sucesos

Escupe a la Guardia Civil al desalojarlo de una fiesta en Fuerteventura

Los agentes encontraron en el interior del local a 50 personas
La surrealista multa de la DGT por mirarse en el retrovisor
Intervención de la Guardia Civil de Tráfico. EP
Intervención de la Guardia Civil de Tráfico. EP

La Guardia Civil del Puesto de Corralejo y la Policía Local procedieron al desalojo de un pub y a levantar numerosas actas de denuncia por incumplimiento de las medidas anticovid y detuvieron a uno de los clientes por escupir a un agente y dañar un coche patrulla.

En un comunicado, la Benemérita ha explicado que en el actual nivel que se encuentra la isla de Fuerteventura, el citado local no debía superar el aforo de 25 personas, encontrándose en su interior más de 50 individuos según pudieron verificar ambos cuerpos policiales.

Por su parte, en el transcurso del desalojo se procedió a la detención de un hombre que escupió a la cara de manera sorpresiva a un guardia civil y que incluso llegó a intentar golpearlo con su propia cabeza.

Esta persona había salido del local sin hacer uso de la correspondiente mascarilla, realizando un gesto obsceno a la fuerza actuante y portando una botella de cristal.

Además, el detenido mostró resistencia activa, por lo que tuvo que ser reducido entre cuatro efectivos policiales, llegando a provocar lesiones a uno de ellos y daños en el uniforme.

Finalmente, en el traslado del presunto autor de los hechos a dependencias policiales, este profirió golpes con sus piernas al vehículo oficial, llegando a desplazar y descolgar el cristal de una puerta

TE RECOMENDAMOS