Erupción en La Palma

Los bomberos del barrio palmero de La Laguna se trasladan al colegio XXV Años de Paz

El parque fue evacuado ayer y el Ayuntamiento de Los Llanos ofreció las instalaciones del antiguo colegio, que esperan albergar las dependencias del Área de Servicios Sociales

Efectivos del cuerpo de Bomberos Voluntarios de La Palma, en una intervención durante la emergencia volcánica | BOMBEROS LA PALMA

Se calcula que entre 700 y 800 personas residentes del barrio de La Laguna, en Los Llanos de Aridane, fueron evacuadas ayer por el avance de una de las coladas de lava del volcán de Cumbre Vieja, toda vez que las autoridades dieron la orden de abandonar la zona, que está amenazada por uno de los trazados, situado más al noroeste. Pero es que también se han visto obligados a dejar atrás el parque de dicha zona los efectivos del cuerpo de Bomberos Voluntarios de La Palma. Sus 17 efectivos se pusieron manos a la obra y vaciaron cuanto pudieron de su sede en el Valle de Aridane, incluyendo los ocho vehículos de los que disponían.

Tuvieron tiempo suficiente para hacerse con la mayoría de los uniformes, materiales y documentos que allí se acopiaban, aunque todavía les quedan algunos que, confían, podrán retirar en los próximos días, ya que se trata de desalojos con carácter preventivo. No existe la certeza de que las rocas calientes alcancen las instalaciones, si bien nadie debe permanecer en los alrededores, teniendo en cuenta que a última hora de ayer la colada se hallaba en las inmediaciones del campo de fútbol lagunero, que no dista mucho del parque. Serán los miembros del comités técnico y científico del Pevolca (Plan de Protección Civil y Atención de Emergencias de Canarias por Riesgo Volcánico) los que, al estar encargados de la monitorización de la erupción, darán luz verde o no a cualquier movimiento que se realice en las proximidades.

En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, el jefe del cuerpo de Bomberos, Germán Pérez, señala que se han reubicado en el antiguo colegio XXV Años de Paz, en la avenida Enrique Mederos, por cortesía de la Corporación local. El complejo, que está siendo reformado para albergar las dependencias del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento, cuenta con duchas y estancias para dormir, de ahí que se halla convertido, provisionalmente, en un lugar ideal para emplazarse y donde desarrollar su actividad, pero con la esperanza de que la lava se detenga y no ocasione más daños, ni para ellos ni para los residentes.

Además, detalla que se han habilitado unas plazas de aparcamientos en la transitada vía de Los Llanos para uso exclusivo de los bomberos, de modo que puedan contar con unas prestaciones similares a las que tenían en La Laguna. Eso sí, pese al traslado, no han dejado de colaborar con los vecinos en las evacuaciones: “Ayudamos a llevar muebles, acompañado a los agricultores que van a regar a La Costa y echando de comer a animales en Todoque”, aparte de los servicios ordinarios que se presentan en el transcurso de la emergencia, como accidentes de tráfico, incendios y otras incidencias a las que dan respuesta habitualmente y que no han podido descuidar a pesar de las circunstancias, que golpean a toda la sociedad de la Isla Bonita.