sociedad

¿Por qué Adeje es el mejor lugar de Tenerife para volar en parapente, pero el que más accidentes registra?

Un total de 18 deportistas han sufrido contratiempos en la Isla en el último año, la mayoría de ellos en esta zona de vuelo. Expertos en el sector nos ayudan a identificar el origen de esta problemática

Los accidentes de parapente empiezan a ser habituales en Tenerife; se han producido seis en lo que va de mes, cinco de ellos en Adeje. Los usuarios de las redes sociales no dan crédito a lo que está ocurriendo y muchos se preguntan cómo es posible. Lo primero que debemos tener en cuenta es el perfil de la mayoría de los afectados: varón, extranjero e inexperto que vuela solo, desconociendo las particulares condiciones meteorológicas y orográficas de las principales zonas de vuelo de la Isla.

“Mucha gente viene a Tenerife con la idea de que los vuelos son fáciles y, luego, se ven metidos en estos fregados”, señala, al otro lado del teléfono, el técnico deportivo Borja Roig. En plena temporada de invierno, el cielo se convierte en una suerte de amalgama de colores con decenas de deportistas que vienen desde Alemania, Francia o Italia, entre otros, aprovechando la meteorología favorable que ofrecen estos lares. Y es que descender en parapente entre las laderas escarpadas, valles y playas de arena negra, con el Teide de fondo, es un reclamo turístico irresistible para casi todo el mundo, pero no hacerlo con garantías te puede costar la vida.

Llama poderosamente la atención que la mayor parte de contratiempos estén teniendo lugar en Adeje, pero los expertos consultados por este periódico coinciden en que se debe más a una cuestión estadística que de peligrosidad. “Esta zona es, con diferencia, una de las mejores para quienes vienen a volar solos, en monoplaza, y por eso se concentran más personas allí. De hecho es, probablemente, uno de los lugares de España, y diría que de Europa, con más horas de vuelo al año“, precisa Borja. Y Luisma, un guía que cuenta con 33 años de experiencia y, por ende, conoce perfectamente el sector, lo corrobora.

“Adeje es una de las zonas de España con más horas de vuelo al año”

Roig enumera tres factores que nos ayudan a entender el origen del problema. “En la temporada de invierno se multiplica el número de pilotos en la Isla porque la meteorología en sus países no es buena, y los turistas aprovechan para practicar aquí. Entonces, aumenta la probabilidad de que haya algún accidente”. La segunda clave radica en que “muchos vienen con un nivel de formación muy bajo y eso genera un inconveniente, porque cada zona de vuelo tiene sus propias condiciones; aquí, por ejemplo, tenemos fugas de viento y barloventos y sotaventos muy marcados”. Y luego está el hecho de que “cuando vas a volar fuera, lo suyo sería ponerte en manos de profesionales locales, y eso hay mucha gente que no lo hace”.

18 accidentes y dos fallecidos

Un total de 18 parapentistas ha sufrido percances en Tenerife desde enero de 2021, según los datos del 1-1-2. La mayoría (12) se llevó un buen susto y solo presentó traumatismos o contusiones de carácter moderado; para cuatro de ellos la experiencia fue más traumática al resultar heridos de gravedad, y otros dos fallecieron en Garachico y Guía de Isora, el 24 de enero y el 5 de diciembre del año pasado, respectivamente. “El otro día, un amigo que es bombero me dijo que vamos a rescate por semana, y eso es una cosa bárbara que se debería corregir. De hecho, hemos estado intentándolo durante años”, apunta Luisma.

Este tipo accidentes suelen ser aparatosos y requieren un amplio despliegue de los recursos de emergencias, medios aéreos incluidos, sobre todo cuando los afectados caen en zonas de difícil acceso. El jefe de Bomberos Voluntarios de Adeje, Carlos Barrera, confirma que “normalmente son personas que vuelan solas -no contratan a ninguna empresa-, llevan uno o dos días en Tenerife y no conocen los vientos”. Los operativos en esta parte del Sur suelen ser más complicados, porque “se producen en terrenos escarpados y es necesario pedir helicópteros”.

