santa cruz de tenerife

Más de 150.000 euros contra el vandalismo cultural urbano en Santa Cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife destina una partida anual a restaurar y reparar pintadas y ‘graffitis’ en las esculturas que decoran parques, calles y plazas de la capital
Más de 150.000 euros contra el vandalismo cultural urbano en Santa Cruz

Santa Cruz de Tenerife es uno de las pocos lugares del mundo que cuenta con un fantástico museo escultórico al aire libre. Piezas que fueron regaladas a la ciudad, tras la celebración de las dos ediciones de la Exposición Internacional de Escultura en la Calle que tuvieron lugar en los años 1973 y 1994, y que introdujeron en la capital magníficas obras de reconocidos artistas que transformaron los espacios públicos del municipio.


El impacto paisajístico de estas piezas escultóricas situadas en parques, plazas y calles de la ciudad ha contribuido al acercamiento de los ciudadanos a las experiencias artísticas y ha situado a Santa Cruz a la vanguardia de la escultura contemporánea. Actualmente, 38 de las 40 obras que formaron parte en ambas exposiciones permanecen ubicadas en el callejero capitalino, formando parte de su rico patrimonio. De ellas, 36 están adscritas al Organismo Autónomo de Cultura (OAC) y otras dos al Colegio de Arquitectos de Tenerife.


No obstante, este vástago patrimonio cultural que decora la ciudad ha sufrido a lo largo de los años múltiples actos vandálicos por parte de ciudadanos incívicos, que han contribuido a destrozar las estructuras de estas piezas con pintadas, graffitis y carteles que, una vez detectados, se procede a limpiar, restaurar o reparar.


En este sentido, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Díaz, explicó que para hacer frente a los actos vandálicos contra el patrimonio cultural, desde el OAC se destinan más de 150.000 euros del presupuesto anual a estas actuaciones, procediendo de forma “habitual” a eliminar estos daños de las esculturas en zonas como el Parque Cuchillitos de Tristán, Plaza Francisco Hernández Barroso, Plaza Weyler, Puente Galcerán, Playa de Las Teresitas, en el viario del Barranco de Santos, en la Avenida San Sebastián, en el Mercado Nuestra Señora de África y en la calle Méndez Núñez, Centro de Arte de la Recova, y Teatro Guimerá.


Díaz incidió que “aunque cada vez es menor la frecuencia de actos de vandalismo contra las obras artísticas de la calle”, pues la última registrada fue el pasado mes de agosto contra la escultura Móvil, de Francisco Sobrino ubicada en la Plaza de la República Dominicana de la capital, “los ataques al patrimonio escultórico registrados entre los años 2015 y 2023 implicaron un gasto de más de 300.000 euros en reparación de daños, centrados en limpieza, mutaciones y sustracciones de elementos”.


El edil hizo hincapié en que “el Patrimonio Cultural de la capital es muy importante, además de valioso, pues somos de las pocas capitales que puede disfrutar de un gran museo abierto a todos los ciudadanos y, por tanto, tiene que cuidarse y respetarse, porque hay que querer a estas obras como si fueran muebles de nuestras casas”.


Al respecto, Díaz aseveró que “pese a que las esculturas de la capital han sido objetivo de vandalizaciones frecuentes, en cambio detecto en los últimos meses que este tipo de actos se ha ido reduciendo y cada vez se reciben menos denuncias en este sentido. Creo que los ciudadanos van mentalizándose de que estas piezas de arte también forman parte de sus vidas y que las cuidan más”, afirmó.


En cuanto a dotar de más vigilancia el extenso patrimonio escultórico capitalino, el concejal comentó que “sería una labor más costosa ante el elevado número de obras y la distribución que tienen a lo largo de la ciudad”. Por ello, apuntó que “si se detecta algún atentado contra las esculturas, la Policía Local o los ciudadanos son generalmente quienes nos dan aviso para proceder de inmediato a su reparación”.


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife cuenta con la colaboración de la Comisión de Esculturas en la Calle del Colegio de Arquitectos de Tenerife, promotor y organizador de la Exposición Internacional de Esculturas en su primera y segunda edición, para proceder a valorar los daños y adjudicar las obras de reparación en obras vandalizadas.


Por ello, hizo hincapié en la importancia del legado que dejó en la ciudad la celebración de las citadas muestras, hasta el punto de que Santa Cruz cuenta desde entonces con un valiosísimo patrimonio artístico del que pocas ciudades en el mundo disponen. “Es un patrimonio propiedad de todos los ciudadanos, del que vela el Ayuntamiento, pero a todos nos corresponde cuidarlo y mantenerlo en condiciones óptimas”, puntualizó Díaz.


El edil también anunció que en el presupuesto del área municipal para 2024 también se destinará una partida específica a impulsar acciones que contribuyan al fomento de la concienciación entre ciudadanos y visitantes sobre la importancia de proteger y cuidar nuestro Patrimonio Histórico, especialmente el de las esculturas en la calle. Para ello, se prevén poner en marcha actuaciones encaminadas a dar más difusión a este museo único en pleno corazón urbano.


Una acción que el pasado noviembre tuvo un primer impulso con motivo de la celebración del 50 aniversario de la I Exposición Internacional de Esculturas en la Calle, por lo que el Ayuntamiento colocó una placa identificativa, con un código QR, en cada una de las esculturas municipales localizadas por toda la ciudad, para poder ser escaneadas con los dispositivos móviles, con el objetivo de conocer más información sobre las obras.


El alcalde, José Manuel Bermúdez, indicó en dicha iniciativa que “la intención es acercar la cultura al público local y visitante, de manera que podemos facilitar, con un simple gesto, información relevante de la capital, y concretamente, de las 35 esculturas que pertenecen a la primera exposición y que tenemos el enorme privilegio de tener en la ciudad”.

TE PUEDE INTERESAR