internacional

La provocación rusa en Ucrania: Putin y Biden miden fuerzas en sus ambiciones geopolíticas

Evitar la guerra es fundamental, y todas las partes deben comprometerse diplomáticamente para evitar el conflicto, pero hasta ahora ambas partes se acusan mutuamente de injerencias internacionales. Si Putin decide lanzar otra invasión a Ucrania, ¿debe Estados Unidos liderar una respuesta contundente?

Las fuerzas rusas se concentran a lo largo de las fronteras ucranianas amenazando con invadir. Como cita el think tank no partidista estadounidenses Center for American Progress, Una invasión rusa de Ucrania sería un desastre para Ucrania, para Rusia y, potencialmente, para el sistema internacional basado en reglas que el mundo ha tratado de construir desde 1945. Evitar la guerra es fundamental, y todas las partes deben comprometerse diplomáticamente para evitar el conflicto, pero hasta ahora ambas partes se acusan mutuamente de injerencias internacionales. Si Putin decide lanzar otra invasión a Ucrania, ¿debe Estados Unidos liderar una respuesta contundente?. Una decisión rusa de recurrir a la fuerza supondría una derrota estratégica, un paso contraproducente que resultaría ruinoso desde el punto de vista económico y geopolítico para el Kremlin. Pero las consecuencias van meas allá, si se considera que Rusia se sale con la suya al desmembrar a un vecino democrático, China podría sentirse envalentonada para hacer lo mismo con Taiwán, y podría incitar a otros estados a desplegar la fuerza contra vecinos o rivales menos poderosos.

Para analizar la situación actual, DA entrevistó a Carlos Cuebas, teniente coronel retirado del Ejército de Estados Unidos.

Desde el punto de vista geopolítico, ¿estamos ante una posibilidad real de invasión a Ucrania por parte de Rusia, o se trata de una estrategia para afianzar una posición que ha ido perdiendo frente a China y Occidente?

“Hay elementos estratégicos, operacionales y tácticos, en todos los niveles por parte de Vladimir Putin. El presidente Putin lo que busca es detener la expansión de la OTAN, eliminar la presencia de armas nucleares en Europa, y mantener la influencia en la región. Creo que aún si llegaran a un acuerdo diplomático, Putin ha demostrado la intención de mantener la presencia y la influencia de Rusia en la región como una amenaza persistente. La invasión marcaría un cambio significativo en la política internacional porque tendría el efecto práctico de crear una cortina de hierro entre Rusia y los estados del este y del oeste, algo similar a lo que ocurría en la Guerra Fría. Pero, si bien es cierto que hay unos propósitos estratégicos de eliminar influencias de otras naciones incluyendo China, o EE.UU., o la OTAN, no podemos perder de vista que esto también tiene efectos internos en Rusia, y es razonable pensar que si Putin no consigue lo que busca -y una de sus demandas principales es que no se reciba a Ucrania en la OTAN-, y si esto no es negociable para la OTAN y EEUU, van a haber cuestionamientos a su liderazgo internamente. De qué manera se manifieste no será fácil saberlo, porque es un sistema de gobierno un tanto cerrado”.

– ¿Cuál debe ser la respuesta de EE.UU. si Rusia invade Ucrania?

“EE.UU. no debe permitir que Rusia invada e intente anexar Ucrania. La tímida reacción de los aliados después de que Rusia anexara Crimea en 2014 y cuando se organizó la insurgencia en el este de ucrania, solamente proporcionó más determinación a Putin y a los rusos. Sin duda, el tener el control de Ucrania aumentaría la capacidad industrial y los recursos naturales de Rusia. Si hubiera una invasión, EE.UU. y los aliados tendrían que implementar sanciones económicas reales, incluyendo bloquear a los bancos rusos del sistema de pagos electrónicos, establecer sanciones económicas directas a la persona del presidente Putin. Podrían continuar aplicando el Acta de Asistencia del siglo XXI, que ya está en marcha, para dar a Ucrania suministros y equipos para la guerra sin costo, que pudiera incluir fuerzas especializadas del ejército, o recursos de la CIA; proveer inteligencia militar, ayuda humanitaria, ayuda económica, y tendrían que continuar con la diplomacia, y exponer al resto del mundo lo que este ocurriendo dentro de Ucrania. Podrían presionar diplomáticamente a Bielorrusia para que corte el acceso a Rusia a través de su territorio, lo que un poco ahogaría cualquier esfuerzo militar que se esté llevando a cabo en Ucrania; también podrían coordinar con las organizaciones no gubernamentales y el Tribunal Criminal Internacional para documentar cualquier irregularidad en derechos humanos que estuviera ocurriendo como parte de la invasión…éstas son algunas medidas que podrían tomarse sin entrar en un enfrentamiento directo”.

