sección mujeres influyentes

Yaiza Castilla: “Volvería a aceptar la Consejería de Turismo aún sabiendo lo que iba a pasar”

Se considera un friki de las series, de la novela negra y de los libros de economía y autoayuda que lee cuando se levanta a las 05:00 de la mañana
Yaiza Castilla, consejera de Turismo del Gobierno de Canarias. / Sergio Méndez

Llegó a un departamento amable y que, por regla general, nunca da problemas. Sin embargo, en menos de dos años se ha enfrentado a la quiebra del mayor operador turístico: Thomas Cook, y a un cero turístico obligado por la pandemia. “Ni en mis peores pesadillas llegué a imaginar que iba a tener que evacuar a turistas y ver hoteles cerrados”, dijo en una ocasión en una entrevista a DIARIO DE AVISOS. Pero aún así, esta mujer joven (1984) gomera, intrépida y muy curiosa admite que “volvería a aceptar una y otra vez” la consejería de Turismo aún sabiendo lo que iba a pasar. Se considera un friki de las series, de la novela negra y de los libros de economía y autoayuda que lee cuando se levanta a las 05:00 de la mañana. Adora la música, sobre todo la clásica, debe ser por su pasión por el violín, instrumento que tocó durante algo más de 10 años y una actividad que espera retomar algún día junto con el piano. Hace deporte todos los días, estudia para mejorar aún más su nivel de inglés y, cuando le queda tiempo en esta etapa que le ha tocado vivir, ve a sus amigos y familia y viaja a su tierra natal: La Gomera.

-¿Cómo llegó a la política?
“Pues si le digo la verdad por pura casualidad, porque la política no estaba entre mis objetivos de ninguna de las maneras. Salí de La Gomera para estudiar Derecho en la Universidad de La Laguna. Terminé la carrera año por año e hice un doctorado y un máster en Derecho Urbanístico. Después de trabajar unos años como autónoma entré en el despacho de Garrigues y en julio de 2015 saqué la plaza como letrada en la Gerencia de Urbanismo. Hasta ese momento, mi interés por la política había sido bastante escaso. De hecho, nunca había estado entre mis planes dedicarme a la política. Pero después de ganar ASG en las municipales recibo una llamada de Casimiro [presidente de ASG] para ir de asesora al grupo en el Parlamento. Estaba contenta en la gerencia, pero como me apasionan los retos, renuncié a la plaza en la gerencia y acepté. Ese fue mi primer contacto con la política, pero es que unos meses más tarde Casimiro me vuelve a llamar y me propone ir de senadora por La Gomera. Ahí empecé a tener conciencia de que mi vida iba a cambiar por completo. Nadie me conocía porque mis vínculos con la política habían sido escasos, pero la gente se portó muy bien conmigo. Gané y empezó otro reto porque nadie te enseña a ser senador. Estaba sola en el grupo mixto, pero me aprendí el reglamento de arriba a abajo y no paré de meter iniciativas. La verdad es que me dio pena dejar esta labor porque gracias al cargo de senadora conocí mucho mejor mi Isla y sus tradiciones”.

-Y de ahí saltó al Gobierno de Canarias.
“Pues tampoco me lo esperaba porque acababa de ganar el Senado. Pero Casimiro me volvió a llamar para ofrecerme el cargo. La verdad es que los tres sectores me gustan mucho y no me lo pensé dos veces. Y ahora ya le puedo decir que entiendo la política”

-Viendo todo lo que ha pasado y a las situaciones difíciles a las que se ha tenido que enfrentar ¿hubiera preferido quedarse en el Senado?
“No, en absoluto. Me ha tocado liderar esto y aquí seguiré porque uno de los retos que me he marcado es ver cómo se recupera Canarias. Volvería a decirle a Casimiro que sí a la Consejería aún sabiendo lo que iba pasar porque ha sido una etapa de crecimiento personal y profesional y de ayuda a la sociedad canaria que no hubiera podido hacer en ningún otro lugar. Cuando me toque irme, me iré con un montón de cosas aprendidas”.

-¿Se siente la sucesora de Casimiro Curbelo cuando él decida dar un paso a un lado?

“Mire yo vivo mucho el momento actual por eso no me pongo a pensar en lo que vendrá. Estoy tan centrada en lo que tengo encima, que no es poco, que no me he parado a pensar en nada más, pero es que, además, creo que decir algo al respecto ahora sería una enorme falta de respeto porque Casimiro aún está en su cargo y ojalá esté mucho tiempo más y hablar de sustituirlo me parecería feo”.
-En esta trayectoria que ha relatado se ha encontrado algún problema o situación complicada por ser mujer?
“Alguna que otra. Mire soy feminista. Creo en el feminismo real e igualitario y considero que para tener una visión igualitaria hay que tener la visión de los dos géneros. Es lo más justo”.

TE RECOMENDAMOS