carnaval 2022

Tenerife acoge con entusiasmo la vuelta del mejor Carnaval del mundo

Solo la seria amenaza de la COVID-19, que ha costado ocho vidas en las Islas en los últimos tres días, seis de ellos en Tenerife, empaña el retorno de la gran fiesta a las calles de la capital chicharrera
Foto: Fran Pallero

No cabía un alfiler, con las sillas puestas desde primera hora de la tarde como mandan los cánones menos eclesiásticos conocidos. Los chicharreros demostraron ayer con desbordado entusiasmo las acumuladas ganas de volver a ver en sus calles el retorno del mejor Carnaval del mundo, el de Santa Cruz de Tenerife, gracias a su gran desfile, el de la Cabalgata Anunciadora, ese que ayer -pese a lo inédito e insólito de esta edición de 2022- volvió a bajar desde la avenida de Bélgica hasta la Marítima, pasando por enclaves estratégicos como Ramón y Cajal, la plaza de Weyler, Méndez Núñez, El Pilar, Villalba Hervás, La Marina…

En todos los emplazamientos, la acogida de siempre…, pero como nunca, que para algo han esperado los chichareros (y los miles y miles de visitantes) dos años y casi cinco meses para volver a ver desfilar a los grandes protagonistas de su fiesta. Sus reinas, sus murgas, sus comparsas, sus rondallas, sus personajes… acompañados de los suyos, que no eran otros sino los grupos de vecinos que preparan su propia fantasía para, al menos una vez al año, escapar de la por otra parte pacata misería de una capital que ni siquiera ha sido capaz, tantos años después, de pasar página al pasado franquista que la reprimió hasta un aturdimiento que todavía padece.

Puñetera realidad

Más ‘¡Ay! Qué tozuda es la realidad’. Cierto es que gracias a las vacunas, la misma pandemia que obligó a tanta demora, mata mucho menos, pero sigue costando vidas en Canarias. Sin ir más lejos, en los últimos tres días computados en el Archipiélago, ha provocado ocho fallecimientos, seis de ellos en Tenerife, por no hablar de que en el mismo intervalo son 2.493 los nuevos casos positivos en COVID-19 entre personas de más de 60 años, los únicos que ahora se vigilan. A nadie que viva en las Islas se le escapa que, desde que las autoridades se rindieron ante el puñetero bicho, los contagios se han multiplicado de forma espectacular, y para comprobarlo nada más sencillo que preguntar entre familiares y vecinos.

Sea como fuere, es imposible poner puertas al mar de gentes que ayer se tiraron a la calle, y que incluso son muchas menos de las que hoy se esperan en el Carnaval de Día, que, sin lugar a dudas, va a ser el momento cumbre de la edición de este año. Esa tan peculiar que, gracias al empeño del Ayuntamiento, tiene lugar por mucho que nunca se celebrasen en estas fechas ni con este formato (a excepción del 2000 cuando la edición extra en primavera con motivo de la Capital Mundial de los Carnavales).

Eso es lo de menos en realidad, pero igual de importante que divertirse también es protegerse, especialmente para los grupos de riesgo de la COVID.

Ustedes deciden y, ya de paso, ¡dénle recuerdos a Don Carnal!

TE RECOMENDAMOS