santa cruz

Los vecinos de La Ermita, en el barrio de La Salud, aceptan ir a un hotel hasta encontrar un alquiler

Los afectados por el derrumbe inminente del talud podrán ser desalojados entre hoy y mañana para que las obras comiencen la próxima semana
Se ha delimitado la zona para comenzar con los trabajos en el talud. DA

Viviendas Municipales se reunió ayer por la tarde con los vecinos de las casas 9 y 11 del Camino de La Ermita, en el barrio de La Salud, que se encuentran bajo un talud que presenta riesgo inminente de desprendimiento, según un informe técnico solicitado por el Ayuntamiento de Santa Cruz. Una reunión en la que estos vecinos, que habían abandonado temporalmente sus casas durante el fin de semana por la alerta por lluvias, fueron informados de que en los próximos días podría hacerse efectiva la orden de desalojo municipal que los servicios jurídicos de la Gerencia de Urbanismo presentaron la semana pasada en el juzgado. Es decir, podrán ser desalojados, pero serán enviados a hoteles o pisos de emergencia hasta que encuentren nuevos inmuebles de alquiler donde reubicarse.


Una opción que hasta ahora habían descartado pensando en que encontrarían pronto unas viviendas que se ajustaran a sus condiciones. Es lo que ha señalado a DIARIO DE AVISOS el concejal de Viviendas, Juan José Martínez, quien estuvo presente en esta reunión y que confirmó que tendrán un recurso alojativo “en lo que dejen sus casas y encuentren un alquiler” y que están continuamente en contacto con una trabajadora social.
Uno de los afectados se llama Francisco, tiene 63 años y vive con su mujer, su hijo y la pareja de este. Cuenta a este periódico que estos días intentaron encontrar un piso, pero que no fue posible. “El fin de semana tuvimos que salir de aquí por las lluvias y nos fuimos a casa de un familiar, y tengo la espalda destrozada. Pasamos dos noches en una colchoneta en el suelo”, narra este vecino, que, aunque ha visitado varios inmuebles de alquiler, aún no se ha decidido por ninguno en concreto. Además, desvela que hay muchos propietarios que “se echan atrás” cuando se enteran de la situación en la que se encuentran.


Francisco dice que esta situación es muy complicada, pues lleva más de 40 años viviendo ahí y que es duro que te digan esto “de la noche a la mañana”. Desea que las obras empiecen “cuanto antes” para poder volver pronto. Esto, a pesar de que la semana pasada, el concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, confesara a DIARIO DE AVISOS que las viviendas son ilegales.


Mientras se produce el desalojo y comienzan estos trabajos, posiblemente la semana que viene sigue la prohibición de paso de personas y vehículos. Asimismo, ayer por la mañana se colocaron vallas metálicas por encima del muro del barranco para ir preparando la zona para la rehabilitación del talud.


Viviendas Municipales ha emplazado a los vecinos a una nueva reunión, que tendrá lugar el próximo jueves.

TE RECOMENDAMOS