santa cruz de tenerife

Acuerdo para impulsar la piscina de Las Delicias con el apoyo del Cabildo y del Gobierno canario

El lamentable estado de esta instalación fue denunciado por DIARIO DE AVISOS y motivó que el partido socialista presentara una propuesta que pasaba por instar al propio Consistorio capitalino a la rehabilitación de la piscina

El PSOE de Santa Cruz llevó ayer al Pleno del Ayuntamiento capitalino una moción para recuperar las instalaciones de la piscina del Colegio de Las Delicias, la misma en la que la reconocida atleta paralímpica Michelle Alonso aprendió a nadar. El lamentable estado de esta instalación fue denunciado por DIARIO DE AVISOS y motivó que el partido socialista presentara una propuesta que pasaba por instar al propio Consistorio capitalino a la rehabilitación de la piscina, y, una vez arreglada, proceder a la puesta a disposición, no solo a los estudiantes del colegio, sino también de los clubes y usuarios del municipio.


Tras el debate de esta primera moción (el PP presentó una segunda) y después de una enmienda presentada por el propio alcalde José Manuel Bermúdez, todos los grupos apoyaron la recuperación de la piscina de Las Delicias, solicitando, para ello, el apoyo tanto del Cabildo de Tenerife como del Gobierno de Canarias, con los que firmar un convenio de colaboración que permita asumir el gasto de rehabilitación, que, según apuntó el alcalde, podría superar el millón de euros. El compromiso plenario también pasa por, una vez rehabilitada la piscina, ponerla a disposición de los vecinos de Las Delicias.


Y es que, según detalló la concejala de Deportes, Alicia Cebrián, solo el arreglo del vaso principal, que no está claro que sea recuperable, sustituir los vestuarios y las gradas supondría cerca de 600.000 euros. “Si a eso le unimos que hay que sustituir toda la maquinaria, adaptarla a las normas de seguridad actuales o crear un segundo vaso, el coste sería mucho mayor”. La edil, que inicialmente rechazó aprobar la moción, añadió que a todo eso habría que sumar 40.000 euros de mantenimiento anuales, que consideró que no eran asumibles para la demanda existente, máxime cuando hay dos complejos deportivos en los alrededores que también tienen piscina.

Desde el PSOE, Elena Mateo, primero, y Patricia Hernández, después, afearon que la excusa para no impulsar el proyecto fuera el mantenimiento, “cuando solo en publicidad y propaganda su área se ha gastado en lo que va de año 60.000 euros”, afeó el PSOE.

Empezar de cero


Bermúdez intervino para señalar que las piscinas son las instalaciones más caras, pero también “las más rentables socialmente”, para añadir que “es verdad que necesitamos más láminas de agua, pero no es responsabilidad nuestra dotar con ellas a los colegios”, apuntando que, si así fuera, también tendrían que hacerse cargo de la construcción de nuevas canchas deportivas o módulos de aulas.


Apuntó que es necesario hacer caso a los informes técnicos, porque, en el caso de Las Delicias, “el mal estado en el que está la piscina es tal que es como si tuviéramos que empezar de nuevo. El coste podría superar el millón de euros”.


El regidor insistió en que “estamos dispuestos a impulsar una nueva piscina, pero pedimos cooperación al Gobierno, y también al Cabildo”. El resto de grupos se sumaron a esa propuesta, incluido el PP.

TE RECOMENDAMOS