-Una invasión rusa puede dar lugar a llamamientos para que Estados Unidos intervenga militarmente para defender Ucrania, ¿Tiene Estados Unidos una opción militar realista?

“Estados Unidos ya puso en alerta máxima a unas 8.500 tropas hace unos días. Como militar retirado te digo que cuando ponen una unidad militar en alerta máxima significa que con mucha probabilidad en algún momento próximamente, se vean activados para movilizarse a un lugar determinado. El Pentágono ha dicho que estas tropas saldrían de EE.UU., a pesar de que ya tiene presencia militar en Europa. Como muy bien tú sabes, tiene personal militar en Alemania, en España, en Polonia y en otras áreas, alrededor de 70.000 efectivos estadounidenses. La idea sería aumentar la fuerza de respuesta de la OTAN y dentro de países de la OTAN oficialmente, ya que no pueden entrar en Ucrania. Hay una opción realista en términos de poder asistir a la OTAN en una defensa en caso de que fuera necesario. No olvidemos ante fuerzas tan visibles, Rusia con una mayor capacidad militar que Ucrania, si hubiera una invasión, lo más probable es que se produzca una insurgencia en Ucrania, porque ya Rusia, en términos generales, estaría controlando Ucrania. Al surgir una insurgencia, se establecería en países que ya están en la OTAN, paises vecinos, trasladando el conflicto a la OTAN y ahí la cosa podría complicarse porque ya habría un enfrentamiento entre la OTAN, con EE.UU. , y Rusia, no simplemente Ucrania y Rusia. Pero esperemos que no llegue a eso, como soldado te digo que lo que menos quiere ver uno es un enfrentamiento de este tipo, todo el mundo saldría perdiendo, hay que aspirar a que la diplomacia reine, que se llegue a acuerdos y nos podamos comunicar y entender”.

-Si Rusia invade, ¿Debe Estados Unidos proporcionar ayuda militar a Ucrania? Durante la administración de Obama, existía la preocupación de que proporcionar a Ucrania armas provocaría una escalada militar…

” Ya EE.UU. está proporcionando ayuda militar a Ucrania. Hay vídeos del Pentágono con que muestran las cargas aéreas que están saliendo con destino a Kiev, estamos hablando de armamento. Puede que en el pasado haya habido una preocupación por la escalada militar. Yo creo que está a punto de ocurrir y el mensaje que quiere llevar EE.UU. al enviar este equipo es demostrar que tiene la capacidad de apoyar a la OTAN y de apoyar a Ucrania, no solamente con palabras y diplomacias sino con recursos y logística militar, que es muy importante en este tipo de asuntos. Puede que haya preocupación, pero si Ucrania está dispuesta a pelear por su independencia como ha demostrado, recibirá el apoyo, no. solamente de EE.UU. sino de la OTAN, apoyo internacional, para eso lamentablemente hace falta equipo militar porque hay ocasiones en las que es la única manera de llevar el mensaje”.

-La necesidad de Ucrania de armamento avanzado ¿debe equilibrarse con la posibilidadde que estos sistemas caigan en manos rusas?

“Sin duda, sin embargo, toda operación militar tiene sus riesgos y parte de lo que hacen los lideres militares en el momento en que ejecutan sus misiones es hacer un análisis para mitigar esos riesgos. En este caso, habrá una decisión deliberada del tipo de armamento que se envía, además d que hay armamento que necesita entrenamiento adicional. Habrá control de cómo se utilizan estas armas y tomarán medidas”.

-¿Qué preparativos hacer la administración Biden para brindar asistencia de seguridad adicional a Ucrania?

“En primer lugar, monitorear la situación muy de cerca, establecer los indicadores de movilización una vez Rusia empiece hacer sus maniobras, poder establecer lo que va ocurrir y cuándo va a ocurrir. Desarrollar los cursos de acción y establecer la coordinación de la OTAN para ya tener posicionada la fuerza necesaria para asistir en la defensa de Ucrania, pero ya en el teatro de operaciones europeo hay suficientes capacidades y suficiente fuerza militar apara asistir a la OTAN en que caso de ser necesario”.

