callejero chicharrero

Calles de Santa Cruz que recuerdan a poetas canarios, en los barrios de La Salle, Somosierra y García Escámez

Luis Álvarez Cruz, Pedro Bethencourt, Francisco Izquierdo, Antonio J. Trujillo y Emeterio Gutiérrez figuran en el callejero

La calle Luis Álvarez Cruz conforma la prolongación de la calle Los Molinos desde la avenida Buenos Aires y no tiene salida a la avenida Tres de Mayo. Luis Álvarez Cruz (San Cristóbal de La Laguna, 1904-1971). Desde muy joven, se vincula al ambiente literario de su ciudad natal, asistiendo a la tertulia del poeta Manuel Verdugo, donde destacó por el acento regionalista, modernista y por el lirismo. Después de residir algún tiempo en Madrid, viviría definitivamente en La Laguna, donde fue presidente del Ateneo y del Orfeón La Paz, y miembro del Instituto de Estudios Canarios.

Su amplia producción poética, está formada por Poemas de la Isla y otros cantos, Retablo Isleño, etc. y por ensayos como Las tabernas literarias de la Isla y La vida romántica de Fernanda Siliuto. Como periodista escribió miles de artículos, entrevistas, reportajes, crónicas y fue corresponsal de prensa, radio y televisión. Lo más notable de su trabajo se encuentra en su libro Luis Álvarez Cruz, cien años de un periodista. Ganó una treintena de galardones, entre ellos el primer Premio de las Cajas de Ahorro de España y la Eglantina de Oro de los Juegos Florales de Barcelona.

Calle Pedro Bethencourt Padilla. Calle sin salida en el barrio de La Salle, a la que se accede por la de Antonio de Nebrija. Pedro Bethencourt Padilla (Agulo, La Gomera, 1894- Madrid, 1985). Estudió Comercio en Santa Cruz de Tenerife y el Bachillerato en el Instituto Canarias de La Laguna, donde se unió al grupo de jóvenes poetas que frecuentaba el Ateneo. Viajaría a Cuba con su madre y hermanos para conocer a su padre, aunque al poco tiempo regresaría para trasladarse a Madrid para iniciar los estudios de Medicina, que abandonaría para dedicarse a la vida literaria.

En la capital de España frecuentaba el Café Universal, donde conoció a los hermanos Machado. Luego reside en París hasta 1934, año en que regresa a Madrid y publica su segundo poemario. La Guerra Civil le obliga a volver a Cuba donde contrae matrimonio y tiene una hija, ejerce la medicina naturista, da conciertos de guitarra, escribe para la revista El Guanche del Partido Nacionalista Canario de la Habana, y publica Los Argonautas, una antología de poetas españoles residentes en la Isla caribeña. En 1961 regresa en Tenerife, publicando sus poemas en la prensa local y en las revistas Gánigo y Mensaje.

En 1962 viaja de nuevo a Madrid, donde malvive en pensiones, trabaja como masajista, y lleva una vida bohemia hasta su muerte. Sus poemas, recogidos por Domingo Perez Minik, fueron publicados en la Antología de la Poesía Canaria.

Calle Francisco Izquierdo.En el barrio de Somosierra, enlaza la calle Caracas, a la altura del Pabellón Pancho Camurria, con la de García Lorca. Francisco Izquierdo (La Laguna, 1886-La Habana 1971). Estudió contabilidad y trabajó en un comercio llevando la correspondencia mercantil.

Su afición por la literatura la descubre en la biblioteca de su tío sacerdote, donde lee a los clásicos españoles. Su primer libro de poemas lo publica en 1915. Como no tiene buena acogida decide abandonar la poesía y entra en el seminario, el cual abandona por haber encabezado una protesta por las condiciones de vida que soportaban, emigrando a La Habana, donde se casó y trabajó como redactor del Diario de la Marina, y colaboraría con la revista Islas Canarias. En Cuba publica el libro Medallas, compuesto por sonetos en los que trata del mar, el puerto, la ciudad de Santa Cruz y el paisaje de La Laguna de su adolescencia; todo de marcado carácter autobiográfico. En 1931 regresa a Santa Cruz de Tenerife, y colabora en el periódico La Tarde con algunos de sus poemas. En 1937 regresa a Cuba, reincorporándose al Diario de la Marina.

Calle Trujillo Armas. Calle sin salida en el barrio de Somosierra que comienza en la Carretera General del Rosario. Antonio Jesús Trujillo Armas (Agulo, 1924 – Mazo, 1967). Su infancia transcurrió en La Gomera hasta que al fallecer su madre se traslada a Tenerife, en compañía de su padre y hermanos. Al terminar la carrera de Magisterio en La Laguna fue destinado a la escuela de Mazo en la isla de La Palma, donde viviría hasta su muerte. Excelente poeta y magnífico prosista, a los 20 años publica su primer poemario, El Salmo del Sendero. Pero su obra cumbre, El Poeta y la Isla: La Gomera, publicada en 1960, escrita después de recorrer todos los paisajes de la Isla, posee una prosa retórica, preciosista y minuciosa.

Gutiérrez Albelo. En el barrio García Escámez, conecta la calle Poetas Hermanos Machado con la de Nuñez de la Peña. Emeterio Gutiérrez Albelo (Icod de los Vinos, 1905 – Santa Cruz de Tenerife, 1969), estudió el Bachillerato y la carrera de Magisterio en La Laguna. Su primer libro, Campanario de la primavera, lo publicó en 1930, estando de maestro de la Escuela de Niños de Vilaflor. Ese mismo año, Eduardo Westerdahl lo incorporaría como redactor de la revista Gaceta de Arte, llegando a ser el máximo exponente tinerfeño en las tendencias más innovadoras del surrealismo; por ello, en 1936 fue considerado como persona subversiva, siendo procesado y apartado del ejercicio docente durante 10 meses y medio.

Al reincorporarse como maestro de Agua García, en Tacoronte, entabló amistad con el párroco y doctor en Sagrada Teología Carlos González Estarriol, lo que le haría cambiar en su forma de expresarse.

Su obra Cristo de Tacoronte, formada por 40 romances inspirados en su isla de Tenerife, publicada en 1944, recibiría la crítica positiva de Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura y compañero de la Generación del 27. También sería fundador y director de la revista Gánigo, editada por el Círculo de Bellas Artes.

Cesaría como maestro nacional para continuar su labor docente en el Colegio Alemán, en el Reformatorio de Menores y en la Refinería de Cepsa de Santa Cruz.

TE RECOMENDAMOS