Empresarios relevantes

Socios fundadores de Kaizten Analytics: “Los datos son el nuevo petróleo de la economía. El recurso que hace que las empresas mejoren resultados”

Cualquier problema que tenga más de una solución tiene una respuesta matemática. Con esta premisa nace Kaizten Analytics, una empresa de base tecnológica spin-off participada por la Universidad de La Laguna. La inquietud de Belén y Marcos (investigadores matemáticos) y Christopher (informático) ha hecho posible utilizar el análisis de algoritmos de inteligencia artificial para la resolución de problemas de optimización, la mayoría en el área de la logística. Es decir, que mediante el análisis de los datos la empresa consigue que las empresas puedan minimizar sus costes y ser más productivas.

De izq. a dcha. Marcos Expósito, Belén Melián y Christopher Expósito. / F.P.
De izq. a dcha. Marcos Expósito, Belén Melián y Christopher Expósito. / F.P.

– ¿Cómo surgió la empresa?
Belén Melián: “Tanto Marcos como yo hemos dedicado los últimos 20 años de nuestra carrera universitaria a la investigación en el grupo de computación inteligente de la ULL. Christopher fue nuestro estudiante doctorado en ingeniería informática y realizó su tesis doctoral al amparo de nuestro grupo en el área de logística portuaria. Cuando estaba a punto de defender su tesis, en el año 2017, el Cabildo de Tenerife publicitó un programa del fomento de la transferencia de conocimiento que se llamó Agustín de Betancourt. Al amparo de este proyecto, Christopher solicitó, como investigador principal, un proyecto que tiene por título Sistema inteligente para la optimización del transporte y la logística. Consigue el proyecto y esto le garantiza un contrato de 4 años para realizar la investigación y eventualmente montar una empresa de base tecnológica spin-off participada por la ULL. En un principio la empresa tendría que crearse este año, pero dado que ya estábamos investigado lo hicimos antes, en junio de 2019”.

-¿A qué se dedica exactamente la empresa?
B.M: “Nuestra área de investigación principal es el diseño, la implementación y el análisis de algoritmos de inteligencia artificial para la resolución de problemas de optimización, la mayoría en el área de la logística. Siendo conscientes de los beneficios que esta investigación podría tener para las empresas, decidimos transferirlos. Es decir, explicado de manera sencilla, lo que hacemos es optimizar los recursos de la empresa. ¿Cómo? Pues analizamos datos e incorporamos el conocimiento extraído de los mismos algoritmos de inteligencia artificial para, por ejemplo, diseñar rutas de reparto de mercancías o de recogida de residuos, confeccionar turnos de trabajo o recomendar rutas turísticas. De lo que se trata es de encontrar alternativas que minimicen los costes de la empresa”.

-¿Y todo esto se resuelve con un problema matemático?
B.M: “Si. Todo problema en el que haya que escoger o diseñar alternativas es susceptible de mejorar empleando técnicas de analítica de datos e inteligencia artificial. Lo que hacemos nosotros es analizar todos esos datos, y una vez estudiados, ayudar al cliente a reconocer dónde puede mejorar para optimizar su tiempo y sus recursos y, además, le decimos cómo hacerlo”.
Marcos Moreno: “Cualquier problema donde haya más de una forma de resolverlo es un problema de optimización. Lo que hacemos es aplicar técnicas de analítica de datos (de Big Data) y de inteligencia artificial para resolver ese problema. Los empresarios lo que están interesados es en minimizar los costes reduciendo los tiempos e incluso en maximizar la satisfacción de los clientes. Todo ello, además, garantizando la sostenibilidad”.

