Novatadas, acoso sexual o plagio podrán ser castigados con tres años de expulsión de la Universidad

El Gobierno aprueba el anteproyecto de Ley de Convivencia Universitaria, que sustituye un decreto franquista de 1954 “anticonstitucional”

El Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de Ley de Convivencia Universitaria, que considerará como falta muy grave las novatadas, el plagio de Trabajos de Fin de Grado, de Máster o Tesis Doctoral, o el acoso o acoso sexual, lo que supondrá la expulsión de entre dos meses y tres años o la pérdida de derechos de matrícula parcial durante un curso académico.


La discriminación, la falsificación documental, el incumplimiento de las normas de salud pública, la suplantación a un miembro de la comunidad, o impedir el correcto desarrollo de los procesos electorales, serán consideradas faltas muy graves.


El documento volverá al proceso de información pública y tendrá que ser de nuevo aprobado por Consejo de Ministros en una segunda vuelta. Universidades espera remitir el texto a las Cortes a finales de este verano.
Esta Ley de Convivencia Universitaria sustituye al Reglamento de disciplina académica firmado por Franco en 1954, siendo esta “anticonstitucional” y “anacrónica”, dando lugar a “problemas jurídicos”, y con un carácter “punitivo” al incluir sanciones “desproporcionadas” y no recoger “garantías básicas de los derechos de los estudiantes ante las faltas y sanciones”.


Serán consideradas faltas graves acciones como apoderarse indebidamente del contenido de exámenes; deteriorar gravemente las obras que componen el patrimonio de la universidad; utilizar indebidamente contenidos y/o medios de reproducción y grabación de las actividades sujetas a derechos de propiedad intelectual; incumplir las normas de seguridad y salud; acceder sin la debida autorización a los sistemas informáticos; o falsear los resultados de un examen o trabajo, entre otras.

TE RECOMENDAMOS