cultura

El Festival de Música de Canarias estrena hoy y mañana ‘Omega’, de la tinerfeña Dori Díaz-Jerez

La Filarmónica de Gran Canaria se sobrepone a los condicionantes de la COVID y actúa en los auditorios Alfredo Kraus y de Tenerife
Márquez, Díaz-Jerez, Chichon y Perdigón presentaron los conciertos de la Filarmónica de Gran Canaria. / DA

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) tocará finalmente en el 38º Festival Internacional de Música (FIMC) del Archipiélago tras enfrentar diversos obstáculos que le ha impuesto la COVID-19, obligando incluso a cambiar el repertorio que tenía programado para adaptarse a las circunstancias. Solo el cuarto movimiento de la Quinta de Mahler, y no toda la sinfonía, como estaba inicialmente previsto, sonará en los dos conciertos que hoy miércoles y mañana jueves interpretará la OFGC en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y en el Auditorio de Tenerife, respectivamente, a partir de las 20.00 horas. Ambas citas cuentan con el patrocinio de Fundación DISA.

Pero antes sonará Omega, la obra de encargo del festival, compuesta por la compositora y pianista tinerfeña Dori Díaz-Jerez, y después una selección de las suites 1 y 2 de Romeo y Julieta, de Prokófiev. Todos estos detalles los expusieron ayer en un encuentro con la prensa el director de la orquesta grancanaria, Karel Mark Chichon; la propia Díaz-Jerez; el viceconsejero regional de Cultura, Juan Márquez, y el director del FIMC, Jorge Perdigón.

La compositora tinerfeña explicó que Omega es una obra de contrastes, en la que se han trabajado “tanto las técnicas de los últimos tiempos como la tradición musical de toda la vida. Hace referencia a la muerte, y en este aspecto conecta con la Quinta de Mahler”. Es una partitura que, en palabras del titular de la OFGC, “encaja perfectamente para empezar el concierto”, sobre el que subrayó: “¿Qué mejor que empezar con una creación nueva, canaria y, además, de una mujer?”.

MOMENTOS DIFÍCILES

Karel Mark Chichon recalcó en su intervención que se están viviendo “momentos que no son fáciles para nadie” y la Filarmónica de Gran Canaria no ha sido una excepción. “Hace unas semanas teníamos a cinco o siete músicos cayendo [enfermos] cada día” al contraer el coronavirus y reemplazarlos no fue viable en todos los casos, pues “no siempre se pueden conseguir los necesarios en la isla”, relató.

El director de la OFGC agregó, a este respecto, que, de hecho, su formación estará en el Festival Internacional de Música de Canarias sin dejar de tener que enfrentar los retos que le siguen surgiendo, porque, “cada día, o hay un caso más de COVID o un problema añadido”. Sin embargo, subrayó Chichon, las circunstancias no van a impedir que la orquesta sea fiel a su cita, gracias, sobre todo, “al gran esfuerzo hecho por todos los músicos”.

TE RECOMENDAMOS