foro econÓmico, canarias tras la covid

Blas Trujillo: “El 40% del incremento presupuestario de Canarias se ha destinado a la protección de la salud”

El consejero regional de Sanidad señaló que el Ejecutivo ha priorizado la reducción de las listas de espera, teniendo en cuenta que la pandemia ha afectado a la atención de otras patologías distintas a la COVID-19

“El 40 por ciento del incremento presupuestario de la Comunidad Autónoma, 160 millones de euros, se ha destinado a la protección de la salud, y más de la mitad va a atención primaria y salud pública”. Así se expresaba esta mañana el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, en el marco de su intervención en el Foro Económico Español ‘Canarias tras la COVID-19’ organizado por EL ESPAÑOL, Invertia y Diario de Avisos, que se se está desarrollando en las instalaciones de Plató del Atlántico de Santa Cruz de Tenerife y se prolongará hasta este martes.

Desgranando la cantidad de recursos que desde la Administración regional se han consignado para atender la crisis provocada por la pandemia, el titular del Área señaló que a los fondos ya mencionados habría que sumar otros 200 millones de euros para el Plan Aborda, focalizado en reducir las listas de espera, especialmente quirúrgicas. “El COVID ha sido un elemento que lo ha acaparado todo. Lo más terrible es la afección a otras patologías. Esto ha condicionado todo el sistema y, evidentemente, es algo que nos preocupa”, afirmó.

En lo referente al hecho de que las Islas se sitúen como una de las regiones con menor incidencia acumulada de la enfermedad de España, Trujillo resaltó dos factores que, a su juicio, habrían sido claves: “La actuación del Gobierno y del resto de administraciones públicas, con las que hemos estado muy coordinados, intentando adelantarnos a los acontecimientos, y que la sociedad ha colaborado”. No obstante, descartó otro tipo de causas que se han esbozado a lo largo de este tiempo, como “la condición insular”, dado que Baleares, pese a ser un archipiélago, no ha presentado una credencial sanitaria similar; o el clima.

Con la mirada puesta en la inminente apertura turística, el consejero canario condicionó un fluido tráfico de a que se alcancen los objetivos de vacunación trazados. En este sentido, manifestó su confianza en que “en verano tengamos a la población diana, el 70%, inmunizada”. “De hecho, estamos hablando de vacunar a los menores de 16 años”, dijo, al tiempo que detalló que en la actualidad se administran en torno a 110.000 dosis semanales, si bien el ritmo adecuado, según los cálculos de las autoridades, es que se eleven a 160.000, para lo cual no descartó contar con la sanidad privada: “Estamos analizando y estudiando si complementamos con otros recursos el aparataje público que tenemos”.

“Fuimos la primera comunidad autónoma que sacó un decreto para que cualquier persona que se aloje en un establecimiento turístico tenga que tener una prueba diagnóstica negativa. También en invierno articulamos, con la marina mercante, un protocolo de funcionamiento de los cruceros, de manera que hemos podido tener temporada de cruceros. Hemos intentado compaginar, de la mejor manera posible, la protección de la salud con el desarrollo económico”, concretó el consejero de Sanidad. Además, recordó que en la pasada Navidad se pusieron en marcha cribados para los canarios que volvían al Archipiélago para pasar las fiestas con sus allegados: “Llegamos a las 370.000 personas”.

Cuestionado por el periodista Eduardo Ortega, jefe de Economía y Sanidad de Invertia y conductor de la conversación, sobre la polémica en torno la segunda dosis de AstraZeneca, que fue paralizada por los episodios de trombos en algunos pacientes, Blas Trujillo aseguró que Canarias esperará a la decisión que tome el Ejecutivo central y se moverá dentro de la estrategia de vacunación nacional. Es más, apuntó a este extremo como posible razón por la que no se han puesto en contacto con él representantes de Sputnik V, el remedio ruso, como sí han hecho con otros de sus homólogos.

Por último, respecto a la relevancia que ha adquirido la cartera que dirige, debido al calado de la crisis sanitaria, así como su afección en otras materias, el consejero canario expresó su deseo de que “en breve seamos menos importantes y sean otros ámbitos los que jueguen un papel clave”. Eso sí, matizó que “vamos a seguir siendo un motor”, en la medida en que, adelantó, “Sanidad va a ser la consejería que más recursos tenga para digitalización”, incorporando metodologías como la telemedicina.

TE RECOMENDAMOS