el tiempo

Vientos superiores a los 100 km/h y lluvias persistentes en una jornada de mal tiempo sin incidentes en las Islas

El periplo de 'Eunice' por el norte de Europa ha causado al menos 13 muertes; los avisos por riesgo siguen hoy vigentes en las Islas
Los aficionados que acudieron ayer al Heliodoro Rodríguez López tuvieron que protegerse de la lluvia, más intensa desde la media tarde en Santa Cruz. FRAN PALLERO

Inclemente, la catastrófica tormenta Eunice siguió barriendo ayer el noroeste de Europa, especialmente en horas de la mañana, con fuertes rachas de viento como principal nota característica, y ha provocado al menos 13 muertos así como cuantiosos daños materiales y estragos harto preocupantes, como por ejemplo las interrupciones en el suministro energético particularmente masivas en el Reino Unido, Francia, Polonia, Bélgica y Países Bajos, en información recopilada en organismos oficiales y agencias de noticias.

Por lo que respecta a Canarias, el frente atlántico asociado del que avisó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) dejó ayer unas precipitaciones moderadas pero persistentes en zonas como el área metropolitana y parte del norte de Tenerife y el centro de La Palma, si bien destacan mucho más los registros de rachas de viento máximas superiores a los 100 kilómetros por hora, con unos espectaculares 105,5 km/h en El Pinar de El Hierro y los nada desdeñables 104 km/h en los gomeros Altos del Igualero.

Pese a todo, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias no tenía anoche constancia, felizmente, de incidentes relevantes relacionados con el mal tiempo. Aún así, hay que mantener la precaución por cuanto los avisos amarillos (riesgo) de la Aemet siguen vigentes para hoy en todas las Islas, tanto por fuertes vientos como fenómenos costeros adversos (salvo Fuerteventura y Lanzarote, donde solo se advierte en el caso del oleaje), y que está previsto que se supriman al mediodía salvo en los casos de Tenerife y La Palma, donde se prolongarán hasta mediada la tarde.

En cuanto a las nefastas consecuencias del paso de Eunice por el norte de Europa, cabe recordar que llegó inicialmente por Irlanda para el pasado viernes sembrar el caos y la destrucción en buena parte del Reino Unido y después por el norte de Francia y los Países Bajos antes de continuar su ruta hacia Dinamarca y Alemania, donde el tercio norte ha estado en alerta roja hasta la mañana de ayer.

Los efectos de la tormenta, la peor que se recuerda en décadas según aseguran los británicos, son desoladores, tanto por el coste en vidas humanas como sus incidencias en la vida cotidiana de los afectados. Para colmo, ha llegado apenas de 48 horas después de la tormenta Dudley, que ya dejó al menos seis muertos en Polonia y Alemania.
Respecto a los fallecimientos por Eunice, al menos se han confirmado 13: dos en Polonia y Alemania, cuatro en Países Bajos, tres en Inglaterra, una en Bélgica y otra en Irlanda. Muchas de estas muertes se deben a la caída de árboles u otros objetos sobre los vehículos, pero también algún ahogado cuya casa flotante no resistió el envite de semejante temporal.

Por sus fuertes vínculos con Canarias merece la pena detenerse en lo sucedido en el Reino Unido, donde se han batido las plusmarcas conocidas con una racha máxima en la Isla de Wight que llegó a los 196 kilómetros por hora. El “premier” Boris Johnson convocó un gabinete de emergencia Cobra y puso al ejército en alerta, mientras millones de británicos recibían la consigna de quedarse en casa para y evitar situaciones de “peligro para la vida”. Al menos 400.000 se quedaron sin electricidad, de las que unas 150.000 seguían esperando ayer a que se restableciera el suministro. Estas carencias energéticas se han repetido en otros países, dado que en Polonía se quedaron sin luz otros 194.000 hogares, al igual que unos 75.000 en Francia.

Resta añadir a lo ya reseñado de Canarias que también en la cumbre tinerfeña sopló con fiereza Eolo, llegando a rachas máximas de 80 kilómetros por hora, un registro idéntico al de El Paso (La Palma), isla cuyo aeropuerto sufrió ráfagas de viento de hasta 74 km/h.

Visto que las temperaturas mínimas en Las Cañadas superaron los -4 grados centígrados por -1 en Izaña, es probable que hoy, cuando escampe, el Teide haya recuperado su estampa más invernal.

En general, las precipitaciones más copiosas tuvieron lugar en parajes laguneros como el Llano de Los Loros (31 mm), San Juan de la Rambla (25,4) y El Paso (La Palma) con 18,6.

TE RECOMENDAMOS