tacoronte

Denuncian la falta de consenso en el nuevo reglamento municipal de Tacoronte

CC, PP y los tres ediles no adscritos aseguran que el gobierno tripartito (NC, Sí se puede y PSOE) quiere limitar la participación y la fiscalización a su labor por parte de la oposición
Candelaria Dorta, José Caro, Álvaro Dávila, Carlos Medina y Sandra Ramos, ayer en rueda de prensa. Fran Pallero
Candelaria Dorta, José Caro, Álvaro Dávila, Carlos Medina y Sandra Ramos, ayer en rueda de prensa. Fran Pallero

Limitar la participación de la oposición y su fiscalización a la labor del gobierno. Ese es el fin del Tripartito (Nueva Canarias, PSOE y Sí se puede) en el Ayuntamiento de Tacoronte con la aprobación inicial del nuevo reglamento orgánico municipal, según denunciaron ayer los portavoces de los grupos del PP y CC, José Caro y Álvaro Dávila respectivamente, y los tres ediles no adscritos, Carlos Medina y Sandra Ramos (ex PSOE) y Candelaria Dorta (ex Cs).

Los cinco comparecieron en una rueda de prensa conjunta para reprochar la falta de consenso y de diálogo a la hora de aprobar la norma, que según ellos conocieron poco antes de ser debatida en la comisión informativa correspondiente, “salvo algún caso por deferencia”, en alusión a Cs que lo apoyó.

“¿O ustedes se creen que el gobierno lo presentó el mismo día sin tener la seguridad de que iba ser aprobado por mayoría?”, ironizó Dávila, quien añadió que “intenta coartar nuestro trabajo de fiscalización porque establece limitaciones que no están contempladas ni en la Ley Canaria de Municipios, ni en la Ley de Bases del Régimen Local ni en el Reglamento de Organización y Funciones (ROF).

El nuevo reglamento limita el número de preguntas, de mociones, ruegos y comparecencias, que se deben pedir con 15 días hábiles de anticipación, así como el tiempo de participación en las sesiones plenarias de acuerdo a la representación política.

En el caso de los ediles no adscritos “la limitación es extraordinaria” pese a que tienen derecho “como cualquiera” de trasladar todas las iniciativas que consideren necesarias.

José Caro puso el ejemplo del grupo mixto, integrado por dos formaciones, PP y Sí se puede -esta última conforma a su vez el gobierno- que deben dividirse el tiempo establecido tanto en las intervenciones (la mitad que el resto), como en las preguntas (se les permite solo dos) y un ruego por pleno a cada una.

Por su parte, Carlos Medina reconoció que es un documento necesario para mejorar la legislación de los órganos de gobierno “pero se incumple de manera flagrante la esencia del pacto que se firmó en 2019 entre las tres formaciones políticas, cuando una de sus principales características era la transparencia y la participación de la ciudadanía”, dijo el edil que fue uno de los que rubricó el acuerdo tras las elecciones municipales.

Por último, Candelaria Dorta opinó que el documento “es más propio de una etapa franquista que de un estado democrático porque se le da un castigo al concejal no adscrito. La Ley de Municipios Canarios es más amplia que este reglamento predemocrático”, dijo. En su caso, dejó Cs de forma voluntaria, con lo cual “no soy tránsfuga”, insistió, y he trasladado preguntas en el Pleno sobre los diferentes temas en los que la ciudadanía demanda una solución.

En este sentido, los cinco le reprocharon a Cs su apoyo a la norma y sostuvieron que ello se debe a que “no hace oposición” y por lo tanto, quiere coartar la que hace el resto de grupos.

Por todo ello, le exigieron al Gobierno que preside José Daniel Díaz que reconsidere su postura, deje sobre la mesa el nuevo reglamento y se cree una comisión para intentar consensuarlo, ya que no es la mejor coyuntura política para aprobar un documento que puede tener una vigencia de 20 ó 30 años.

Tacoronte Participa pide más diálogo político para buscar otras alternativas

a plataforma ciudadana Tacoronte Participa muestra su acuerdo con que haya un reglamento de funcionamiento interno tanto en los plenos como en otros trabajos para coordinar y agilizar los trámites del Ayuntamiento. Pero “nunca vulnerando los derechos de la democracia y pasando por encima de la opinión del pueblo o de sus representantes legalmente elegidos. Que todos ellos tiene el miso derecho de representación frente a la ciudadanía y que los tiempo y espacios han de ser igualitarios, para dar opción a quienes los han elegido a verse representados del mismo modo”.

La plataforma considera que la forma elegida para presentarlo ya elaborarlo “no ha sido la mas participativa ni adecuada” y espera que el grupo de gobierno opte por dialogar y buscar otras alternativas más adecuadas y democráticas.

TE RECOMENDAMOS