sanidad

Rodrigo Martín: “Sanidad tiene que cambiar los rastreos y los alcaldes deben poner más celo en la vigilancia”

El presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, Rodrigo Martín, cree necesario modificar los actuales protocolos y pide más responsabilidad social

El presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, Rodrigo Martín, sugiere que Sanidad y ayuntamientos de Tenerife adopten medidas más intensas para acabar con la escalada de COVID en la Isla.

Al Gobierno, el representante de los médicos le pide revisar el protocolo de rastreo de los nuevos casos y a los alcaldes, un mayor control sancionador en las medidas de vigilancia. Martín, hizo estas declaraciones a DIARIO DE AVISOS y puso también el dedo en la llaga en los micrófonos de COPE Tenerife.

Tenerife camina indefectiblemente hacia un nivel 3 de restricciones. Los números no mejoran. Ayer, de nuevo, la Isla se acercó al centenar de nuevos casos de COVID, acumulando el 77% de los 124 que se registraron en toda Canarias. Estas cifras están tirando hacia arriba de la incidencia acumulada tanto a los 7 días como a los 14, con una tendencia al alza que puede perjudicar aún más la situación económica de cara al turismo, si no se consigue controlar las nuevas infecciones. El próximo miércoles el Consejo de Gobierno puede acordar subir a la Isla de nivel y ampliar las restricciones para frenar el aumento de las incidencias. La hostelería tiembla. Que la Isla vuelva a un nivel 3 implica que la restauración se vea obligada a cerrar de nuevo los interiores de los locales.

En las terrazas se volverán a reducir los aforos, en este caso al 50%, pasando, además, las reuniones permitidas de las actuales 6 personas a cuatro, además del cierre de los gimnasios. Ante esta situación, que los expertos aún no logran explicar, voces como la del presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, Rodrigo Martín, apuntan a una serie de condicionantes que, de forma conjunta, están lastrando la recuperación de la Isla.

Martín vincula el incremento de contagios que se está registrando en Tenerife con una cierta relajación en el comportamiento de la población vacunada. Así, estima, que, a su juicio, el relajamiento social de los menores de 50 años inmunizados está provocando un aumento significativo de casos en las últimas semanas. En declaraciones al DIARIO, señaló ayer que “da la impresión de que si ya estás vacunado de la COVID puedes bajar la guardia, acudir a cualquier reunión, viajar…, y esto no es cierto.

Las vacunas tienen una cobertura y hay un porcentaje de casos en los que se puede contagiar. La gente vacunada puede contagiarse y pasar la enfermedad casi sin saberlo, con síntomas leves o siendo asintomático, con lo que puede transmitir el virus, asimilando como un simple catarro o resfriado, lo que es una COVID”, por lo que reiteró su llamamiento a la población para que “no baje la guardia”.

“Muchos vacunados han rebajado la tensión, entre ellos hay sanitarios, policías o maestros, que han olvidado que pueden infectarse e infectar, y hacen vida normal y se reúnen sin respetar las normas con familiares, amigos o compañeros de trabajo, algunos sin inmunizar, y esto hace que suban los positivos”. Cuestionado por los cambios que sugiere que adopte Sanidad en cuanto a los protocolos de rastreo de los nuevos casos, aseguró que “sería bueno modificarlos en Tenerife incidiendo en aquellas zonas geográficas y grupos de población con más riesgo.

También hay que insistir en el cumplimiento de las cuarentenas”, indicó. Además, hay que explicar e informar a la población con más intensidad: “Si decimos que hay una incidencia media de contagios a 7 días de 47 casos por cada 100.000 habitantes o a los 14 días de 90, hablamos de todo el territorio regional, pero Tenerife, que está peor, con 81 casos a 7 días y 144 a 14, tiene municipios como Santa Cruz con 372 casos a los 14 días y La Laguna con 206 que registran datos superiores a Madrid o Barcelona”.

Martín apeló también a los Ayuntamientos para que guarden más celo en el cumplimiento de las normativas. “Los ayuntamientos que saben que en su municipio tienen unos datos de contagio muy altos, deben tener más control en las medidas de protección frente a la COVID, sobre todo en espacios públicos, y sus alcaldes deben evitar esos mensajes rebajando la gravedad de la situación”. Además, apeló a los empresarios de la hostelería y la restauración: “creo que por su propio interés, deben insistir a sus clientes en el cumplimiento de las normas en sus locales”, precisó.

TE RECOMENDAMOS