santa cruz

Santa Cruz llora sin Carnaval en la calle, mientras en otros puntos se celebra sin restricción

Bermúdez confía en que las “contradicciones” ante la COVID permitan que junio acoja por todo lo alto la celebración de la fiesta en la vía
Algunos carnavaleros se animaron a salir en Lunes de Carnaval, mientras José Manuel Bermúdez, en su visita al TEA, confiaba en que en junio haya fiesta en la calle. SERGIO MÉNDEZ

“El Carnaval es un sentimiento y, por tanto, la falta de Carnaval lo que produce es sentimiento de nostalgia, de ganas de volver a disfrutar…”. Así se expresaba ayer el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, en un lunes que tenía que haber sido de Carnaval, pero que fue uno más, lleno de ese sentimiento de añoranza, pero uno más.

El regidor municipal acudía a la biblioteca del TEA para visitar una exposición que estos días puede ayudar a mitigar algo la magua por una fiesta que esta semana tendría que estar llenando las calles de gente disfrazada, pero también de murgas en las esquinas, de rondallas en la plaza del Príncipe y, por supuesto, de música en cualquier rincón de la ciudad.

Ayer, el alcalde lamentaba que en Santa Cruz el Carnaval no se pueda estar celebrando con normalidad, mientras en otros puntos del territorio nacional sí que lo están haciendo. “Nadie comprende cómo en el resto de España se están celebrando las Fallas sin restricciones, algunos Carnavales sin restricciones y en Canarias no podemos hacerlo en la calle, eso es algo que nadie comprende. El primero soy yo”, apuntó. Y es que basta darse un paseo por internet para comprobar cómo en distintos puntos de la Península los actos en la calle se celebran con la única premisa de llevar mascarilla.

Bermúdez dijo esperar que esa contradicción “se solvente a favor del Carnaval en la calle en junio. Si la decisión que tomamos de retrasarlo da la oportunidad de poder hacerlo en la calle, pues bien venida sea”. “Lo que no es posible -continuó- es que las restricciones de la COVID se apliquen de una manera en Andalucía y de otra en Madrid, o Canarias. Hay que enfrentarlo de la misma forma en todos lados”.

El regidor se muestra optimista respecto a junio: “Si ahora se pueden hacer cosas de ese tipo, multitudinarias en la calle, pues me imagino que en junio se podrá mucho más, con lo cual hay muchas opciones de que en junio haya Carnaval en la calle”.

Esas opciones, avanzó, pasan por celebrar uno o dos fines de semana, algo que está aún por decidir. “Hay que valorarlo bien. Hay diferentes propuestas desde el punto de vista técnico, porque tenemos que tener en cuenta que no vamos a tener el martes de Carnaval festivo, con lo cual habría qué ver si aprovechamos por ejemplo el día de San Juan para hacer algo, hay que ver qué podemos hacer. Mi opción es que si hacemos algo que se aproveche lo máximo posible” concluyó.

Mientras, en la calle, algunos carnavaleros se resistían a que este lunes no fuera uno de Carnaval, así que con peluca y disfraz (y mascarilla) se fueron a la vía pública.

Mientras esa fecha llega, los grupos siguen intentando mantener la ilusión por un Carnaval en junio, aguantando el tirón de ver pasar la semana grande sin las celebraciones habituales. La murga decana del Carnaval, la Ni fú Ni fá, confirmaba ese sentimiento de desolación del que hablaba el alcalde. “Un lunes de Carnaval sin Carnaval, un martes sin coso y un miércoles de Ceniza sin sardina, es mucho como para no sentirnos decepcionados, desmotivados y casi sin ilusión diría yo”, reconocía su presidente Cristóbal Reyes. “El año pasado no pudimos celebrar nuestros 60 años, y este, cuando ya teníamos todo preparado para, al menos, celebrar el 60+1, de nuevo todo cancelado”, añadió.

Sin embargo, la pronta activación de los ensayos y las actuaciones, que en otros municipios ya les han confirmado, reconoce Reyes, sirve para recuperar un poco el ánimo y enfocarse hacia junio. “Estamos ilusionados con la invitación de Los Realejos al pregón de su Carnaval, para ir rompiendo el hielo”, añadió el presidente de la FuFa.

TE RECOMENDAMOS