la orotava

Un trozo del Magno Tapiz de la plaza del Ayuntamiento se llevará a la iglesia de La Concepción, en La Orotava

El círculo con el primer pez dibujado por los cristianos se realizará sobre una superficie de madera u otro elemento consistente para trasladarlo a la parroquia y que sea pisado por la procesión del Santísimo el día del Corpus Christi, al no poder llegar al Consistorio
En el tapiz central, o “la burbuja”, se encuentran los tres tapices que como cada año tienen un sentimiento religioso y unos motivos sociales, en esta ocasión, marcados por la pandemia. DA
En el tapiz central, o “la burbuja”, se encuentran los tres tapices que como cada año tienen un sentimiento religioso y unos motivos sociales, en esta ocasión, marcados por la pandemia. DA

Con este esfuerzo de adaptación que hemos hecho, La Orotava volverá a oler a brezo, a tierra y a flores y estamos enormemente agradecidos de que ello ocurra”, declaró ayer el alcalde, Francisco Linares durante la presentación del boceto del Magno Tapiz de la Plaza del Ayuntamiento que se confecciona con arenas del Teide este año se hará adaptándose a las exigencias sanitarias impuestas por la pandemia de Covid-19.

Una de las novedades es que la procesión del Santísimo no podrá llegar al Consistorio en la Infraoctava del Corpus Christi. Por esta razón, el director de la alfombra, Domingo González Expósito, ha decidido que un pequeño trozo de ésta, en concreto, el círculo con el primer pez dibujado por los cristianos, se realizará sobre una superficie de madera u otro elemento consistente que sea fácil de transportar y se llevará a la iglesia de La Concepción, donde podrá ser pisado.

Será el miércoles por la tarde-noche cuando un pequeño grupo de tres o cuatro personas trasladen con especial cuidado este dibujo a la parroquia y lo coloquen en el mismo espacio en el que el año pasado se elaboró la alfombra de flores. Al mismo tiempo, se rematará el espacio que queda en blanco aunque todavía no está decidido si el azulejo se quedará como está o lucirá un fondo negro.

Otra de las novedades es que este año su tamaño se reduce y ocupará 775 metros cuadrados de los 945 que tiene la plaza. Ello se debe a que los tres tapices se ubicarán en el mismo espacio central al haber únicamente una carpa central, ya que la disponibilidad económica está complicada debido a la pandemia.

El número de personas que trabajará es el mismo que años anteriores, el equipo de Artearena pero divididas en diferentes turnos de entre cinco y seis, dependiendo del espacio y la climatología.

La semana pasada se realizaron las primeras marcas porque hacía falta tenerlas antes de colocar la carpa, pero la lluvia de los últimos días borró algunas y es necesario repasarlas por dentro. Los dibujos se empezarán a trabajar esta misma semana y probablemente la tierra, la próxima.

Estos detalles fueron ofrecidos por Domingo González, quien compareció en rueda de prensa junto al alcalde; el concejal de Fiestas, Alexis Pacheco, y el cura párroco, Óscar Guerra.

El director también especificó que la “burbuja central” está conformada por tres tapices superpuestos, uno en el centro y dos traseros que están girados, “con lo cual dará una perspectiva de que hay mayor profundidad entre ellos. “Es un riesgo que asumo”. apuntó.

El del centro, completamente rectangular, refleja a la Sagrada Familia, la Virgen, el Niño y San José, representando este último el tema religioso más importante de este año: el patronazgo de San José con la iglesia. En el segundo, se puede ver una abuela con su nieta, ambas con mascarillas, una imagen que da luz y esperanza; mientras que en el de atrás se ve a una persona hospitalizada y entubada, en la que también se ve una mano que la está acompañando que es la que simboliza el trabajo que realizan los sanitarios y los voluntarios para ayudar al prójimo.

En la “burbuja” hay espacio para más “guiños”, como el fondo negro, que representa la incertidumbre del momento actual, pero con los círculos blancos que simbolizan la luz al final del túnel. También las cañas en forma de cruz con un pequeño círculo de carozo (de maíz) dentro, que representan la necesidad del distanciamiento social y la prudencia y que se encuentran separadas entre sí a1,5 metros de distancia. También estas cruces son el motivo que recuerda a todos los fallecidos por la pandemia.

Se incorpora este año, debido a la actual situación que no permite la realización de los tradicionales tapices de flores en las calles, dos pequeños corridos en ambos lados, en representación a este arte efímero.

TE RECOMENDAMOS