polÍtica

Blas Acosta: “La judicatura en Fuerteventura está podrida, está viciada”

El dimisionario presidente del Cabildo majorero, Blas Acosta, carga contra la Justicia e insiste en aforarse como Fernando Clavijo (CC) para afrontar sus imputaciones por supuesta corrupción
El ahora expresidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta. Canarias 7

“La judicatura en Fuerteventura está podrida, está viciada”. El líder socialista en Fuerteventura, Blas Acosta, que acaba de dimitir como presidente del Cabildo de Fuerteventura tras ser encausado en dos procedimientos por varios delitos relacionados con la corrupción, justificó ayer así su insistencia en ser aforado como senador por la Comunidad Autónoma, pese a que el Código Ético del PSOE le obliga a dimitir de sus cargos, tanto orgánicos como institucionales, desde que se declare la apertura de juicio oral, un trámite inminente.

Vamos, que pretende aplicar la fórmula de Fernando Clavijo (Coalición Canaria) respecto al caso Grúas en una operación donde no pocos ven tras las bambalinas la mano de Sebastián Franquis, al parecer partidario de dinamitar desde dentro el llamado Pacto de Progreso que hoy gobierna Canarias, en aras de llegar a un acuerdo con los coalicioneros que le permita controlar el Cabildo de Gran Canaria gracias a una hipotética ruptura de los socialistas con Nueva Canarias.

La clave radica en que el candidato natural para suceder a Pedro Ramos como senador regional de los socialistas es Santiago Pérez, un auténtico quebradero de cabeza para Clavijo y que ha sido propuesto de forma indiscutible por la Ejecutiva insular del PSOE tinerfeño, de por sí minusvalorado en la representación institucional del partido, habida cuenta que, pese a ser la agrupación insular que más votos y diputados aporta al proyecto, apenas cuenta con dirigentes del partido en el Gobierno de Canarias.

Para justificar su ataque a la judicatura, Acosta (a quien la Fiscalía pide penas que suman siete años de prisión, en ambos casos relativos a su pasado como concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Pájara, concretamente cuando estuvo al frente de la empresa pública municipal de gestión urbanística Gesturpa) sostiene que “hace mes y medio se filtró a un medio de comunicación una resolución de un expediente de una denuncia de 2014” que a él le entregaron “la semana pasada”, por lo que lamenta que ya se ha producido “la pena de telediario”.

El dimitido presidente del Cabildo de la isla majorera ha confirmado en una entrevista al programa El Drago de la Cadena Ser que mantiene su candidatura al Senado por la Comunidad Autónoma.

“Tengo intención de que el PSOE tenga el debate sobre las tres alternativas que han hecho formalmente la petición y tomé la decisión más conveniente para los ciudadanos de esta tierra”, señaló, al tiempo que ha defendido que “un aforamiento no es una solución de cualquier ilícito penal que hayas podido cometer, todo lo contrario; está mal expresado o expresado de forma torticera por algunos”. Acosta, quien ha negado que haya sido vetado del PSOE regional o federal, espera que el partido siga “los cauces democráticos” que “mandan los estatutos” para elegir una de las candidaturas presentadas. “No es un trámite administrativo político, ni para un sentido ni otro”, añadió.

Sin embargo, no queda clara la referencia de Acosta a una tercera opción al puesto de senador autonómico, dado que el tercer nombre citado en los medios, el de la exconsejera de Sanidad Teresa Cruz Oval, no cuenta con el respaldo de ninguna agrupación insular.

Sobre su dimisión como presidente del Cabildo de Fuerteventura, Acosta ha explicado que una vez se aprobaron los presupuestos, decidió “tomar esa alternativa” al no contar con la mayoría en la Corporación “para su gestión. En este sentido, recuerda que en diciembre, el Partido Popular (PP), Coalición Canaria (CC) y Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF) confluyeron en nombrar presidente a Sergio Lloret, de la AMF.

TE RECOMENDAMOS