sanidad

El gerente del hospital canario dice que el brote del gimnasio “no es preocupante”: ya son 61 los contagiados

“Es un brote deportivo que se ha ido extendiendo al ámbito familiar de los afectados", ha declarado
HOSPITAL DOCTOR JOSÉ MOLINA OROSA LANZAROTE
HOSPITAL DOCTOR JOSÉ MOLINA OROSA LANZAROTE
Exterior del Hospital Doctor José Molina Orosa, en Lanzarote. GOOGLE MAPS

Ya son 61 las personas afectadas por el brote de Covid-19 en un gimnasio de Arrecife: 33 de los casos están vinculados a la actividad deportiva pero ya son 28 los casos derivados de ramificaciones sociales y principalmente familiares, según recoge este viernes Lancelot. Aún así, la Gerencia Del Hospital Doctor José Molina Orosa no considera preocupante este brote. “Es un brote deportivo que se ha ido extendiendo al ámbito familiar de los afectados y de ahí que sea grande, pero tampoco es el más grande que hemos tenido”, explica José Luis Aparicio, gerente del hospital lanzaroteño. “Igual que ha ocurrido en otras ocasiones, se controla porque tenemos un equipo de rastreo que es de los mejores de Canarias. Estamos haciendo entre 300 y 500 PCR diarias en los screenings, pero no estamos preocupados”.

Pero mucha gente se pregunta cómo pudo ser contagioso este brote. “Lo que ocurre es que se trata de gente joven, y muchos son asintomáticos y, claro, sino da síntomas y no se detecta hasta que otra personas de síntomas, pues claro, por el camino ha podido contagiar a otras personas”, explica.

Por otro lado, Aparicio se mostraba orgulloso a la hora de asegurar que ayer se batió un nuevo récord de administración de vacunas en Lanzarote. “Ayer batimos nuestro récord con 2.056 vacunas y ya hemos administrado más de  50.000 vacunas, en total, 18.000 dos dosis, y 40.000 sólo una”, explica. “El 30 por ciento de la población tiene ya, al menos, una dosis, y el 1% las dos dosis, y eso se está notando porque, aunque los casos han subido en las últimas semanas, no se nota presión asistencial”.

José Luis Aparicio hace un llamamiento a la sensatez y pide a la población que no incumpla las medidas de seguridad una vez que ha decaído el estado de alarma y se ha suprimido, entre otras medidas, el toque de queda.

TE PUEDE INTERESAR