santa cruz

Tarife, concejal de Urbanismo en Santa Cruz: “La operación de la Refinería no puede ser bandera de nadie”

Será el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife en las elecciones de 2023
Foto: Sergio Méndez

Será el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife en las elecciones de 2023. Al menos así lo ha expresado la Ejecutiva insular de su partido, y para que eso sea confirmado por la Ejecutiva regional se han tomado decisiones, como las anunciadas esta misma semana, pues será el nuevo portavoz del PP capitalino (sucediendo a Guillermo Díaz Guerra) y dejará la Gerencia de Urbanismo por la Concejalía de Servicios Públicos, un área con mayor proyección entre la ciudadanía.

Carlos Tarife reconoce que le encantaría ser candidato de su ciudad, pero también se muestra prudente: “Tenemos que esperar a lo que diga la Ejecutiva regional. Yo estaré donde diga mi partido que esté”. Una decisión para la que ya está preparado y admite que, si se confirmara mañana, “sé el equipo que quiero que esté conmigo”. Mientras, seguirá gestionando las áreas encomendadas dentro del Gobierno que el PP comparte con CC, un socio al que Tarife da un toque de atención en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS a cuenta del proyecto de la Refinería, del que, dice, “no es de nadie”, molesto por las continuas referencia de CC al alcalde José Manuel Bermúdez como único responsable de ese acuerdo. “Es una operación de Santa Cruz y cuando hablamos de Santa Cruz no hay que ponerle una etiqueta”, indica.

-Esta misma semana recibía el respaldo del presidente insular, Emilio Navarro, para ser candidato a la Alcaldía de Santa Cruz en 2023, además de anunciar el cambio de portavocía en el PP de Santa Cruz y asumir Servicios Públicos. ¿Cómo enfrenta tantos cambios?

“La candidatura queda a expensas de la decisión de la Ejecutiva regional, es algo que, si finalmente me proponen, por supuesto que voy a aceptar. Me encantaría ser candidato, pero voy a esperar a que se tome una decisión. En cuanto a llevar Servicios Públicos, voy a hacerlo de la misma manera que he llevado la Gerencia de Urbanismo, que es buscando consenso con todo el mundo. No estoy en la administración pública para estar enfrentado a una parte del Ayuntamiento, quien quiera ver eso así se equivoca. El alcalde ya sabía por el todavía portavoz Guillermo Díaz Guerra este cambio, y he llamado a la líder de la oposición, Patricia Hernández, para decirle que a partir del 1 marzo estoy al frente de Servicios Públicos, y que para cualquier duda ahí voy a estar”.

-¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el PP en Santa Cruz?

“El PP lo que tiene que hacer es unificar el voto de centro-derecha y mostrarse como una verdadera alternativa a CC y PSOE. Creo que esa es la tarea principal, lo haga quien lo haga. Yo estoy a disposición del partido. Claro que me gustaría ser el candidato y tengo muchas ideas para Santa Cruz, para sacarlo de esa situación de gestionar la inercia, de no haber sabido tener, en los últimos 15 años, un planeamiento en vigor que le permita tener un desarrollo como el que han tenido ciudades parecidas a las de Santa Cruz, como Málaga o Alicante. Lo más importante es la reconstrucción del voto del centro-derecha”.

-Los resultados de las últimas elecciones fueron pésimos para el PP, que perdió tres concejales, gobernando junto a CC, con los que repiten. ¿Cree que puede mejorar ese resultado?

“El PP sufrió un varapalo importante en las últimas elecciones, que no es culpa de Guillermo Díaz Guerra. Cualquier candidato, hasta el actual presidente del partido, hubiera sacado el resultado que sacamos, porque la realidad es que estábamos en una depresión. Se había perdido un gobierno, cambios en el partido a nivel nacional y las elecciones se plantearon como una guerra a dos bandos, como si no hubiera más alternativa. Ahora estamos en una situación distinta. En Santa Cruz, cuando nos tocó hacer oposición, éramos oposición, y en el gobierno creo que estamos marcando una línea distinta a la de CC cuando hay que marcarla. Aquí no se trata de estar discutiendo los temas todos los días, pero sí hay que posicionarse y a veces imponer tu criterio porque cuando uno cree que es acertado hay que hacerlo ver. El partido a nivel regional se ha estructurado en la figura de Manolo Domínguez, a nivel insular en la de Emilio Navarro, y creo que hay un objetivo distinto al de 2019. ”.

-Aunque no sea oficial, ¿ya piensan en quién le acompañaría en esa hipotética lista del 2023?

