sociedad

José Carlos González, fisioterapeuta: “El teletrabajo nos está haciendo más sedentarios; nuestro cuerpo no está diseñado para estar parado”

José Carlos González es fisioterapeuta y Licenciado en Ciencias de la actividad física y el deporte. Apuesta por el incremento del ejercicio físico como la mejor vía para combatir las dolencias musculares que lleva aparejado el teletrabajo

 

Hace ya más de un año del inicio de la pandemia y lo cierto es que la vida de todos ha cambiado. También en la forma de trabajar. Son muchos los españoles que han modificado sus rutinas laborales y ahora desempeñan sus trabajos desde casa, obligados por el Covid, para evitar el crecimiento de los contagios.

Tener la posibilidad de trabajar desde la vivienda está claro que presenta muchas ventajas pero a nivel físico, los expertos reconocen que pasa factura.

José Carlos González es Fisioterapeuta y Licenciado en Ciencias de la actividad física y el deporte. También es Director de Sanaya (Centro multidisciplinar de Fisioterapia, readaptación y entrenamiento, ubicado en Santa Cruz). Un profesional que ha notado un incrementado de pacientes aquejados de dolencias provocadas por permanecer mucho tiempo sentados, sin moverse, frente al ordenador. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Jose-Álvarez-1-1024x823.jpg

– ¿Ha notado que a raíz de la pandemia, a causa del teletrabajo, la ansiedad y el estrés hay más gente con dolencias musculares que acuden a ustedes los fisioterapeutas?
“Por supuesto. Hemos visto un incremento de patologías musculoesqueléticas a raíz de la pandemia y a raíz del confinamiento que han afectado a todos los rangos de edad. Desde gente joven hasta gente de mayor edad, que son los que más necesitan moverse. El teletrabajo ha provocado una pérdida de actividad física. Pasamos mucho tiempo sentados, no nos desplazamos a la oficina y eso repercute en nuestra salud e incluso en nuestro gasto calórico. Sin duda alguna, esto está provocando que seamos más sedentarios. Algo que afecta a nuestro aparato musculoesquelético”.

– ¿Cuáles son las dolencias o patologías con las que llegan estas personas a consulta?
“Fundamentalmente estamos viendo patologías relacionadas con la espalda, tanto a nivel lumbar como cervical. Esto con la inactividad, las malas posturas, estar mucho tiempo sentado y esa falta de actividad diaria hace que la columna sufra porque se debilita. Lo peor que se le puede hacer a la espalda, tengas la edad que tengas, es debilitarla porque eso lleva a tener muchos problemas; dorsales, cervicales y lumbares”.

– ¿De qué forma repercute esto en el rendimiento laboral y en el sueño, por ejemplo?
De manera muy directa. Cuando en nuestro día a día tenemos alguna molestia somos menos resolutivos y eficientes. Trabajar o vivir con molestias, enfocados en el dolor, hace que no podamos concentrarnos en nuestras tareas y que trabajemos peor”.

– ¿Qué recomendaciones haría a una persona que trabaja desde casa y que pasa mucho tiempo sentado frente al ordenador?
“La mejor recomendación que se le puede hacer a esta parte de la población es que aumente las horas de actividad física o de deporte a la semana. Si desgraciadamente nos tenemos que quedar en casa porque el teletrabajo es una de las opciones para frenar esta pandemia y nuestra actividad física y nuestro gasto calórico disminuye considerablemente, tenemos que hacer ejercicio físico de forma ordenada. Tenemos que consumir esas calorías y utilizar esos músculos que no empleamos de manera diaria. Digamos que es una manera de compensar esa falta de ejercicio. Sin ninguna duda hay que hacer ejercicio, comer mejor e intentar dormir entre 7 u 8 horas al día”.

– Hay una idea mal generalizada de que hay que ir al fisio cuando ya no podemos más con el dolor… ¿No debería ser algo que hagamos con más frecuencia?
“Sí, se nos asocia mucho con la frase vengo porque no aguanto el dolor. No hay que esperar al último momento porque quitar ese dolor cuando ya no se puede más porque es muchísimo más complicado que cuando lo cogemos en estadios iniciales. La solución, por tanto, pasa por incrementar la actividad física y el entrenamiento”.

– ¿Es muy importante entonces el deporte en estos casos?
“La gente tiene que empezar a ser consciente de que el fisioterapeuta no tiene un botón mágico que te puede curar. Venir a consulta cada mes y medio o cuando solo te duele algo no va a solucionar tu problema. La gente tiene que empezar a pensar que si nos pasamos 8 ó 9 horas en nuestro puesto de trabajo sin movernos hay que buscar una hora para caminar, correr o entrenar. Nuestro cuerpo no está diseñado para estar parados y es algo que remarcamos muchísimo desde el Colegio de Fisioterapeutas. Tenemos que ser prescriptores del ejercicio y remarcarlo a la población. Si no te mueves, tu alimentación es mala y tienes sobrepeso, no vale de nada que te tratemos. Tenemos que ser muy insistentes. Hay que educar a la sociedad para que dejen de ver las pastillas y los tratamientos milagro como una solución a largo plazo cuando son cortoplacistas totalmente”.

TE RECOMENDAMOS