la palma

Las subidas de los costes obligan a reformular obras en La Palma: “Ninguna empresa garantiza la estabilidad de los precios”

Los expedientes de al menos tres vías que tenía previsto reformar el Cabildo van a ser reiniciados; Barlovento aplaza el techado del colegio por los "desmesurados" precios

La pandemia de la COVID-19, el volcán de Cumbre Vieja y la guerra en Ucrania han creado un cóctel explosivo para el sector de la construcción en La Palma. Ayer, el Ayuntamiento de Barlovento daba a conocer el aplazamiento de las obras de techado del colegio de la localidad “debido al aumento desmesurado del precio de los materiales en los últimos meses, así como los del transporte”. De hecho, el Consistorio aseguró que los costes se han incrementado “un 100%” respecto a los previstos en el proyecto inicial. Y no es el único municipio afectado por esta problemática.

Ya en la última sesión plenaria del Cabildo, el vicepresidente insular y consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, reconocía que debían reiniciar algunos expedientes de trabajos que, o iban a comenzar o ya estaban arrancados. “Jurídicamente, no hemos encontrado la solución para poder aplicar la fórmula de revisión de precios”, decía el socialista, a preguntas del portavoz del Grupo Nacionalista de Coalición Canaria, Juan Ramón Felipe, aludiendo a consultas realizadas a los servicios jurídicos de la Administración.

Por otra parte, Perdomo explicaba que, como consecuencia de esta situación, “desgraciadamente”, la Corporación se ve abocada a “suspender los contratos, rehacer los proyectos y sacarlos a licitación, con el consiguiente retraso para las obras”. Tal y como informó el digital ElApuron.com, los trazados que, estando previsto remodelarlos en próximas fechas, se han visto perjudicados por dicho aumento de los costes de materiales, son: la carretera de San Isidro, la vía de Tijarafe y Puntagorda, y Las Vueltas, entre Santa Cruz de La Palma y Breña Alta.

En el caso barloventero, desde el Ayuntamiento reconocían sentirse incapacitados, por el momento, para acometer los trabajos: “Ninguna empresa garantiza la estabilidad de los precios durante más de dos semanas”, apuntaban. De ahí que calificaran como “la decisión más responsable” la pausa en las obras. Un parón que, no obstante, afirmaron que “ha sido consensuado con la dirección del centro escolar, la Dirección Insular de Educación y la Dirección General de Infraestructuras Educativas del Gobierno de Canarias”.

Con vistas a hallar una solución, el Consistorio norteño afirmó que representantes municipales han mantenido reuniones con el Ejecutivo regional para plantear “una financiación mixta del proyecto” que “no ha llegado a formalizarse”. Ello, a pesar de que Barlovento es una de las localidades con peor climatología, y teniendo en cuenta que “es una de las pocas a nivel insular que no cuenta con una cancha techada para que el alumnado pueda desarrollar plenamente su actividad”. Esta actuación fue defendida en varias ocasiones en el Parlamento, a lo largo de la pasada legislatura, por la diputada Lorena Hernández (PP).

TE RECOMENDAMOS