Erupción La Palma

Los agricultores salen a la calle en La Palma por un precio justo del plátano

Sara es una de las agricultoras que se manifiesta hoy. No entiende qué ocurre para que la fruta arañada que le pagan a 30 céntimos se venda a tres euros

Sara González no entiende qué ocurre para que los plátanos arañados de ceniza que se pagan a tres euros por kilo en el mercado, y que los compradores adquieren pensando en el apoyo que están dando a los agricultores palmeros, le sean pagados a ella, con plátanos en la zona de exclusión de Las Hoyas, a 30 céntimos de euro, un precio que no cubre ni siquiera los costes de producción.

Sara, que apostó por seguir los pasos de su abuelo y de su padre en el sector primario mientras muchos de su generación dejaron La Palma para labrarse otro futuro, alejado del campo y las medianías, a donde la clase política “te invita a regresar”, no entiende qué ocurre para que, en medio de una crisis volcánica y con un futuro desdibujado por el volcán para ella, su marido, su hija pequeña y su futuro hijo, del que está embarazada de seis meses, tenga que ir a pedir que se les pague un precio digno por su producción en una manifestación a la que “no voy a faltar porque habrá que contar lo que está pasando y a cuánto nos están pagando la fruta”.

Los agricultores palmeros están hoy llamados a una concentración frente al Museo Benahorita de Los Llanos de Aridane por la Plataforma por un Precio Justo, porque el plátano que espera por las ayudas de Europa, con el apoyo y la mediación del Ministerio de Agricultura y la comprensión de los ministros de agricultura de la comisión europea, “parece tener el enemigo entre quienes hacen ver que se defiende un modelo de vida digna, y nos asfixian mientras seguimos luchando por vivir de nuestras fincas. 30 céntimos de euro es una miseria, pero nadie de los que lo compran en los mercados lo sabe, te invitan a consumir un plátano de Canarias que se malpaga a los agricultores para que otros sigan fingiendo que ellos, que son los que van a las reuniones con los políticos, son los que están defendiendo al sector”. Así lo explica otro de los agricultores que hoy estará en la manifestación, cansado de no obtener respuesta cuando protesta por el precio al que le pagan la fruta.

El secretario general de la Unión de Pequeños y Medianos Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, quedó impresionado en su visita a La Palma tras ver el daño y la angustia de los agricultores de la comarca oeste, inmersos en una crisis volcánica que parece no tener fin, que cumple hoy dos meses y que proyecta, en su tercera llegada al mar, sepultar nuevas fincas. Ramos advirtió que los sectores agrícola y ganadero de la isla de La Palma necesitan “ayudas directas cuanto antes”, ayudas que la consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, aseguraba ayer mismo que se tramitan para un anticipo de 13 millones de euros.

Para la consejera regional es necesario inyectar liquidez al sector, por lo que se adelantaron 13 millones de euros de fondos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para compensar la pérdida de producción, que, en el caso de Los Llanos de Aridane, se estima en un 80%, mientras que en Fuencaliente la afección aproximada se calcula en un 50%. Para habilitar ambas ayudas se está tramitando ya la orden que permite proceder a la concesión y los pagos, con la previsión de su publicación a final de mes. En este caso, para las pérdidas de producción por ceniza en las explotaciones plataneras, las ayudas se tramitarán sin que los propios cosecheros tengan que inscribirse en el registro único de afectados. En el caso de pérdida de fincas por la lava, daños en infraestructuras, invernaderos o plantas, los propietarios deberán inscribirse de forma individual en el registro de afectados.

Lorenzo Ramos, secretario general de Unión de Pequeños y Medianos Agricultores y Ganaderos, quiso destacar tras su visita a La Palma y su posterior encuentro con la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, que “es necesario transmitir la urgencia en la llegada de las ayudas a los trabajadores afectados, porque son principalmente explotaciones familiares cuya economía doméstica dependía exclusivamente del sector. No se puede esperar a que la gente esté ahogada para empezar a ingresar el dinero. En este sentido, la consejera nos garantiza que este mes se iniciarán algunos ingresos”, destacó.