sociedad

Podrás pedir que sea un humano y no una máquina quien atienda sus reclamaciones telefónicas

La medida, que pretende dar una atención personalizada y gratuita, solo se aplicará en empresas de más de 250 empleados
El Gobierno excluye a todas las empresas por debajo de 250 trabajadores en plantilla

El Gobierno aprobó ayer en el Consejo de Ministros el proyecto de Ley de servicios de atención al cliente promovido por el Ministerio de Consumo y que obliga a las empresas de más de 250 trabajadores a atender a los usuarios a través de una persona física y no robot. “Ante la desesperación de no ser atendidos por una persona física esta ley profundiza en la atención que debe tener el consumidor”, aseguró la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien dice que la ley “proclama el derecho a ser atendido por persona física y no por un robot”. No obstante, conscientes de que esto puede suponer un problema para las pymes, el Gobierno excluye a todas las empresas por debajo de 250 trabajadores en plantilla.


Las principales novedades del texto pasan por el establecimiento a las empresas de un plazo de un mes para contestar a las reclamaciones realizadas por los clientes, el no reconocimiento del derecho a indemnizaciones en caso de incumplimiento de los plazos de respuesta y la eliminación de obligatoriedad de tener correos electrónicos específicos para atención al cliente. Este proyecto por ley, por tanto, “regula los servicios de atención al cliente y garantizar los derechos como consumidores”.

TE RECOMENDAMOS