
“Canarias ha perdido una oportunidad de oro. Pudo haberse convertido en un oasis en el mundo. Cuando estuvimos todos confinados, sabíamos perfectamente detectar dónde había contagios y dónde no. Era un número pequeño. Entonces era cuando se tenía que haber implantado el test. No habríamos convertido en un destino seguro. Llegamos muy tarde. Lamentablemente, se ha dejado pasar un tiempo precioso”.  

Manuel Domínguez González. / S. M.
Manuel Domínguez González. / S. M.

-¿Qué hay de la hipotética moción de censura, con la que no se ha cesado de especular desde el principio de la legislatura?
“Las mociones de censura no se anuncian, sino que se ejecutan.  Yo no creo en esa posibilidad; sencillamente, porque el del pacto de las flores es un Gobierno de intereses partidistas”. 

-¿En qué sentido?
“Es un trueque: ‘Yo te apoyo en esto si tú me das lo otro, y tú me das aquello si yo te apoyo en eso’.  Están sobreviviendo con un objetivo partidista de aquí a las próximas elecciones. Se taparán los errores y se ayudarán para ir escapando. Se retroalimentan en el mensaje de que lo están haciendo bien. En definitiva, no hay opción de que la supuesta moción de censura salga adelante. Me aburre esa historia”. 

-¿Qué aportó la visita de Pablo Casado a La Gomera?
“Personalmente, le pedí que sea exigente con el convenio de carreteras. Hablamos del Posei [el programa comunitario de apoyo a las producciones agrarias de Canarias], de la sequía y, lógicamente, dos cuestiones que estuvieron en la conversación fueron el turismo y la inmigración ilegal. Nuestro presidente se llevó en la cartera estas inquietudes del Partido Popular de Canarias”.  

-¿Por qué el PSOE y el PP se llevan tan bien en La Palma y, sin embargo, son acérrimos adversarios en otros ámbitos?
“Influyen diversos factores: vínculos personales, situaciones locales, insulares, regionales o nacionales… Soy de los que están a favor de cuidar las relaciones con partidos con imbricaciones institucionales y alejados de los extremismos. ¡Ojo! Me refiero al Partido Socialista, no a Pedro Sánchez. Echo en falta en este país a un PSOE real. Hoy en día es un híbrido. El Partido Popular no puede perder la relación con el Partido Socialista. Son dos organizaciones políticas nacionales que, sin renunciar a sus características ideológicas, deben llegar a acuerdos de Estado”. 

-Al Gobierno de Pedro Sánchez lo sacuden por todas partes y los propios socios intercambian codazos, pero poco se mueve aparentemente. Al menos, no se refleja en las encuestas…
“Desgraciadamente, percibo que la moderación no está teniendo éxito frente al radicalismo, el grito, la bronca y el enfrentamiento. Cuando me encuentro a un presidente del Gobierno negociando con alguien que ha sido condenado por terrorismo o con políticos implicados en un golpe de Estado [el proceso secesionista catalán], no comprendo determinadas actitudes, justificaciones o indiferencia. Que Arnaldo Otegi [coordinador general de Euskal Herria Bildu] se siente a una mesa de diálogo, sin ninguna muestra de arrepentimiento, con quienes nos gobiernan lo veo como un insulto a este país y a la integridad de las personas. No me cabe en la cabeza que en el PSOE toleren tales comportamientos para aferrarse al poder. Si hace quince años, un vidente lo hubiese profetizado, lo habrían tomado por loco.  Hasta el último día de la campaña electoral, Sánchez rechazó pactar con los separatistas y los populistas. Al Partido Socialista se le permiten licencias que no se consienten al PP. Confío en que a no mucho tardar regrese el PSOE que contribuyó a la modernización de España”. 

-¿A quién beneficia la estrategia de Vox?
“Sobre la moción de censura, mi partido no ha decidido el voto. A ello me remito. Lo que deseo es que se enderece el rumbo para superar la deriva”. 

-En calidad de alcalde, ¿qué experiencias personales ha generado esta pandemia?
“Los momentos más duros en política los he vivido durante el confinamiento. El sentimiento ha estado a flor de piel. Ponía cara, nombre y apellidos a personas que estaban ingresadas en la UCI, era consciente de las situaciones dramáticas de mayores en soledad y de familias atrapadas por la crisis. He sido testigo de episodios que me emocionaron o me frustraron. Me sentí bastante afligido, aunque nunca nos abandonó la esperanza”.