seccion empresario relevante

Juan Ignacio García, director de Urbaser Canarias: “Es necesario que implantemos ya el quinto contenedor para la recogida selectiva de materia orgánica”

Urbaser es uno de los líderes mundiales en gestión medioambiental, una compañía global orientada a la sostenibilidad, que da servicio a más de 50 millones de personas en 30 países a través de una enorme red de más de 35.000 empleados y más de 160 compañías subsidiarias
Juan Ignacio García, director de zona Urbaser Canarias. / Sergio Méndez

Urbaser es uno de los líderes mundiales en gestión medioambiental, una compañía global orientada a la sostenibilidad, que da servicio a más de 50 millones de personas en 30 países a través de una enorme red de más de 35.000 empleados y más de 160 compañías subsidiarias. Su misión es contribuir al desarrollo sostenible de ciudades y territorios mediante servicios eficientes y tecnología innovadora. En Canarias, la empresa está presente desde el año 1992 con una apuesta firme y solvente en la gestión y el tratamiento de residuos”.

-¿Desde cuándo está en Canarias y qué servicios presta en el Archipiélago?
“En Urbaser prestamos diversos servicios medioambientales como la gestión y el tratamiento de residuos urbanos, el tratamiento de residuos industriales y la gestión del ciclo integral del agua en más de 25 países. Como empresa referencia en el sector medioambiental a nivel mundial, tenemos una apuesta clara por el desarrollo sostenible y por la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos en los municipios y ciudades donde prestamos servicio. En este sentido, nuestra presencia en España y más concretamente en Canarias, donde prestamos servicio desde el año 1992, es firme y solvente”.

– ¿Qué medidas se han incluido en la empresa para afrontar esta nueva situación sanitaria?
“Desde que comenzó la crisis del COVID-19 hemos apostado por una amplia flexibilidad que nos ha dado la oportunidad de compatibilizar el desarrollo de nuestras operaciones y asegurar la salud de las personas que conformamos este gran equipo. Entre otros, hemos realizado labores esenciales para la sociedad como la limpieza y desinfección de calles, plazas públicas, accesos a centros de salud, hospitales y colegios o la recogida de residuos urbanos. Estamos muy orgullosos de ser una parte clave e indispensable para que los servicios urbanos sigan prestándose en una situación tan complicada como la actual”.

– ¿Cómo ha afrontado la empresa la pandemia? ¿Hay empleados en ERTE?
“En Urbaser tenemos un equipo humano extraordinario que no ha dejado de prestar servicio ni un solo día durante esta terrible pandemia. Somos conscientes de que nuestro trabajo es esencial y, por ello, hemos realizado jornadas extras de limpieza y desinfección de todos los municipios donde prestamos servicio. Gracias a la gran estructura de Urbaser, no hemos tenido que realizar ningún ERTE a nuestros trabajadores. Por ello, es necesario agradecer y reconocer la dedicación y el esfuerzo que todo nuestro equipo de Canarias ha realizado durante este tiempo de pandemia, inclusive los días más duros y desconcertantes, que tuvieron lugar durante los meses de marzo, abril y mayo del pasado año”.

– ¿Hay un problema en Canarias con la gestión de residuos?
“En Canarias, la situación geográfica de las Islas que están aisladas periféricamente del continente europeo, hacen que la gestión de los residuos se convierta en un objetivo primordial. El modelo de Islas sostenibles debe tomar conciencia para todos los agentes implicados: ciudadanos, empresas, administración y turistas que nos visitan, entre otros. Debe ser un movimiento transversal en el que todas las partes tomen conciencia. Solo de esta manera podrá funcionar. La implicación de la sociedad es fundamental y, por ello, las campañas de concienciación y formación en colegios, asociaciones de vecinos, empresas o administraciones son fundamentales. Mire, según el INE, Canarias es la segunda comunidad autónoma que genera más residuos por habitante, solo superada por las Islas Baleares. Esta cifra nos hace ver que necesitamos adaptarnos a un modelo de gestión más sostenible para poder cumplir las normativas europeas en economía circular, donde en 2030 tendremos que reciclar al menos el 60% de los residuos municipales. Por ello, es necesario que este discurso pase del papel a la acción. Nosotros invertimos cada año más de 1 millón de euros en formación de nuestros empleados del sector de residuos, siendo un referente mundial en la puesta en marcha de estas prácticas”.

-¿Nos queda mucho por aprender en relación con Europa?
“Para hacer la comparativa con Europa tenemos que fijarnos, tanto en el nivel de residuos por renta per cápita, como en el nivel de reciclaje de cada país. Al margen de fomentar cada día más el reducir, reutilizar y reciclar los residuos, es necesario que implantemos ya el quinto contenedor, es decir, la recogida selectiva de la materia orgánica. Para ello, podemos implantar sistemas muy diversos, como el servicio puerta a puerta o los sistemas de apertura de contenedores con llave electrónica. Si no trabajamos en esta línea, no conseguiremos alcanzar el objetivo fijado por la UE para 2023 de reciclar el 55% del total de residuos municipales. Además, tendremos que llevar a cabo una gestión sostenible basada en la economía circular cuyo lema es convertir los residuos en recursos. Un ejemplo de esto es lo que llevamos haciendo en Tenerife desde 1992, donde la materia orgánica es reutilizada para elaborar compost como enmienda orgánica de suelos tan demandada por la agricultura de nuestras Islas. Hasta la fecha, hemos conseguido elaborar más de 165.000 toneladas de compost en Tenerife, que se han utilizado en la agricultura, siendo un referente en Canarias”.

-Urbaser lleva más de veinte años gestionando los puntos limpios en varias Islas de Canarias. ¿Qué papel juega este tipo de servicio en la gestión de los residuos y en qué incide en el medio ambiente?
“Estamos gestionando desde 1999 los puntos limpios de Gran Canaria de una manera continuada. Y es en este año, cuando el Cabildo previa licitación nos ha propuesto nuevamente como adjudicatarios del servicio. Un nuevo contrato que va a hacer que Gran Canaria esté a la altura de lo que se aplica en otras ciudades europeas acordes con los últimos cambios de la legislación vigente. Con esta gestión vamos a optimizar la reducción de los residuos que llegan a los complejos ambientales permitiendo para la Isla de Gran Canaria dos beneficios indudables. Por un lado, la optimización de los residuos orgánicos en los complejos ambientales; y, por otro, se recicla y se recupera una gran cantidad de los residuos que habrían terminado en los vertederos. Con el nuevo contrato se espera que en muchos de estos residuos se tripliquen la recolección y tratamiento. Bien por el aumento de la permisividad de la entrega de alguno de los residuos y bien por la apertura a más municipios con este servicio”.

TE RECOMENDAMOS