santa cruz

Juan José Martínez: “Antes que subir impuestos hay que mejorar en ejecución y lucha contra el fraude fiscal”

El concejal de Hacienda de Santa Cruz, Juan José Martínez, repasa las novedades de la campaña tributaria ya en marcha con el periodo de pago voluntario que finaliza en septiembre
Juan José Martínez es el concejal de Hacienda de Santa Cruz. / Sergio Méndez

El periodo de pago voluntario de impuestos en Santa Cruz tiene este año dos meses más para que los chicharreros puedan realizar el pago del IBI, el rodaje o la tasa de basura. Así lo detalla el edil de Hacienda, Juan José Martínez, quien repasa en DIARIO DE AVISOS las medidas implementadas este año para facilitar el pago de los tributos, además del futuro impositivo que le espera a la capital, asegurando que la subida de impuestos no está en la agenda, y en caso de que fuera absolutamente necesario “sería a los que más tienen”.

-¿Cómo va la recaudación en periodo voluntario?
“Aún es pronto para saberlo. Las fechas claves para el pago de impuestos como el IBI, rodaje, basura o vados son del 17 de mayo al 17 de septiembre, lo que supone dos meses más de periodo de pago. Además los recibos domiciliados que mantienen la bonificación del 3% se cargarán el 3 de septiembre, ya que siempre intentamos trasladarlos al final del periodo de cobro”.

-¿Y qué novedades se han implementado este año?
“Las novedades pasan por ejemplo por el plan personalizado de pagos, que si se pidió antes del 17 de abril, ya es de aplicación este mismo año, y si no, se pondrá en práctica el próximo. Es una medida que permite pagar hasta en 10 mensualidades. También se han mejorado los supuestos para fraccionamiento y aplazamiento de forma que se puede llegar hasta 30 meses, y se ha retirado la necesidad de aval por deudas de 20.000 euros”.

-¿Aún quedan novedades por poner en marcha?
“Sí. Estamos trabajando para que las solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento se puedan gestionar íntegramente por la plataforma electrónica municipal en los próximos meses, de forma que ya no solo se pueda pedir, sino que además se obtenga respuesta sobre la marcha. Lo queremos tener disponible antes del verano, porque para que se pueda aplicar el fraccionamiento hay que hacerlo dentro del periodo voluntario. Además, a través de esta plataforma también se puede solicitar la carta de pago sin necesidad de firma electrónica”.

-¿Está aguantando la recaudación municipal la crisis?
“Hasta ahora ha aguantado muy bien. Se ha reducido en torno al 3%, y tiene mucho que ver con ciudadanos que recurren al aplazamiento y fraccionamiento, y eso ha podido soportar en parte la caída de los recursos procedentes de la Comunidad Autónoma, que está en el entorno de los 15 millones”.

-Para 2022 y 2023 los expertos apuntan un panorama de ingresos muy complicado…
“Es cierto que nos preocupa mucho el escenario post COVID desde el punto de vista del mantenimiento de los servicios públicos y la presión fiscal. Hay que recordar que Santa Cruz ha conseguido colocarse en los últimos años como la capital de provincia con menor presión fiscal. También lideramos el gasto social, que ojalá no tuviéramos que hacerlo. Así que tenemos que mantener la ventaja competitiva de la baja presión fiscal, y por otro tener medios suficientes para atender la población más vulnerable. El problema es que no vemos en otras instituciones políticas claras que contribuyan a salir de la crisis”.

-¿Entonces cómo se va a arreglar Santa Cruz sin subir impuestos?
“Para nosotros en un contexto de crisis de caída de la demanda, la última receta es una subida de impuestos. Nuestra formación política no tiene una posición a priori contraria a la fiscalidad, que es lo que permite tener servicios públicos de calidad. Lo que cuestionamos es que este sea el momento para incrementos de impuestos. Si es necesario para mantener los niveles mínimos de la atención que requieren los ciudadanos tendremos que afrontar medidas de ese tipo. Mientras haya alternativas no las vamos a plantear”.

-¿Y cuáles son esas alternativas?
“Santa Cruz ha sacado un presupuesto este año que no ha supuesto una subida de impuestos, al contrario se han bonificado. Lo que tenemos que ser es más eficientes en el gasto. Estamos subiendo los niveles de ejecución y eso tiene un impacto en la economía de la ciudad. Tenemos que estimular la inversión, y una baja fiscalidad lo consigue, porque más inversión supone más empleo, y eso menos gente con necesidad de apoyo social, lo que nos permitirá dedicar recursos a otras cosas”.

-¿Y en caso de que se pusieran en riesgo los servicios públicos?
“Como dije antes, no estamos en contra de la fiscalidad. Si al final tenemos que hacer algún tipo de modificación de la figura impositiva en Santa Cruz, lo haremos con el principio de trasladar carga fiscal hacia quienes más tienen, y evitar que cualquier carga fiscal vaya hacia quienes realmente acaban pagando la factura que son clases trabajadoras y clases medias. Pero lo que nosotros proponemos a corto plazo es hacer un plan de verdad de lucha contra el fraude fiscal”.

-¿Cómo va esa lucha en Santa Cruz?
“El año pasado nos centramos en hacer aflorar plusvalías y eso nos ha permitido compensar la caída de ingresos de la Comunidad Autónoma, ya que hemos conseguido aflorar unos seis millones por ese concepto”.

-¿Qué ayuda espera del resto de administraciones?
“Ahora mismo nos preocupa mucho porque tenemos una administración insular que está ausente de los grandes problemas, sin liderazgo, incapaz de afrontar problemas como el de la conectividad área, o la marítima, en la que se están disparando los costes de los fletes. Una administración sin la mínima cintura política para apoyar al Banco de Alimentos… Y el Gobierno regional no está mucho mejor. No sabemos nada del Fedecan, un fondo del que a Santa Cruz le tocaría una anualidad de entre 6 y 10 millones, y que entendemos que hay que reprogramar, crear un fondo municipal de reconstrucción. También se corre el riesgo de perder la ventaja fiscal para rodajes. Demasiados problemas a los que no vemos que se les dé una solución”.

TE RECOMENDAMOS