SOCIEDAD

Estefanía, emprendedora y autónoma: “Si la situación económica sigue así, no voy a poder sobrevivir mucho tiempo”

Como muchos jóvenes emprendedores y autónomos, Estefanía intenta salir adelante, pero reconoce que la situación económica ahora mismo es muy complicada y que hay muchos negocios que están destinados a morir. Además, se queja de las trabas burocráticas a la hora de solicitar las ayudas aprobadas por el Gobierno

Estefanía trabajando con una de sus clientas antes de la pandemia

Estefanía es uno de los miles de canarios autónomos que han sufrido las consecuencias económicas de la pandemia del Covid19. Madre, emprendedora y autónoma. Esta joven tinerfeña de 37 años lucha desde hace ya más de uno, momento en el que se declaró el Estado de Alarma en nuestro país, para sobrevivir laboralmente y continuar con la actividad económica que desarrolla. Una actividad que se enmarca dentro del sector servicios y de la organización de eventos.

Estefanía relata que como autónoma “el confinamiento fue bastante duro”, algo que agravó la incertidumbre: “Fue  muy complicado personal y laboralmente. Sentí incertidumbre y miedo por el virus, pero también por mi actividad, que se paró de golpe y, sin ingresos, tenía que seguir pagando la cuota de autónomo, que no es baja precisamente. El Estado no perdona”.

Ahora dice que siente angustia porque aunque el Gobierno anuncia ayudas cree que éstas “llegan tarde y mal”. Usa las mismas palabras que hace unos días empleaban los representantes de los autónomos y pequeñas y medianas empresas para referirse a las ayudas aprobadas por el Estado: “Hay muchos impedimentos para los autónomos. No es nada fácil sobrevivir en estos momentos. Hay mucha gente en ERTE, hay muchas personas que han perdido su empleo y hay mucho miedo. Es normal que la gente esté ahorrando lo máximo posible. Además, las restricciones impiden que haya encuentros y reuniones. Y esto imposibilita organizar, en mi caso, ningún evento con el que poder ganar algo de dinero. Por eso, o sigues luchando y te reinventas, o estás destinado a morir”.

Sobre las ayudas

Hace unos días conocíamos que el retraso en las ayudas directas anunciadas por el Gobierno han agravado la crisis económica y, a la vez, ha provocado el cierre de 130 empresas cada día. Unos datos que no sorprenden a esta tinerfeña: “Sé, por desgracia, de mucha gente que se ha dado de baja del autónomo y que ha cerrado sus empresas porque la realidad es que a final de mes te pasan la cuota y tienes que pagar, hayas ingresado o no, tengas gastos o no. La verdad es que te ves apurada”.

Asegura ser “como una hormiga, que busca ayudas por todos lados”, pero, aún así, sigue siendo complicado: “Lo intento, pero es agotador. Entre la incertidumbre que existe ante esta situación que no sabemos cuándo terminará, el esfuerzo por conseguir clientes, la presión por ingresar dinero para llevar a casa, más tu vida personal, terminas el día agotado. Porque los autónomos no paramos. Estamos todo el día trabajando. Me he acogido a una ayuda de mi mutua pero además estoy gestionando la aprobada por el Gobierno de Canarias, que se puede solicitar hasta el 8 de abril..”

Además, relata que a la hora de gestionar estas ayudas hay muchas trabas: “Hay tantos trámites, requisitos, solicitudes y modelos que rellenar que necesitas varios días para poder pedirla. Hay demasiada burocracia y debería ser más sencillo para nosotros”.

Nuestra protagonista se ha planteado  pagar a su asesor, pero dice que intenta ahorrar. “Al tener tan bajos ingresos no me compensa. Consiguen que se te quiten las ganas de pedir la ayuda porque, de verdad, que hay momentos en los que piensas que parece que te lo ponen difícil para que no la gestiones”.

Aún así reconoce estar “agradecida” por las ayudas que se han aprobado. Dice que hay que seguir apoyando para que la situación económica resurja aunque también plantea la posibilidad de reducir la cuota para aquellos que no ingresen. “Las cuotas de autónomo son muy elevadas y el Estado sabe qué empresas han ingresado y cuáles no. Debería ser más flexible e incluso eximir una parte de la cuota si ve que no tienes ingresos”.

Mirando al futuro

Como conclusión, esta joven autónoma asegura que si la situación económica sigue así, si no hay más movimiento y más gasto por parte de la gente en los próximos meses, no va a poder sobrevivir mucho tiempo: “Todo el esfuerzo y la ilusión con la que emprendes un proyecto ves que si viene abajo y no puedes hacer nada. Es duro pero a la vez hay que ser realista. Lo hemos normalizado, pero estamos viviendo una pandemia y la gente tiene miedo, y esto pasa factura a todos los sectores y a todos los niveles. Ser emprendedor ahora mismo es muy difícil aunque seas muy bueno y tengas una muy buena idea”.