Santa Cruz

La Acampada por una vivienda digna recibe la autorización para manifestarse mañana en Santa Cruz

La Subdelegación del Gobierno, aunque recomienda que no se celebre por la actual situación pandémica, no ve motivos para prohibir la marcha

La acampada lleva más de 100 días en la calle y en septiembre se mudaron a la plaza de la Candelaria. Fran Pallero
La acampada lleva 140 días en la calle y en septiembre se mudaron a la plaza de la Candelaria. Fran Pallero

La Acampada por una vivienda digna, que ya lleva 140 días en la calle, ha recibido la autorización de la Subdelegación del Gobierno para que, mañana, desde las 10.30 y hasta las 13.30 horas, se manifiesten por las calles de Santa Cruz. Está previsto que la marcha salga de la plaza de la Candelaria, donde se encuentran acampadas una treintena de personas desde el mes de septiembre, y se desplace hasta Presidencia del Gobierno, por las calles de Bravo Murillo y Ángel Guimerá. En el escrito hecho público por la Acampada, la Subdelegación, aunque recomienda que no se celebre por la actual situación pandémica, no ve motivos para su prohibición.

Entre los puntos de la autorización, se refleja que los manifestantes podrán hacer uso de mesas de recogidas de firma o casetas de campaña como forma de ejercer su derecho de reunión, considerando la Subdelegación que no hay motivo para prohibirlo, aunque lo circunscribe al acto para el que se está solicitando el permiso. Para los representantes de la acampada esto supone, en la práctica, que la Subdelegación les da la razón frente a la intención del Ayuntamiento de Santa Cruz de desalojarlos de la plaza Candelaria, por no contar con permiso municipal para la ocupación del suelo público, por lo que van a añadir a sus alegaciones frente al Tribunal Superior de Justicia de Canarias, donde han llevado la orden de desalojo, para que lo tenga en cuenta.

La Acampada mostraba ayer su preocupación por la falta de soluciones al problema de la vivienda, “y especialmente ahora, vienen lluvias fuertes en los próximos días, llega el invierno y las navidades, y en la acampada hay gente que va a sufrir”. Insisten en que, “a pesar de lo que cree el alcalde Bermúdez, no queremos permanecer en la plaza de la Candelaria a perpetuidad, nada más lejos de nuestra voluntad”.

Los representantes de los acampados concluyeron señalando que “le pedimos a José Manuel Bermúdez que encabece una comitiva de alcaldes de la isla de Tenerife, dónde hay tantos problemas de vivienda para tantas familias (Adeje, Arona, Granadilla, San Miguel, La Laguna y Santa Cruz), y convoquen al Cabildo de Tenerife y al Gobierno de Canarias, en unión con representantes de la Acampada Reivindicativa, para buscar soluciones urgentes, reales y efectivas para las muchas familias afectadas, y podamos así levantar la Acampada”.