Política

Carlos Alonso: “Parece que el modelo de Pedro Martín es el de quitar cosas y no poner en marcha nuevas iniciativas”

Portavoz de CC-PNC en el Cabildo de Tenerife

Carlos Alonso
Carlos Alonso, portavoz de CC-PNC en el Cabildo de Tenerife.

Asegura que, una vez superado el shock inicial de pasar a la oposición, su grupo ahora está centrado en hacer propuestas, en llegar a acuerdos con un equipo de gobierno en el Cabildo que “se dedica a desmontar y quitar cosas más que a poner en marcha nuevas iniciativas”. Carlos Alonso, portavoz de CC-PNC en la Corporación insular, y expresidente de la institución, asegura que llevaba mucho tiempo reflexionando sobre el puerto de Fonsalía antes de que su partido anunciara su cambio de postura, y cree firmemente que el tiempo de ese proyecto “ya pasó”, que la sociedad ahora demanda otro tipo de soluciones, y que ellos propondrán separar el transporte de pasajeros y de mercancías. Asegura que su decisión de no seguir en 2023 está tomada, pero que quedan dos años difíciles -“Habrá que ver qué pasa”-, y, en cuanto a sus posibles sucesores, por primera vez apunta la posibilidad de que haya dobletes, alcaldía y consejero…

-¿Cómo valora el gobierno de Pedro Martín?
“Antes que nada hay que poner sobre la mesa un contexto muy complicado como ha sido el de la pandemia. Sería estúpido pensar que las cosas se han desarrollado en un contexto normal. Pero fuera de ese contexto, que es muy difícil, creo que el grupo de gobierno se ha dedicado más a desmontar estructuras, proyectos que existían, que a consolidar o construir un modelo alternativo. Parece que el modelo alternativo es quitar cosas, no poner en marcha nuevas iniciativas. Un ejemplo de lo que digo, y vinculado a la pandemia, un tema que para mí es sangrante, es el de Ansina, y no es por un tema político, sino porque los mayores son el colectivo que más ha sufrido, y justo en ese periodo se les ha abandonado, se ha ido a buscar una destrucción sin ninguna alternativa”.


-¿Qué proyectos cree que Tenerife debería liderar y no hace?
“Nosotros tenemos ahora una oportunidad, como es la transformación social y económica de la Isla a través de los fondos Next Generation, que buscan transformar la sociedad apoyados en los pilares de lo digital y la economía circular. Pero los fondos no son solo dinero, sino una oportunidad de transformar, y ante eso no hay una respuesta del Cabildo. Nosotros habíamos avanzado en materia de organización y digitalización con Tenerife 2030, que se cargaron, y tampoco tienen una respuesta global para el cambio climático, como lo demuestran centrándose en un proyecto como Fonsalía, en el que Pedro Martín sigue empeñado. Y el problema no está tanto en que no captemos fondos, porque al Cabildo le sobra dinero, solo hay que ver el nivel de ejecución, que es muy bajo, del 20%, sino que creo que no tendrían capacidad para captar fondos y ejecutarlos. Nosotros teníamos el MEDI, que también han abandonado, que nos servía para el desarrollo de distintos proyectos sociales, economía circular, desarrollo productivo, ordenación…”.


-Pero hay proyectos que siguen ligados al MEDI…
“Las líneas están ahí, pero no hay un impulso político a eso. De hecho, todos los proyectos que se están ejecutando fueron licitados en el mandato anterior. Por eso digo que se han dedicado a destruir. Tienen la carta de la COVID para justificar parte de la inacción, pero no han promovido nada nuevo. Han tardado dos años en licitar la pasarela del Padre Anchieta, igual que el asfaltado de la autopista, y eso ya estaba disponible para licitar en julio de 2019. Además, el Cabildo debe poner en marcha campañas de asfaltado de forma regular, y ya tendría que estar redactando los siguientes tramos, como por ejemplo el que va de Arico a los túneles de Güímar, o el tercer carril del Sur. Eso es lo ordinario y lo ponen como extraordinario”.


