santa cruz

Los artesanos se reúnen en el Recinto Ferial de Santa Cruz para ofrecer lo mejor de cada isla

La XXXVII Feria Regional de Artesanía se celebra, hasta mañana, en el Recinto Ferial de la capital con más de un centenar de puestos y tres espacios expositivos
Más de un centenar de participantes abarcan distintas formas de elaborar productos artesanos, con multitud de materiales, formas de trabajo y acabados. SERGIO MÉNDEZ

Los últimos o los primeros detalles para Navidad y Reyes. El momento justo para conseguir ese toque único para decorar la habitación recién terminada, o el simple hecho de premiarse los sentidos con el noble arte de la artesanía. Todo eso y más es lo que los visitantes del Recinto Ferial pueden encontrar, hasta mañana, en la XXXVII Feria Regional de Artesanía. Los artesanos vuelven a juntarse para ofrecer lo mejor de cada casa en un año pandémico que todo lo ha puesto más cuesta arriba. Los 137 participantes están distribuidos en 74 puestos de la isla de Tenerife y 63 del resto de las islas. De ellos, el 58% pertenecen a mujeres.

Un paseo por el Recinto Ferial permite ir descubriendo el bello arte de la talla de la madera, la fabricación de accesorios, como pulseras, collares o pendientes, en las más diversas formas, colores y materiales, o la gran diversidad de tejidos que permiten hacer desde bolsos originales e irrepetibles, hasta camisas, faldas o bufandas, con ese toque de estilo que resulta único. Pero esta muestra también permite disfrutar de espacios expositivos en los que se aborda el mundo de la artesanía de formas diferentes. En el primero, titulado De pies a cabeza, se muestran los tocados, monteras y sombreros, así como los modelos de calzado usados en las ocho islas desde la época prehispánica hasta nuestros días. Una exposición organizada por el Consejo Sectorial de la Indumentaria Tradiciones de vanguardia, junto al Gobierno de Canarias y los cabildos insulares, y que se compone de creaciones que, utilizando técnicas y materiales de siempre, aportan un valor añadido de diseño y funcionalidad a partir de una relectura de los patrones tradicionales canarios.

La tercera exposición está compuesta por la trayectoria de ocho artesanos dedicados toda una vida al desempeño de algún oficio tradicional en peligro de extinción.

Y si esto no fuera suficiente, este año hay un espacio de dinamización en el que, de cuatro a seis de la tarde, se realizan talleres para el público visitante que quiera tener una primera experiencia con la artesanía, pudiéndose llevar un objeto completamente terminado y de su autoría. Los talleres que se imparten son los de fabricación de calzado, tintes naturales, joyería, vidrio emplomado, y modelado de papel y cartón.

Asimismo, en horario de mañana y tarde, todos los días, hay una actuación musical.
La feria se puede visitar en horario continuado de 11.00 a 21.00 horas.

TE PUEDE INTERESAR