-Si bien es improbable que Rusia amenace directamente a los miembros de la OTAN, ¿La alianza debería responder a la invasión rusa de Ucrania fortaleciendo la organización?

“Cuando terminó la Guerra Fría hubo muchas voces que cuestionaban la razón para mantener esta organización y su existencia. Una de las consecuencias no calculadas de las acciones de Putin es que ha fortalecido la necesidad en la opinión de publica de tener a la OTAN en Europa. El hecho de que se está enviando armamento a Ucrania y efectivos, son indicadores de que se le está prestando atención a la OTAN, a sus niveles de preparación, readiness, y se empieza a hablar de las fuerzas de respuesta de la OTAN, que comienza a tomar mayor relevancia”.

-¿Necesita Estados Unidos un nuevo enfoque que reconozca la creciente importancia de la Unión Europea?

“Para el presidente Biden lo que está ocurriendo entre Rusia y Ucrania representa su gran habilidad para forjar una alianza en contra de Rusia, en contra del presidente Vlaldimir Putin. En ese propósito de fortalecer y mejorar alianzas, EE.UU. ve a la Unión Europea como un aliado importante. En este caso, es un conflicto que está en la frontera entre Europa y Rusia, un entendimiento claro de la creciente importancia de la UE es algo que tiene que ocurrir. Como analista, expertos en asuntos militares con 22 años de servicio activo en el Ejército, EE.UU. puede presumir del nivel que tiene de poder movilizarse alrededor del mundo, gracias entre otras cosas a las alianzas importantes: la UE es una de las mas importantes”.

-¿Debe EE.UU. presionar para establecer un banco de la OTAN para financiar inversiones importantes en capacidades como la modernización de las fuerzas del flanco este reemplazando el equipo ruso/soviético?

“El Ejército de EE.UU. consistentemente está modernizando los sistemas, haya o no conflicto, porque el trabajo de las Fuerzas Armadas de EE.UU. es estar listo para ser movilizado y desplazado alrededor del mundo en cualquier momento. Con esto en mente, ha habido debates en el pasado, de que los aliados, no solo en la OTAN, deben asumir un poco más de responsabilidad en el proceso e financiar inversiones en la modernización de equipo y entrenamiento. Eso es un debate que ha existido por algún tiempo y creo que va a continuar debido a esta situación, pero en este momento hay que usar lo que esté disponible en caso de que fuera necesario y aprender las lecciones para hacer los cambios que haya que hacer en todos los aspectos”.

DA: ¿Debe el gobierno estadounidense presionar a Europa para que participe en una movilización similar a la de los tiempos de guerra para descarbonizar y reducir su dependencia del gas ruso?

“Es algo que hay que analizar porque está todo relacionado. Están tratando ahora de hacer el segundo oleoducto, hay uno que pasa por Ucrania y están tratando de hacer otro que ya está construido que conecta a Rusia con Alemania. Todavía no está en funcionamiento y podría estar en juego su activación debido a este conflicto. Todo esto son elementos de juicio en el momento de tomar una decisión, tanto en el lado de la OTAN como de Rusia. Si se limita la dependencia del combustible ruso, se aumenta la dependencia del combustible de otros lugares, y al aumentar la dependencia de una sola región, digamos Medio Oriente, crece la demanda, baja la oferta, suben los precios para el resto del mundo… son decisiones difíciles que habrá que tomar”.

-¿Cuál es en su opinión el rumbo que va a tomar este conflicto y cuándo cree que se producirá algún movimiento?

“En primer lugar, espero que los esfuerzos diplomáticos sean exitosos. Un tercio de la fuerza rusa es de servicio obligatorio y estos soldados, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos, muchas veces son objeto de abusos y malos tratos graves, lo que afecta a la moral de las tropas. Si el conflicto se prolonga y las fuerzas profesionales necesitan ser reemplazadas con fuerzas de servicio obligatorio, podría tener un impacto en la capacidad de Rusia de sostener operaciones de manera consistente. Yo creo que la manera más efectiva que Ucrania pueda prevenir lo que, que Putin quiere, que es que una victoria rápida, una insurgencia ucraniana con el apoyo de la OTAN, Rusia se vería envuelta en un conflicto a largo plazo, mucho más complicado de lo que ocurrió en Crimea. Y, si en su memoria colectiva todavía recuerdan lo que pasó en Afganistán, yo creo que no habrá el ánimo en la sociedad rusa para dar un apoyo a este tipo de operación”.

TE RECOMENDAMOS