Crisis migratoria

López Aguilar: “Respaldo a Canarias ante la política española y comunitaria; no tiene por qué afrontar sola la migración”

El Parlamento Europeo ha aprobado una iniciativa por la que se insta a endurecer la directiva de aplicación

Juan Fernando López Aguilar
Juan Fernando López Aguilar

Con los traficantes de personas no hay trato en la UE. El Parlamento Europeo ha aprobado una iniciativa por la que se insta a endurecer la directiva de aplicación. En el pleno intervino el exministro Juan Fernando López Aguilar (PSOE), presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior.

-¿Qué aporta el informe sobre la trata de personas?
“En 2011, la primera ocasión en la que presidí esta comisión, legislamos la directiva de prevención y lucha contra la trata de personas, tráfico de seres humanos. El artículo 18 contempla que los estados miembros considerarán la tipificación penal del uso de los servicios de las víctimas de trata, aparte de disponer de un conjunto de instrumentos de carácter asistencial en los procedimientos de asilo, que luego se completó en la directiva de protección de víctimas, que aprobó esta comisión en 2012. Pues, bien, cumplidos 10 años de su vigencia, el Parlamento Europeo insta a revisar la directiva”.

-¿En qué sentido?
“Yo he pujado duramente para que se sustituya considerarán por incluirán en los códigos penales la tipificación del uso, consumo o empleo de los servicios sexuales o laborales de las víctimas de trata. El objeto es introducir en la ecuación, junto a las mafias criminales que explotan a las mujeres en la industria del sexo en la Unión Europea, a los consumidores, los clientes de una prostitución en la que el paisaje se ha transformado para estar dominado por los traficantes de personas y que se ceba cruelmente con las víctimas de trata”.

-La excusa de que se desconoce lo que hay detrás del negocio es poco creíble…
“¡No cuela! Es un hecho sangrante que, en Italia y en España, el mercado de la prostitución está dominado por traficantes y clientes sin escrúpulos. ¡Imposible ignorarlo! Las estadísticas reflejan de forma lacerante que existe un muy bajo índice de enjuiciamiento, persecución penal y condena de mujeres inducidas al negocio de la prostitución, traficadas, introducidas de manera irregular y esclavizadas. Eso tiene que ver con los problemas que acometemos en esta revisión de la directiva. Es imprescindible perseguir a las redes criminales que explotan a las personas en la Unión Europea y, por supuesto, a los consumidores de los servicios de personas que han sido víctimas de trata, a sabiendas de que lo son. Partimos de la idea de que el trabajo de las organizaciones criminales que trafican con personas concluye en los países de origen y tránsito, cuando embarcan a las personas traficadas en el cayuco o la patera. Cuentan con terminales que no son cómplices, sino coautoras de delitos de explotación de personas en el destino: la Unión Europea”.

-Es un paso adelante en un intrincado camino acechado por salteadores, ¿no?
“Constituye un avance en la respuesta penal armonizada y eficaz para atacar al modelo de negocio de los tratantes de personas, proteger a las víctimas y castigar al cliente”.

-Con sus particularidades, tales circunstancias no son extrañas al fenómeno global de la inmigración clandestina…
“Sin duda alguna es una realidad dramática, que conmociona, en la que no cabe ninguna concesión al racismo ni a la xenofobia ni al discurso del odio. Ninguna connivencia ni complicidad justificadora. Escucho: ‘Claro, esto es una reacción normal. La gente acaba, lógicamente, tomándose la justicia por su mano’. No. El hostigamiento a los inmigrantes es absolutamente intolerable. Dicho esto, con toda rotundidad, añado que la situación de las personas que arriban irregularmente a Canarias en la ruta atlántica, la más mortífera, merece una respuesta que sea coherente con el derecho europeo, acorde a los principios de solidaridad vinculantes de los estados y sobre la base de la responsabilidad compartida, que es por lo que he venido abogando. Soy el ponente por el Parlamento Europeo del acto legislativo, el reglamento de crisis, que da una oportunidad a la solidaridad. Voy a luchar por ella”.

-El Gobierno canario está que trina con el Reglamento de Procedimiento de Asilo que propone la Comisión Europea…
“El Gobierno de Canarias lo que hace es demandar, y lo comparto plenamente, solidaridad. De toda España, en primer lugar. Si no lo practicamos nosotros, ¿cómo vamos a exigir a los demás? El derecho europeo articula mecanismos de responsabilidad compartida y programas de realojamiento, que están congelados por las restricciones, severísimas, que la pandemia ha impuesto a la libre circulación con el restablecimiento de fronteras interiores y, consiguientemente, a las reubicaciones en la Unión Europea de extranjeros llegados a las fronteras exteriores. Hay una situación diabólica que nadie puede ignorar. Esto debe ser combatido buscando soluciones europeas y en ningún caso estigmatizando a los inmigrantes como si fueran delincuentes”.

