santa cruz

Desalojan a casi 300 personas que estaban en un local de marcha en Santa Cruz

Incumplían varias normativas; varios menores se encontraban en el lugar

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife llevaron a cabo la pasada madrugada el desalojo de un local nocturno en la capital después de comprobar el incumplimiento de varias normativas.

Los efectivos policiales se personaron en el lugar, confirmando que, en la avenida Francisco La Roche, a las 02.00 horas, 273 personas, menores incluidos, continuaban dentro del local, por lo que procedieron a desalojar el mismo y a identificar a los responsables.

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, confirmó esta misma semana que el Ejecutivo regional procederá a suprimir la obligatoriedad de presentar el denominado certificado COVID en locales de ocio y restauración y determinadas actividades, y ha avanzado que solicitará al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) la prórroga para que se pueda pedir el documento de forma voluntaria, de tal manera que los establecimientos que lo hagan ganarán más aforo y horario, acorde a un nivel inferior a la alerta epidemiológica de la isla.

Anunció también la ampliación de los horarios de cierre en locales de ocio y hostelería –salvo en el nivel cuatro que se mantienen a las 00.00 horas–. De esta forma, en las islas en nivel 1 el cierre pasa de las 03.00 a las 04.00 horas, en el nivel 2, de las 02.00 a las 03.00 horas y en el nivel 3, de las 01.00 a las 02.00 horas. En nivel 4 se mantendrá a las 00.00.

Asimismo, Pérez indicó que La Palma bajará del nivel 4 al 3 de alerta epidemiológica tras la evolución favorable de sus indicadores, mientras que el resto del Archipiélago se mantiene igual; es decir, con Tenerife y Gran Canaria en ‘semáforo marrón’, y el resto en el rojo (nivel 3). El cambio en la Isla Bonita entrará en vigor esta medianoche.

El portavoz el Ejecutivo regional destacó que los indicadores sanitarios son “mejores” esta semana, especialmente en cuanto a la incidencia acumulada, de ahí que se pueda hacer una desescalada “de forma ordenada, coherente”, sin que se desarme “de golpe” el conjunto de restricciones. No obstante, ha precisado que la presión sanitaria “sigue siendo especialmente preocupante”.

TE RECOMENDAMOS