-En el tema de Fonsalía dice que ellos siguen empeñados, pero CC también lo estuvo durante mucho tiempo. ¿Qué ha cambiado?
“Han cambiado varias cosas. La primera es que el proyecto tiene una declaración de impacto ambiental que ha caducado. Eso lleva a que tiene que reiniciarse su tramitación, lo que significa que también hay que cambiar el proyecto, tiene que diversificarse, y ponerlo en la casilla de salida. Para nosotros lo que interesa es que sea viable en dos o tres años. No podemos esperar una solución que, a lo mejor, desde el punta de vista portuario es la ideal, pero que tiene muchísimos problemas ambientales, y un coste ambiental que la sociedad no está dispuesta a asumir. Nosotros estamos girando sobre esa base, y preferimos reforzar las infraestructuras existentes, que además es algo viable a corto plazo y es una solución para los próximos 15 años ambientalmente menos impactante y que servirá a los intereses de Tenerife y las Islas Verdes”.


-Entonces, no es que no estén de acuerdo con el proyecto, sino que tardaría mucho…
“Nosotros entendemos que ya se le pasó el tiempo a Fonsalía. Hay soluciones más viables, además de que la sociedad ha cambiado sobre lo que está dispuesta a admitir como impacto ambiental, y creemos que es mejor dejar aparcado Fonsalía”.


-Hay quien dice que este cambio de postura es más por llevarle la contraria a Pedro Martín que porque realmente estén convencidos…
“Esto no es una posición táctica. Yo llevo reflexionando con esto varios años, ante la dificultad de sacar adelante lo de Fonsalía. Y creo que, a veces, un último golpe en un asunto acaba precipitando su caída, y en este caso el golpito ha sido la caducidad de la declaración de impacto ambiental, y eso nos ha hecho ver que quizá estábamos equivocados. Nosotros no tenemos ningún problema en admitir eso. Pero cambiar de opinión tampoco tiene que significar que estaba equivocado, si no que ahora sé más. La sociedad ha ido evolucionando”.


-Hablaba usted de soluciones más viables a ese puerto. ¿Cómo cuáles?
“Nosotros estamos preparando una propuesta en la que pedimos que se evalúe Granadilla como alternativa a Los Cristianos en lo que al transporte de carga se refiere, separando el pasaje. Creemos que es un sistema más sostenible y económicamente viable para tener los transportes distribuidos, a lo que se uniría poder tener un punto de almacenamiento en el entorno del polígono. Es un estudio que se puede hacer. Habría que hablar con las líneas marítimas, ver el sistema de subvenciones existentes para adecuarlo a esa separación. Eso es trabajar sobre un panorama mas sostenible”.


-¿Siguen creyendo que los trenes son una prioridad o también han cambiado de criterio?
“Nosotros decimos sí a los trenes. Lo que hemos ofrecido a este Gobierno es pactar una hoja de ruta con este proyecto, y no han querido. Tienen la pieza incómoda de Podemos, que no quiere este proyecto, pero nosotros le hemos ofrecido reiteradamente, tanto nosotros como el PP, al PSOE y a Cs pactar esa hoja de ruta. Tenemos clara nuestra posición, lo que no sabemos es cuál es la del presidente de Cs. No solo decimos sí a los trenes, sino que incluso creemos que es posible financiarlos con los fondos Next Generation. Lo que pensamos es que se debe de ejecutar por fases. Ya en el mandato pasado encargamos un estudio para establecer la viabilidad del corredor del tren entre San Isidro y la zona sur, combinando un tren de cercanías con un tranvía. Ese estudio ya se ha terminado y vamos a pedir que lo expongan. Eso sería la primera fase. También pensamos que se puede hacer una conexión con el aeropuerto del Norte, pero no con un tranvía, sino con un tren, que eso también está planificado, con la conexión desde la estación de guaguas de La Laguna con el aeropuerto. Incluso apostaría que se llevara a Tacoronte, con lo que captaríamos parte del tráfico de vehículos por el Norte, con una sola parada”.


-En esa solución de la movilidad, el cierre del anillo insular es fundamental. ¿Será suficiente para agilizar el tráfico?
“En mi mandato se hizo mucha presión para que esa obra se licitase. Para mí, ahora, que esa obra ya está en marcha, la segunda prioridad tiene que ver con las colas de la TF-5. Hay un proyecto del que no se habla, que está redactado, y que podría aliviar mucho el tráfico, como es el del tercer carril entre Guamasa y La Laguna. Ahora mismo se han enredado con la autorización ambiental, y está estancado. Eso completaba el paquete de actuaciones junto con la rotonda del Padre Anchieta. Las colas están en la zona de Acentejo, así que para mí el objetivo, la prioridad básica, tiene que ser ampliar la autopista del Norte con el carril Bus-VAO”.


