la palma

El arte del palmero Alfonso García no se detiene por el virus: ‘Femme’

El polifacético artista palmero continúa dando rienda suelta a su creatividad en Estaag; su última serie está dedicada a la figura de la mujer: “Las mujeres son la salvación de este mundo”
Alfonso García junto a ‘Maravillas’ (2021), una de sus últimas creaciones, realizada en acero inoxidable | CEDIDA

Debía haber visto la luz las navidades pasadas, pero la pandemia de la COVID-19 empañó el estreno público de la exposición Femme, de Alfonso Miguel García, quien se vio obligado a optar por un acto más íntimo y discreto que el previsto inicialmente. Un evento que tuvo lugar en el espacio Estaag -gestionado por el propio artista- y que estuvo condicionado por las circunstancias sanitarias, que conoce bien; no en vano, García es profesor de Enfermería en la Universidad de La Laguna y doctor en Antropología. De entre sus investigaciones, destacan las referidas a los cuidados al final de la vida, materia de la que es experto y sobre la cual ha dictado más de un centenar de conferencias en España y distintos países de América Latina.

En su faceta apolínea, este palmero con un pie en Tenerife y otro en la Isla Bonita acostumbra a emplear el hierro para la elaboración de sus esculturas, aunque también atesora experiencia en otras técnicas más allá del arte monumental, como el dibujo con plumilla, que aprendió de forma autodidacta en su juventud, o el uso del acero inoxidable, el latón, el bronce y la madera. Y es que, a lo largo de los más de 40 años que ha dedicado, en sus ratos libres, a la expresión artística, ha dejado su impronta en diferentes enclaves. Desde el Hospital Universitario de Canarias, en cuyos jardines se instaló en 2014 la obra Molusco II, hasta Columba Junoniae, emplazada en 2015 en pleno centro de la capital tinerfeña, o Le Calme, en el IES La Laboral de La Laguna.

Sobre sus influencias, cabe destacar los viajes que ha efectuado durante las últimas cuatro décadas en busca de inspiración. En 1984, se interesó por las piezas que componen las exposiciones permanentes del Museo del Cairo (Egipto), así como la Mezquita de Omar y el Museo del Holocausto, en Israel. Dos años más tarde se trasladaría a Italia, tomando nota del legado artístico presente en ciudades como Roma, Venecia y Florencia. En 1987, asegura haber sentido fascinación tras su visita al Taj Majal y los monumentos nepalíes, de igual manera que “el trabajo artesano en madera del pueblo Newar”. Y así, una larga lista de destinos: Cuba, Francia, Grecia, Austria, México, Reino Unido, Perú, entre otros tantos.

Ya el 19 de diciembre de 2014, coincidiendo con el 26 cumpleaños de su hijo, se inaugura el Espacio y taller de Arte Alfonso García (Estaag) en San Cristóbal de La Laguna, haciendo realidad un sueño del palmero y marcando un punto de inflexión en su carrera. Se trató, según describe el protagonista, de un momento “entrañable”, dado que asistieron familiares y allegados, contando además con la presentación de su amigo Celestino Celso Hernández.

Piezas pertenecientes a la serie ‘Femme’, presentada en un íntimo acto a finales del año pasado | CEDIDAS

FEMME

Como su propio nombre indica, la serie Femme está dedicada a la figura femenina, con obras diseñadas en bronce y madera. Concretamente, Alfonso García señala que la filosofía de la muestra parte de que “siempre ha habido mujeres. Ellas son la salvación de este mundo y su imagen polisémica habla de vida, de amor, de sentido”. “Desde los albores de la humanidad, la condición humana se ha expresado a través del arte, y así fue como llegaron a nuestra retina las llamadas Venus”, explica, al tiempo que ahonda en dicho término, que “supone, en sí mismo, la construcción de un imaginario que diviniza lo femenino”.

Por otra parte, cuenta que abundan las “figuras en ocasiones desdibujadas, con ausencia de rostros, desnudas, con sus senos, glúteos o vientres hipertrofiados. Con su carácter vertical o estático”. Unas concepciones que, prosigue, “en la mayoría de los casos corresponden a tallas de un volumen redondo o a un esquema compositivo romboidal”. “Las representaciones del desnudo femenino, tallado, desligado de otros modos de entender el arte, evidencian no solo la fascinación por el cuerpo, sino son a la vez cuerpo y símbolo”, detalla, aludiendo a las preguntas que le surgen precisamente por este motivo: “¿Es posible la humanidad sin el cuerpo femenino? ¿Es posible sin el cuerpo hecho símbolo?”.

“Estas figuras antropomorfas representan más que inquietudes cargadas de magia y vitalidad, la preocupación por sobrevivir, la fecundidad, el símbolo propiciatorio, la exaltación a una belleza anatómica como preámbulo de las Diosas-Madres”, dice.

No obstante, a pesar de la crisis sanitaria, García no ha dejado de dar rienda suelta a la creatividad en su taller. El jueves daba a conocer el vídeo (realizado por Emeterio Suárez) de cómo se elaboró Continuité, escultura en acero inoxidable que finalizó este año. Un monumento que se une a Maravillas, también de 2021.

TE RECOMENDAMOS