santa cruz

Los patinetes se desconectarán al entrar en zonas en las que están prohibidos en Santa Cruz

El alcalde, José Manuel Bermúdez, sostiene que hay entendimiento con la principal empresa que opera en la ciudad para regularizar el uso de los VMP
Los patinetes abandonados en mitad de una acera están provocando numerosos incidentes. / S. M.

El Ayuntamiento de Santa Cruz está trabajando para lograr un uso racional de los patinetes eléctricos en la ciudad, y rebajar las incidencias que estos vehículos de movilidad personal (VMP) están provocando. Así, tal y como confirmó el alcalde, José Manuel Bermúdez, a DIARIO DE AVISOS, además de que los usuarios seguirán pagando la utilización del patinete hasta que no lo dejen correctamente aparcado, también se está trabajando para que estos se desconecten cuando entren en las zonas de la ciudad en las que no están permitidos, es decir, en las peatonales. “Estamos en conversación con la principal empresa que opera en la ciudad (Link) para poner en marcha los aparcamientos específicos para patinetes y que, si los usuarios no los dejan correctamente aparcados en estos estacionamientos, se seguirá cobrando el alquiler”. “Con el mismo software -continuó- lo que se propone es que en determinadas zonas de la ciudad, en las que no estén permitidos, el patinete se desconecte de forma automática, impidiendo su uso en ellas”. Estas zonas serían las peatonales.

“Cada patinete está geolocalizado y eso permitiría aplicar la desconexión. Es una tecnología con la que ya cuenta la empresa, y que estaría dispuesta a utilizar para regularizar la presencia de las patinetas en la calle. El coste para el Ayuntamiento es cero”, afirmó el alcalde.

Según avanzó Bermúdez, en próximas fechas se reunirá con la responsable de la citada empresa para Europa, que se desplazará hasta Santa Cruz para verse con el alcalde.
La propuesta del Consistorio es la creación de unas 50 plazas para estos patinetes eléctricos de alquiler, que estarán distribuidas en diez puntos ubicados en zona centro de la capital.

Accidentes

La irrupción de los patinetes eléctricos en la capital está suponiendo serias molestias para las personas con problemas de movilidad, las principales afectadas por el abandono de estos vehículos en las zonas peatonales. Esta misma semana, Queremos Movernos, colectivo que defiende los derechos de las personas con discapacidad, denunciaba que una persona ciega había sufrido un accidente al tropezar con uno de estos vehículos que había sido abandonado en mitad de una acera. Un incidente que, lamentablemente, no es el primero.

Desde el Ayuntamiento se continua con la retirada de patinetes cuando están mal aparcados, levantando las pertinentes propuestas de sanción. Sin embargo, estos vehículos, de momento, se están retirando del depósito municipal sin pagar tasa alguna, puesto que, según sostiene la concejalía de Seguridad y Movilidad, no se les puede solicitar ningún tipo de pago al no estar recogidos estos VMP en la ordenanza fiscal. Se trabaja ya para su modificación, según apuntó la edil de Movilidad, Evelyn Alonso. En estos momentos son cuatro las empresas que operan en Santa Cruz y que tienen repartidos por la ciudad un millar de patinetes.

TE RECOMENDAMOS