Accidentes de parapente en Tenerife desde enero de 2021Dónde han ocurridoFallecidos
18Adeje (12), Candelaria, Garachico, Santiago del Teide, Puerto de la Cruz, Santa Cruz y Guía de Isora (1 en cada municipio)2, uno en Garachico y otro en Guía de Isora

FUENTE: 1-1-2

Una actividad segura si se hace con profesionales

Ángelo nació en Italia pero vive en Tenerife desde hace 30 años. Hace cuatro o cinco probó la experiencia de volar en tándem por primera vez, con la empresa de Borja Roig (enminubeparapente), en quien confía “como si fuera mi hermano”. Las noticias de los últimos días no le hacen gracia y le pregunta a su guía qué está pasando. “Yo me dejo llevar; él decide dónde volamos según las condiciones de cada sitio y nunca hemos tenido ningún problema”. En las tres o cuatro veces que han compartido parapente se ha sentido seguro. “Uno que está aquí todo el año maneja mejor las condiciones y por eso vuelo con él”, afirma. “Lo que no puede ser es que haya piratillas que ofrezcan vuelos a 100 euros en Facebook, asegurando que tienen todo en regla”.

Luisma, que suele practicar este deporte en la cara norte de la Isla, encontró en la misma red social un vídeo con lo que considera una temeridad. “A nosotros no se nos ocurre levantar el parapente en zonas no estipuladas del Parque Nacional del Teide, lo tenemos prohibido, pero el otro día alguien subió un vídeo en Montaña Amarilla, cuando eso es lo peor”.

Por su parte, María y Toño, que son pareja, se quitaron en 2018 el gusanillo que tenían desde hacía tiempo. Se pusieron en manos de otra empresa especializada. Despegaron en una de las rampas preparadas en el Parque Nacional del Teide, lógicamente uno de los lugares más demandados por quienes van a volar por primera vez. Cada uno fue con un guía. “Fue una experiencia inolvidable, la verdad, repetiríamos una y mil veces. Además, los monitores cumplían con todas las medidas de seguridad”, coinciden.

“Es muy importante la supervisión por parte de pilotos o empresas locales”

La web oficial de promoción turística de Tenerife hace hincapié en que para disfrutar de esta práctica deportiva en la Isla con las máximas garantías de seguridad “es muy importante la supervisión por parte de pilotos o empresas locales” y, ante cualquier duda, insta a los interesados a ponerse en contacto con la Federación de Deportes Aéreos (FECDA). En este sentido, es justo desligar los accidentes que se están produciendo de la actividad que desarrollan los guías profesionales que conocen las peculiaridades de nuestras zonas de vuelo.

El parapente sigue siendo seguro si se practica con las medidas necesarias. Y para ello, si no se tiene la experiencia suficiente para volar con autonomía, es indispensable el asesoramiento de una empresa oficial, registrada y autorizada por el Gobierno de Canarias. “A nosotros se nos exige tener pilotos profesionales y una serie de seguros. Bajo mi punto de vista los requisitos son pocos, se debería apretar mucho con las inspecciones”, señala Borja Roig. “Hay muchos autodidactas que ni siquiera han pasado por la escuela y vienen sin la acreditación oficial. Eso es muy importante, y más en un sitio en el que se concentra tanta gente, donde además tu propia seguridad están los peligros que les puedes crear a los demás”.

¿Cuáles son las zonas de vuelo con facilidad de acceso?

En Tenerife hay determinadas zonas de vuelo, cuyo acceso es relativamente sencillo. La citada web, que recoge toda la oferta turística de la Isla, distingue un total de seis, ubicadas en Los Realejos (norte), Adeje (suroeste) y Valle de Güímar (este). Te las mostramos en el siguiente mapa.

TE RECOMENDAMOS