-¿Cómo?
“El reglamento de crisis permite poner en marcha algún mecanismo de solidaridad ante emergencias migratorias que escapen a la capacidad de respuesta de un Estado miembro. Es lo que está sucediendo en Canarias. Sin embargo, he criticado públicamente que la propuesta de la Comisión ofrece una solidaridad flexible, porque hay estados que pueden prestar programas de realojamiento y otros que, negándose a los realojamientos, financien vuelos de retorno. Defiendo una solidaridad obligatoria, que vincule a todos los estados. Respaldo las exigencias de Canarias ante la política española y, por supuesto, comunitaria. No tiene por qué afrontar en solitario e indefinidamente la respuesta ante una emergencia migratoria masiva, puesta de manifiesto por una suma de concausas en el continente africano: el efecto de la pandemia, la desesperación de las generaciones más jóvenes y el cierre de las rutas mediterráneas, lo que ha motivado que se deriven los tráficos ilícitos de personas. Los migrantes no son una amenaza para nuestra seguridad”.

-Cuando se invoca la libre circulación de las personas que entran ilegalmente en Europa, ¿no se está alentando eso que se pretende erradicar? De algún modo habrá que controlar los movimientos y asentamientos para impedir que acaben en la boca del lobo de la explotación…
“Lo que debería haber es un régimen jurídico con reglas ciertas, seguras y equitativas. Si esas personas llevan sus papeles en regla, con contactos en algún otro país que no sea España, hablan una lengua distinta al castellano y aspiran al reagrupamiento familiar, deberían tener el derecho a hacerlo. Con garantías. Es verdad que la pandemia hace muy difíciles las derivaciones y las reubicaciones, pero habrá que presionar para que esa sea la regla jurídica confiable”.

-En esta sesión se ha debatido igualmente acerca de la “persecución de opositores en Rusia”, tras la encerrona en Moscú a Josep Borrell…
“Borrell está marcando una diferencia, como lo ha hecho tantas veces en su vida. Ha decidido sacar a la diplomacia europea de la zona de confort. Es una persona con criterio propio que asume riesgos. Habló con contundencia en su reunión bilateral con Serguéi Lavrov. Por eso, la rueda de prensa fue tensa”.

-¡Cómo sería la reunión!
“Borrell hace lo correcto, en su empeñó de que la Unión Europea emerja como un actor con autonomía estratégica con capacidad de formular una diplomacia y una política exterior propias. Intenta fijar criterio. Va en su haber, no en su deber”.

-¿Putin está pinchando con la vacuna de la geopolítica?
“En Rusia hay una concentración de poder, político y empresarial, vertical; incompatible con la razón de ser de Europa. Putin lo decide todo. La Agencia Europea del Medicamento es una autoridad independiente a la que le compete autorizar las patentes que se presentan”.

-Hungría va a su aire…
“Se ha saltado la disciplina europea, una vez más”.

-¿Es una anormalidad política que Pablo Iglesias esté en misa y repicando?
“España es una democracia plena y consolidada desde hace muchos años, un Estado constitucional y una sociedad abierta y pluralista. Todas las libertades están garantizadas por jueces independientes. Resulta inaceptable que se cuestione eso al servicio de estrategias que no sirven al interés general de España y contribuyen a empañar su reputación exterior, dañada por populismos cruzados: nacionalistas reaccionarios, y populismos que se dicen de izquierdas. Apoyo el posicionamiento de los socialistas en el Gobierno y de los representantes del partido”.

-¿Polonia es un engendro en el seno de la Unión Europea?
“En las restricciones al aborto en Polonia [la nueva ley prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo en caso incluso de malformación, después de que la norma fuera declarada inconstitucional en octubre], no solamente se ha producido un retroceso pavoroso de derechos y libertades. Además, lo perpetra un tribunal cuya independencia ha sido cuestionada ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al estar dominado por el partido gobernante [Ley y Justicia, el PiS]. Eso es lo que hemos debatido en el pleno, que ha rechazado [con escasas voces discrepantes] cualquier retroceso en la salud sexual”.

> Intervención de Juan Fernando López Aguilar en el pleno de la Eurocámara sobre la trata de seres humanos