sucesos

Un amigo de Gimeno: “Están investigando barcos en los que pudo huir con las niñas a Sudamérica”

En declaraciones a Cope Tenerife reitera que todas las hipótesis se mantienen abiertas
Desde que zarpó de Santa Cruz, el barco trabaja las 24 horas del día en el operativo desplegado para dar con las pequeñas. / Sergio Méndez

Pese la tremenda dificultad a la que se enfrenta la tripulación del buque oceanográfico Ángeles Alvariño en su búsqueda por las profundidades submarinas de algún indicio que ayude a despejar las incógnitas que rodean a la desaparición de las niñas Anna y Olivia, de uno y seis años de edad, respectivamente, que tuvo lugar en Tenerife el pasado 27 de abril, su empeño y dedicación a esta tarea no solo no presenta aparentes signos de flaqueza alguna sino que prosigue con renovadas energías.

En cuanto a los objetivos que se persiguen como posibles resultados de una búsqueda tan compleja, habida cuenta de las notables profundidades existentes donde se busca, figuran preferentemente las bolsas y bultos que cargó Tomás en su lancha aquella noche antes de zarpar desde la Marina santacrucera, y de las cuales solo se ha encontrado una sillita infantil de la familia que flotaba cerca de donde apareció esta embarcación. Para ello se llevan a cabo medidas que permitan averiguar en lo posible tanto su peso como su volumen, dado que fueron grabadas aquella noche por las cámaras de seguridad del puerto capitalino.

Pero, además de ello, según una fuente consultada por Cope Tenerife, la investigación sigue trabajando con varias hipótesis.

Toni Herrera, amigo de Tomás Gimeno, ha reiterado que la familia de las niñas mantiene la esperanza de encontrarlas pronto con vida: “Los que lo conocemos seguimos creyendo que se fugó a Sudamérica con ellas. Además, sabemos que la Guardia Civil está investigando ahora otros barcos que hicieron movimientos extraños, pero está claro que esto no es fácil, todo lleva un proceso y no es tan rápido como quisiéramos”.

TE RECOMENDAMOS