sociedad

La activista adejera Victoria Ballesteros, en la ONU: “La crisis y la guerra del agua son reales”

La estudiante fue la única joven española que intervino en un foro de Naciones Unidas con António Guterres y los ministros españoles de Exteriores y Transición Ecológica

La estudiante adejera Victoria Ballesteros acaba de colgarse otra medalla como activista medioambiental. A pesar de su juventud -acaba de cumplir la mayoría de edad-, ya acumula tres intervenciones en foros de la ONU dedicados a la ciencia y la mujer. El último se celebró el pasado viernes y reunió a 80 cargos públicos y expertos que expusieron sus puntos de vista sobre “el agua que nos une”, título del encuentro online en el que participaron, entre otros, el secretario general de la ONU, António Guterres; la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el titular de Exteriores, José Manuel Albares, además de los presidentes de Portugal, Eslovenia y Malta.

Ballesteros, que estudia Economía Internacional en la Universidad Illinois Wesleyan (Estados Unidos), intervino en dos debates. En el primero hizo un llamamiento a la acción y reclamó mayor inversión para proteger y renovar las estructuras hidráulicas. “La crisis del agua es real y la inacción que vemos se basa en falsas excusas, ya que existen técnicas asequibles que se pueden aplicar si los gobiernos, las empresas y las personas así lo deciden”. A su juicio, “la apuesta por las tecnologías y los proyectos más avanzados no pueden ser un impedimento para empezar a actuar ahora mismo”.

En su segunda participación, durante una conversación en vivo con el secretario general de Naciones Unidas, varios embajadores y diversos representantes de la comunidad científica, la joven tinerfeña advirtió sobre las barreras idiomáticas y sus consecuencias a la hora de remediar la falta de recursos.

Tras asegurar que “el miedo a la guerra del agua sigue siendo una realidad, producto de la falta de acción y la desigualdad”, Ballesteros insistió en que acceder a los contenidos y a la información en los debates internacionales resulta un obstáculo si no se domina el inglés, “cuando numerosos estudios han demostrado que las regiones más afectadas por la crisis del agua son y serán lugares donde este idioma no es el oficial o natal”, circunstancia que le lleva a afirmar que “discrimina”, al bloquear “a los más afectados”, y es “contraproducente”, ya que “ellos son los que mejor conocen la situación y, por tanto, qué medidas serían las más efectivas”.

La exalumna del instituto Ichasagua de Los Cristianos, una de las grandes activistas juveniles a escala internacional contra el cambio climático, ha sido la única joven española que ha participado en la cita de Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, donde ha vuelto a sorprender con un conjunto de reflexiones que ella misma resumió en una sentencia final: “La ciencia será imparable cuando se sumen todas las ideas y nadie se quede atrás; mientras esto no se pueda lograr seguirán existiendo lagunas en el desarrollo”.

TE RECOMENDAMOS