obispo de tenerife

El Parlamento condena por unanimidad las críticas homófobas del obispo de Tenerife

En cambio, no ha salido adelante la propuesta de la formación morada de que Álvarez no sea invitado a los actos públicos organizados por instituciones de las Islas
El Parlamento condena por unanimidad las críticas homófobas del obispo de Tenerife. | EP

El Pleno del Parlamento de Canarias ha condenado este miércoles por unanimidad las declaraciones del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, en las que decía que la homosexualidad es un pecado mortal si se practica de forma consciente y la llegó a comparar con el alcoholismo.

En cambio, no ha salido adelante en la Proposición No de Ley (PNL) de Sí Podemos, enmendada por Cs, la propuesta de la formación morada de que Álvarez no sea invitado a los actos públicos organizados por instituciones de las islas –único grupo que votó a favor–.

María del Río (Sí Podemos) ha lamentado que finalmente no haya salido adelante una declaración institucional o una PNL conjunta y aunque ha dejado claro que no quieren practicar “ningún encarnizamiento” contra el obispo, entiende que “no se puede ir hacia atrás” en el respeto y la dignidad de las personas LGTBI.

Ha apuntado que “llueve sobre mojado” con Álvarez porque en el pasado llegó a culpar a los menores de los casos de pederastia y ha asegurado que sus últimas críticas en una entrevista en ‘Televisión Canaria’ “implican desprecio y humillación” por lo que está a favor de que no se le invite a actos públicos porque su figura “no responde a la pluralidad” de la Cámara regional.

Ricardo Fernández (Cs) ha dicho que las declaraciones del obispo fueron “poco afortunadas” porque generan “sentimientos negativos y baja autoestima” en las personas LGTBI, si bien ha valorado que haya pedido disculpas.

No obstante, no está a favor de que no se le invite a los actos públicos a la espera de si la investigación abierta por la Fiscalía acaba en una querella por un delito de odio.

Jesús Ramos (ASG) ha afirmado que su grupo rechaza las manifestaciones del obispo, ha lamentado que no se haya aprobado una declaración institucional con el sentir de la Cámara y ha agradecido que haya pedido disculpas.

Carmen Hernández (NC) ha apoyado la “reprobación contundente” a las palabras de Álvarez porque ni siquiera corresponden a la posición de la Iglesia esgrimida a través del papa Francisco, si bien no apoya la negativa que sea invitado a actos públicos porque significaría “excluir” a una parte de la sociedad que profesa la fe católica.

“No debemos seguir generando sangre”, ha comentado, tildando de “excesivo” que no se le invite a los actos públicos porque supone dejar de invitar a la Iglesia.

EL PP NO SE SUMA A UN “ESCARNIO PÚBLICO”

Luz Reverón (PP) ha dicho que su grupo condena las declaraciones homófobas del obispo pues son “desafortunadas” y merman los derechos de las personas, si bien se disculpó, y por ello, no se van a sumar a “ningún escarnio” público ni a un discurso “contra el cristianismo”. “Vamos a estar en frente”, ha indicado.

Jesús Machín, del Grupo Nacionalista, ha valorado que los grupos se pongan de acuerdo en la defensa del colectivo LGTBI y en la aprobación de leyes “sin ningún voto en contra”, lo que demuestra que la Cámara “es un muro de contención” contra los que atentan contra los derechos de estas personas.

No obstante, ha apuntado que “lo ideal” hubiera sido una declaración institucional.

OMAR LÓPEZ (PSOE) VE AL OBISPO COMO UN “GENERADOR DE ODIO”

Omar López (PSOE) ha comentado que Álvarez juega una “competición interna” para ser el “mayor generador” de odio de la Iglesia y aunque pidió disculpas, no se las cree, porque la orientación sexual “no necesita más debate”.

López se ha preguntado “como se han sentido” las personas LGTBI y católicas con esas declaraciones “tan nefastas” y ha reconocido que no invitarle a los actos ataca la autonomía de las instituciones.

Frente a las declaraciones del obispo, López ha pedido a todas las personas que “quieran, amen y abracen en libertad”.

TE RECOMENDAMOS