“Teniendo en cuenta que llevo tres años en la Gerencia de Urbanismo, en dos mandatos distintos, tengo la planificación en la cabeza. Puedo asegurar que si mañana me designaran candidato a Santa Cruz, ya tengo claro el equipo e incluso ideas para el programa y para poner toda esa maquinaria en marcha. Es un trabajo que hay que terminar de profundizar, pero ideas generales sí que tengo del equipo y de quién quiero que esté conmigo”.

-¿Se apoyaría en Vox para gobernar Santa Cruz?

“No soy de poner líneas rojas, por lo que, si al final el vecino de Santa Cruz decide que haya presencia de Vox en el Ayuntamiento, lo que no podemos hacer el resto de partidos es encerrar al edil de Vox en un cuarto oscuro durante cuatro años. Así que no le pongo líneas rojas a nadie. Mi partido a nivel regional sí ha dicho que la única línea roja es Podemos. Tenemos claro que si el voto de centro-derecha no se unifica, acaba gobernando la izquierda y los nacionalistas, y no quiero que se repitan escenarios como los del 2011 y casi del 2015, porque ahí no se repitió el pacto con el PSOE porque las cuentas no le daban a Bermúdez”.

-¿Qué opinión le merece el enfrentamiento entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado?

“Los 500.000 afiliados del Partido Popular queremos unidad. Nuestro objetivo no es otro que acabar cuanto antes con el Gobierno de Sánchez. Y volver a reunificar el voto de centro derecha. Todo lo demás es darle alas a nuestros adversarios políticos”.

-Como dice, lleva tres años en Urbanismo, donde parece que hay temas que se eternizan, como el Plan General, los conjuntos históricos… ¿Qué balance hace de su gestión?

“Estoy muy contento. Creo que Urbanismo ha dejado de ser el problema que sí era a comienzos de este siglo. La gestión del urbanismo era muy problemática, con operaciones que acabaron como lo hicieron, y creo que hoy eso no existe. Es verdad que en la gestión me gustaría que no hubiera tanta burocracia, pero Santa Cruz no puede saltarse los distintos parámetros que tiene la Ley del Suelo en Canarias y bueno, donde habíamos anunciado un PGO que iba a ir más rápido, lo cierto es que va con retraso”.

-¿Con cuánto retraso?

“Con respecto al cronograma que se presentó en octubre de 2018, se llevan 16 meses de retraso de publicación del avance, que me dice el servicio de Planeamiento que estará para finales de marzo o principios de abril. Por lo que, en este mandato, espero que el avance esté aprobado y que, de cara al próximo mandato, se puede hacer coincidir la aprobación inicialmente con el desmantelamiento de la Refinería que es la única parte polémica”.

-¿A qué polémica se refiere?

“Pues a que al final veo, por una parte, a un PSOE en Santa Cruz incómodo con que se anuncie el desmantelamiento y la limpieza de los terrenos, y por otra veo al alcalde de Santa Cruz que a veces parece que es una operación única y exclusivamente de José Manuel Bermúdez y de CC, y eso tengo que decir molesta y mucho. Porque, primero, es una operación de Santa Cruz y cuando hablamos de Santa Cruz no hay que ponerle una etiqueta. Santa Cruz no es de ningún partido político. Santa Cruz pertenece a todos los chicharreros. Creo que la única manera de construir es sumando voluntades; entonces, a veces, parece una operación individual de un partido político y yo en esto discrepo. He mantenido, además, discrepancias internas, y así lo he manifestado”.

-En la última Comisión de Control, usted comentaba esto y la respuesta de su socio de Gobierno fue insistir en que el alcalde había firmado el acuerdo…

“Es que Cepsa manifestó en 2018 que quería dejar de ser una refinería para ser lo que es ahora, que yo la llamo la gran gasolinera de toda la provincia, donde se almacena el combustible. En 2018 estuvieron presentes en la firma Bermúdez, Clavijo y Alonso. La consejera del momento, Blanca Pérez, inició el expediente, pero quien lo ha continuado ha sido José Antonio Valbuena. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, es quien ha comparecido con Cepsa, y ahora, al frente de Urbanismo y Alcaldía estamos quienes estamos, pero dentro de dos años pueden estar otras personas. Por lo tanto, lo más inteligente no es vincular la operación a una u otra persona, sino a la ciudad. No sabemos quién va a ser el próximo alcalde y la pregunta que me hago es que, si no es Bermúdez, ¿esa operación se va a parar?, ya le digo que no. Esto es una operación de consenso, pero nadie puede convertirla en bandera suya, claro que alguien pone la primera piedra, pero es un trabajo que hay que continuar, no es apuntarse el tanto y punto”.