-¿Cuáles son los potenciales clientes de Kaizten?
M.M: “Actualmente estamos trabajando con dos empresas de dos campos distintos. Una dedicada a la atención sociosanitaria a personas dependientes y otra dedicada a la gestión marítimo portuaria. Para la primera estamos confeccionando los horarios para que la exposición al Covid-19 tanto del empleado como del usuario sea la menor posible. No obstante, el campo de aplicación de estas tecnologías es muy amplio e incluye sectores como el turismo, el transporte, la logística, la agricultura o los recursos humanos. En resumen, cualquier problema que tenga más de una forma de resolverlo se le pueden aplicar técnicas de inteligencia artificial y de Big Data para resolverlo y nuestra empresa se dedica a eso. A diseñar esos algoritmos y dar las soluciones”.

-¿Hasta qué punto es importante la gestión de los datos para una empresa?
B.M: “Mire, hoy se considera que los datos son el nuevo petróleo de la economía; el recurso que hace que las empresas funcionen y mejoren sus resultados. Cuantos más precisos sean, mejor se resolverán sus problemas de optimización. Es cierto que las grandes empresas son conscientes de ello e integran y analizan los datos disponibles para diseñar nuevos productos o planificar su producción”.
M.M: “Nosotros no escogemos los datos de seguridad de una empresa. Nuestros datos son los tiempos de traslado de un camión de un lugar a otro, número de empleados, número de vehículos…Nosotros lo que hacemos es coger esos datos para definir la mejor manera posible el problema al que se enfrenta la empresa. Por eso son tan importante para nosotros que esos datos estén correctos. En Canarias, sí que es cierto que aún queda mucho camino por recorrer. Las grandes compañías sí tienen más consciencia, pero las pequeñas, aunque cada vez están siendo más conscientes de que pueden mejorar, aún les cuesta, ya sea por falta de recursos o de tiempo o, incluso, porque no ven la ventaja que tienen los datos para optimizar sus resultados. Nuestra intención es, precisamente, ésta: hacerles ver lo importante que son los datos para que optimicen sus recursos y dejen a un lado las decisiones basadas en la intuición o en la costumbre”.
Christopher Expósito: “Sobre todo, en un mundo globalizado como el actual en el que la competencia es tan importante. Hoy en día, los datos son un activo más de la empresa e incluso el más valioso diría yo”.
B.M: “Al final, mientras el negocio va funcionando, uno no le presta atención a aquello que te permitiría ganar más dinero y ser más productivo”.
M.M: “Si una empresa de logística puede hacer el reparto en lugar de con siete con cinco camiones, se estaría ahorrando el coste del camión, gasolina, seguro… Es una oportunidad para sortear las crisis cuando se optimizan recursos, sobre todo para las empresas que tienen márgenes muy pequeños”.

-¿A las empresas canarias aún les cuesta arrancar?
B.M: “Cómo le dije antes, empresas como Binter Canarias o Fred. Olsen sí. Cuentan con importantes departamentos de analítica de datos y desarrollo que les permiten estar a la vanguardia empresarial de Canarias. Sin embargo, muchas pymes no se han planteado aún o han desechado por falta de recursos y tiempo el análisis de los datos y la optimización como herramientas para mejorar. Nosotros lo que hacemos es trabajar para apoyar a estas empresas. La inversión no es tan elevada porque la amortización y el ahorro que van a tener es muy rápido. El problema es que a las pymes el día a día se las come”.

-¿Hay banquillo en Canarias para la investigación? ¿Hay talento?
B.M: “Por supuesto que sí. La formación que reciben nuestros alumnos no tiene nada que envidiar a la que reciben sus compañeros del resto del territorio español. Prueba de ello es la concesión del sello de calidad Euro-Inf que ha recibido el grado de Ingeniería Informática de la ULL, lo que acredita la excelencia del título en el ámbito de la informática. Además, nuestros egresados se incorporan a grandes centros de investigación e innovación o a empresas de base tecnológica y son reconocidos como grandes investigadores”.
C.E: “Tenemos talento, pero es verdad que no siempre hay los recursos necesarios para avanzar en un modelo económico basado en el conocimiento. Todos, responsables políticos y empresas privadas, debemos esforzarnos por apoyar la investigación de calidad, de la que surge el conocimiento que permite crear empresas que comercializan productos o servicios de alto valor añadido”.