política

Domínguez clama contra el “futuro incierto” de 700 familias de Fuerteventura

El presidente del PP de Canarias acude a una concentración de protesta de los trabajadores de los hoteles Tres Islas y Olivia Beach
Manuel Domínguez y Fernando Enseñat hablan con trabajadores.

El presidente del PP de Canarias, Manuel Domínguez, se mostró ayer convencido de que Ángel Víctor Torres “ha decidido retrasar la transferencia de Costas por no querer mancharse las manos”. Así se expresó durante una concentración de los trabajadores de los hoteles Tres Islas y Oliva Beach, de Fuerteventura, con el objetivo de denunciar, una vez más, el bloqueo del proyecto de hotel Oliva Beach, cuya reforma lleva años paralizada y afecta a 400 trabajadores, y contra la demolición del Tres Islas, una posibilidad que se abre a raíz del inicio del expediente de caducidad de la concesión del establecimiento en dominio público marítimo-terrestre, que data de abril de 2007, por el Ministerio para la Transición Ecológica, y que podría dejar sin empleo a 300 trabajadores.

Domínguez recalcó que su partido “estará siempre al lado de los trabajadores, en todas las acciones que sean pertinentes para impedir que el futuro de 700 familias deje de ser incierto”.El máximo dirigente del PP en la isla majorera, el diputado autonómico Fernando Enseñat, manifestó que “retrasar expedientes es frenar la inversión; máxime, cuando son instalaciones que vienen a rehabilitarse, ganar en calidad y, por tanto, a mejorar la oferta alojativa, el gasto de turistas en destino y el número de empleos asociados a los hoteles”.
Respecto a la situación del Tres Islas, recordó que, en la reforma de la Ley de Costas aprobada en 2013, se amplió la concesión administrativa 75 años, pero que el Gobierno se propuso en 2020 iniciar un procedimiento de revisión.

TE RECOMENDAMOS