-El de la Refinería es un proyecto que desarrollará Gestur, pero sin tener el Plan General aprobado, ¿con qué herramientas lo va a gestionar?

“El equipo redactor del PGO siempre nos ha manifestado que cuando se les encargó el documento no se había anunciado el acuerdo público-privado sobre esa bolsa de suelo y lleva un trabajo de cierto peso. Entonces vamos a encomendar a Gestur, una vez esté publicado el avance del PGO, la parte urbanística. El avance recoge la voluntad de Santa Cruz Verde 2030. La idea es que, a partir de ahí, Gestur defina la operación urbanística y luego meterla dentro del PGO. Queremos que los ciudadanos tengan las posibilidad de opinar, más allá de los procesos participativos que marca la ley, reuniendo a distintos colectivos del municipio, para hacer un proceso participativo en el que todos reflejen cuáles son las necesidades, para que luego, a partir de ahí, se plasmen en esa operación urbanística”.

-¿Cuál es esa voluntad que se va a plasmar en el avance del PGO?

“Es un tema de necesidades de la ciudad. Mire lo que ha pasado con el Carnaval. No tenemos un lugar para celebrar un acto multitudinario. Así que tenemos dos opciones. Una es el traslado del estadio, haciendo uno mayor en el suelo que deje la Refinería, y en los terrenos que deje el Heliodoro planteamos alguna operación en la que pueda ir ese gran recinto. La otra es en la operación urbanística dentro de la Refinería, plantear ese gran recinto y vincularlo a la gente joven, porque algo que me preocupa y mucho es que los jóvenes tengan la percepción de que en Santa Cruz no hay ocio nocturno y al final lo que hacen es buscarlo en otros municipios”.

-Teniendo en cuenta que el PGO puede tardar unos años en estar aprobado, Santa Cruz va a tener que seguir avanzando. ¿Cuáles son los objetivos a corto plazo?

“El avance del PGO son las líneas estratégicas de la ciudad y es cierto que se va a comer un año y poco de tramitación. Serán unas líneas generales, de forma que el siguiente mandato sea el de la aprobación general. Mientras tanto, tenemos la nueva ordenanza de edificación en vigor desde diciembre, que, además, es pionera en Canarias y de la que muchos municipios nos habían solicitado copia antes de publicarse. Y luego vamos a trabajar mucho en ordenanzas provisionales. Ya hemos aprobado dos. Ante circunstancias tales como el tema de los supermercados, la delimitación de las zonas centralizadas en materia turística o la inversión del pabellón al lado del estadio, que va a ser de casi 15 millones, que también va a tener una ordenanza, esa herramienta, que permite la Ley del Suelo para adaptar el planeamiento a circunstancias sobrevenidas. Esa va a ser la hoja de ruta”.

-¿Ha tenido respuesta del Cabildo a su propuesta para intervenir en Las Teresitas a través de un plan de interés insular?

“Aún no. Nos hemos reunido con el Cabildo, pero para hablar de patrimonio histórico, sobre planeamiento esperamos a un nuevo encuentro. En esta reunión, el Cabildo dio el visto bueno al Plan Especial de El Toscal. Ahora estamos a falta de enviar el documento del Plan al Ministerio de Industria, por el tema del soterramiento de telecomunicaciones, y que el Gobierno de Canarias nos conteste a la parte ambiental. También abordamos el borrador del Catálogo de inmuebles a proteger, un tema en el que también ha habido consenso. Además, discutimos sobre la ampliación o no del Conjunto Histórico Los Hoteles-Pino del Oro. Le hemos propuesto al Cabildo que, dado que tenemos el borrador del Catálogo, si lo que se quiere es dar protección a ciertos inmuebles con esa ampliación, que lo hagan a través del Catálogo y dejemos el Conjunto Histórico como estaba. Eso nos permitiría agilizar la contratación del Plan y así, de aquí a ocho meses, tener esa aprobación inicial”.

-En el ámbito del patrimonio histórico, ¿qué opinión tiene del Catálogo de vestigios franquistas?

“El Gobierno de Canarias debe cumplir el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, que habla de pactar ese Catálogo con el Ayuntamiento. Dicho todo esto, hay que llegar a ese acuerdo y avanzar en el modelo de ciudad. El debate sobre Franco hay que superarlo y avanzar”.

TE RECOMENDAMOS