sanidad

Luis Ortigosa (Pediatría): “Los antivacunas han cruzado una raya que nunca deberían haber cruzado”

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife se mostró muy indignado ante el suceso ocurrido hoy en un centro educativo de Granadilla
LUIS ORTIGOSA
El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa. / SERGIO MÉNDEZ

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife, Luis Ortigosa, se mostró muy indignado ante el suceso ocurrido hoy en un centro educativo de Granadilla y manifestó que “hay que tomar medidas, hasta aquí hemos llegado”, e instó a “investigar, denunciar y perseguir a aquellos que las realizan o instigan a este tipo de amenazas”.

“Hoy los movimientos antivacunas han cruzado una raya que nunca deberían haber cruzado. Llamar telefónicamente a un centro escolar del sur de Tenerife donde se estaba procediendo a la vacunación pediátrica frente a la COVID-19 con un punto de vacunación móvil conocida como vacuguagua, que está específicamente adaptada. En esa llamada telefónica se aseguró que se había puesto una bomba en el centro escolar para que no vacunen a los niños frente a la COVID según las palabras del propio amenazante al centro escolar”.

“Una cosa es opinar, y en el caso de los movimientos antivacunas con argumentos que utilizan habitualmente basados en bulos y falsedades sin ningún contenido basado en la evidencia científica, pero otra cosa distinta y más grave es amenazar a los profesionales sanitarios encargados de la vacunación como lo hicieron hace una semana y a varios profesores de los centros educativos como también se ha hecho remitiéndoles cartas amenazándoles, pero ya el colmo ha supuesto generar una alarma e inseguridad en un centro escolar en el que se estaba vacunando con el aviso de que se ha colocado una bomba”.

“Este es el punto donde no debemos dejar que se continúe, las autoridades sanitarias, las autoridades civiles y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Autonómicos y Locales, así como las autoridades judiciales deben tomar ya cartas en este asunto, deben investigar, denunciar y perseguir a aquellos que realizan o instigan a este tipo de amenazas”.

El pediatra y miembro del grupo técnico de vacunas de Canarias insistió en que “hay que tomar medidas, hasta aquí hemos llegado, una cosa es opinar libremente, que un antivacunas pueda expresar lo que quiera, y otra ha sido amenazar a los profesionales sanitarios y educativos y hoy poner en riesgo a los propios niños con estas amenazas en los colegios. Es un tema realmente grave”, finalizó.

TE RECOMENDAMOS