-En cuanto al paso de su partido a la oposición, ¿han superado ya el ‘shock’ inicial?
“No es fácil, porque además tiene una forma de hacer política que está muy vinculada a la gestión, a conocer la realidad de los recursos que tiene la Isla, y sabes cómo funcionan las cosas. Nosotros hemos hecho una oposición, que a veces la gente dice que es errónea, muy de hacer propuestas, de dar ideas. El otro día un funcionario me decía que era raro que el Gobierno se dedicara a hacer oposición a la oposición, y que nosotros hiciéramos propuestas de gobierno. Es verdad que pasar a la oposición fue un shock, y es cierto que la gente no está acostumbrada a este tipo de oposición, y ni siquiera la valora, porque piensa que debemos dar más caña, y tener otro tipo de oposición”.


-¿Si tuviera que destacar algo que haya aprendido en este tiempo en la oposición, qué sería?
“Cuando gobernamos siempre hemos intentado buscar acuerdo con los grandes partidos, pero quizá lo que nos enseña esta situación es que ese esfuerzo debe ser mayor. Si estuviera gobernando intentaría hacer un esfuerzo mayor en ese consenso porque me asusta mucho el sectarismo y la polarización que se está produciendo en el terreno político y social”.


-Si CC volviera a tener opciones de gobernar en 2023, ¿tendría algún socio preferente? ¿pondría algún límite a pactar con Vox?
“Vox está en las antípodas de nosotros como fuerza política, no promueve la autonomía. Nosotros somos un nacionalismo incluyente, abierto a las personas que vienen de fuera. Eso nunca ha sido un problema aquí, y desde luego cuestiones como la negación de la violencia machista los alejan de nuestra postura. Nosotros queremos un acuerdo centrado, y creo que tanto PSOE como PP entran en esa línea. E insisto, creo que lo que tendríamos que hacer es ampliar los consensos, porque es la mejor manera de evitar los extremismos, y yo pongo a veces a Podemos en esa línea extrema”.


-Entonces, ¿si se dieran los número para gobernar con ellos, lo haría?
“El titular sería que no cierro la puerta, pero creo, sinceramente, que no va a hacer falta, a mí no me gustaría gobernar con ellos. Otra cosa es que llegues a acuerdos puntuales como llega el PSOE o el PP en cuestiones más de gestión, pero los elementos ideológicos nos separan mucho y para mí no es socio, no es un candidato a ser socio”.


-Usted ya ha dicho que no tiene intención de repetir como candidato al Cabildo en 2023. ¿Mantiene esa decisión?
“Tengo mi decisión tomada. Pero también soy consciente de que, en el contexto actual, con la pandemia aún viva, y un riesgo de crisis económica muy importante, el panorama de los dos próximos años no es claro. Sinceramente, creo que esto no le interesa a la gente, sino ver si en los dos próximos año vamos a estar tomando decisiones, y estaremos. Será al final del mandato cuando formalice mi decisión”.


-En caso de que finalmente no repitiera, ya suenan algunos nombres para sustituirle, como el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, el de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, o Rosa Dávila. ¿Tiene algún favorito?
“Creo que lo bueno es que tenemos un buen cartel, los nombres que ha mencionado son buenos candidatos para el Cabildo, conocen la Isla, e incluso a lo mejor una combinación de ellos sería lo más acertado. Nosotros nos hemos negado al tema de los dobletes, pero se ve que la población no lo penaliza, y que quizás aportar la experiencia de Paco Linares en el Cabildo o de Bermúdez, aunque sigan con sus responsabilidades, sería bueno, pero es algo que aún hay que decidir”.


-¿Cómo valora las irregularidades que el actual grupo de gobierno ha llevado a los tribunales?
“Quiero ser muy prudente. Es un asunto que está sub judice. Tengo la conciencia muy tranquila. He estado revisando la documentación y se hizo bien, tanto lo de Geneto como lo del NAP”.