santa cruz

Más de 3.000 familias acudieron por primera vez a los servicios sociales de Santa Cruz en 2021

La concejala de Acción Social, Rosario González, señala que en 2021 se pagaron 12 millones de euros en concepto de ayudas de emergencias
Momento de la Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz celebrada ayer. / Fran Pallero

La crisis económica que desató la pandemia de la COVID sigue pasando factura a las familias chicharreras, muchas de las que, lejos de recuperarse, han tenido que recurrir a unos servicios sociales que nunca antes habían necesitado. Ese fue el caso de 3.056 familias que, en 2021, acudieron por primera vez a los servicios sociales de la capital. Así lo informó ayer la concejala de Acción Social de Santa Cruz, Rosario González, durante la comparecencia solicitada por el PSOE para que informara de las incidencias que la atención a los usuarios de las Unidades de Trabajo Social (UTS) están sufriendo.

En el balance del año pasado, informó la concejala, que se llevaron a cabo 60.778 atenciones a través de lasa UTS de la capital. En cuanto a las prestaciones que se tramitaron, estas superaron la cifra de 110.000, con una inversión de 12 millones de euros. A esta cantidad, explicó González, se sumaron otros 12 millones en contratos esenciales como los de ayuda a domicilio, escuelas infantiles, centros de día, centro municipal de acogida, comedor social, etcétera.

La exalcaldesa socialista Patricia Hernández interpeló a González sobre los retrasos en conceder citas en las UTS, que en algunos casos pueden llegar hasta los dos meses. La edil responsable del IMAS defendió que ese es el periodo máximo que puede llegar a esperar un usuario para un trámite ordinario, ya que las urgencias se atienden prácticamente sobre la marcha. Aseguró que la media puede estar en torno a los 20 o 25 días, “pero depende mucho de la UTS de la que se trate, por el número de usuarios que atienden”.

TE RECOMENDAMOS