CD Tenerife

Carlos Ruiz: “La incertidumbre está ahí y a todo el mundo le gusta tener atado su futuro”

A pesar de ser titular indiscutible, el CD Tenerife aún no ha movido ficha para renovar a uno de sus estandartes, Carlos Ruiz. El capitán y defensa central ha vuelto a ganarse la titularidad a base de trabajo, constancia y paciencia, la misma que tiene que tener cada temporada para que le ofrezcan seguir. Él se ve con fuerzas y ganas para continuar un curso más como blanquiazul.

A pesar de ser titular indiscutible, el CD Tenerife aún no ha movido ficha para renovar a uno de sus estandartes, Carlos Ruiz. El capitán y defensa central ha vuelto a ganarse la titularidad a base de trabajo, constancia y paciencia, la misma que tiene que tener cada temporada para que le ofrezcan seguir. Él se ve con fuerzas y ganas para continuar un curso más como blanquiazul.

-Teniendo los play-off tan lejos, ¿el objetivo único que tienen ahora mismo es llegar a la permanencia matemática cuanto antes?
“Yo prefiero marcarme objetivos a corto plazo y lo importante es ganarle al Cartagena y ponernos con 47. Sabemos que tenemos cerca ese primer objetivo, que es la salvación, y que lograrlo nos daría mucha tranquilidad, pero por conseguirlo no podemos bajar los brazos. Después del partido contra el Logroñés, en el que no salieron bien las cosas, teníamos ganas de mejorar y ganar, especialmente en casa, donde las cosas nos están saliendo bien. Ganamos al Sporting y ahora ya toca hacer un buen partido fuera de casa”.

-Pero imagino que dará mucha confianza al grupo saber que la permanencia está al caer.
“Todos habríamos firmado hace cuatro meses llegar a estas últimas jornadas con los puntos que tenemos. Pero eso no nos tiene que suponer una bajada de brazos, ya que en esta categoría pierdes dos o tres partidos seguidos y estás otra vez mirando para abajo. De hecho, si esta semana no llegamos a ganar al Sporting, estaríamos muy preocupados”.

-Además, el club se juega mucho cada jornada. Acabar lo más arriba posible es indispensable a la hora de montar el proyecto de la próxima temporada. ¿Eso lo tienen presente en el vestuario?
“Sí, sabemos que el presupuesto de la plantilla mejora cuanto más arriba quedemos. Eso es muy importante y todos queremos quedar lo más arriba posible”.

-También para cada jugador es importante acabar bien, especialmente si el destino del próximo curso no está claro.
“Los últimos 10 o 15 partidos son los que dejan huella en lo individual y todos queremos hacerlo bien. Esas sensaciones que se quedan si se hacen buenos encuentros son importantes, porque, si el club tiene dudas, se aclaran. Todos nos jugamos algo en esta recta final y eso se debe hacer notar en los choques”.

-Sobre su futuro, ¿se ha movido algo, el club se ha puesto en contacto con usted?
“No, el asunto sigue igual. No hay nada. Intento estar centrado en lo que puedo controlar, que es estar disponible para el míster. Tengo claro que quiero seguir jugando al menos un año más y espero que sea aquí. De momento, tengo que estar centrado en certificar la permanencia y hacer una recta final de temporada que nos deje buenas sensaciones a todos”.

-¿Le crea incertidumbre esta situación?
“Está claro que la incertidumbre está ahí y que a todo el mundo le gusta tener atado su futuro, pero es una cosa a la que estoy acostumbrado, porque es lo que me ha venido pasando en los últimos años. Lo que sí que tengo claro es que quiero seguir jugando un año más y ojalá sea aquí. Si no se dan las circunstancias, lo intentaré en otro lado, ya que me veo con fuerzas y con ganas de seguir”.

-Tampoco tiene claro su futuro Ramis. ¿Ha llegado al vestuario el debate que hay en la calle sobre la continuidad del entrenador?
“Nos llega porque sabemos que el míster el año que viene no tiene contrato, pero yo creo que los números están ahí y desde que llegó el equipo le ha dado la vuelta a la tortilla. Sus números están cercanos a play-off y la consistencia que le está dando al equipo es digna de admirar. El club eso lo va a tener en cuenta seguro. También sabe que le está dando mucha normalidad al día a día y eso lo jugadores lo notamos”.

-Le pregunto por esta temporada, que está siendo atípica. No parece que haya tanta igualdad como otros años y que los ricos han ganado mucho y los pobres al contrario.
“Hay que tener en cuenta que la gente de arriba está sumando muchos puntos y se ha puesto muy caro el ascenso directo y el play-off. Seguramente esta temporada habrá que hacer una puntuación mayor que otros años para meterse entre los seis primeros. Eso habla de que este año ha habido algo más de desigualdad entre los equipos de arriba y el resto. Es verdad que esto era algo que no estaba pasando en Segunda División, pero la realidad es que hay tres o cuatro equipos que han gozado de un presupuesto muy alto y han sido muy fiables, tanto en casa como fuera. De ahí las diferencias tan grandes que hay. A todos nos hubiese gustado estar toda la temporada peleando por los puestos de arriba, pero hay que darle mucho valor al cambio que experimentamos y a la capacidad de sufrimiento que tuvimos. El equipo respondió y siguió haciéndolo los meses siguientes”.